miércoles 20 de enero de 2021

Palazzo pidió al BCRA que inspeccione si Mercado Libre hace intermediación financiera y pone nerviosos a los medios del establishment

La empresa de Marcos Galperín se extendió en actividades reguladas por el BCRA al concertar operaciones de créditos y captación de ahorros mediante su sistema de pagos, sin estar autorizada para ello. Pero que se pida una inspección para confirmar si la firma está fuera de la ley, constituye una “embestida K y del gremio bancario”, según el portal iProUP de Daniel Haddad.

Bajo el título “Embestida K y del gremio bancario contra Galperin: así es el plan para afiliar a empleados de Mercado Libre”, el portal iProUP del grupo Infobae informa que en las últimas horas, el líder de la Asociación Bancaria, Sergio Palazzo, solicitó al Banco Central, «la inmediata inspección, tal como lo manda el artículo 38 de la ley 21.526, de la empresa Mercado Libre SRL y de sus vinculadas Mercado Crédito y Mercado Pago«.

El escrito de 31 páginas apunta a revisar «libros contables, documentos contractuales, financieros y de toda otra naturaleza siempre que reflejen el giro comercial habitual, junto con otros documentos de interés que sean de utilidad para la evaluación rigurosa del negocio».

Según el dirigente bancario, Mercado Libre se extendió en actividades reguladas por el BCRA al concertar operaciones de créditos y captación de ahorros mediante su sistema de pagos, sin estar autorizada para ello por la autoridad monetaria.

Por ello, Palazzo también exige el «reencuadramiento del modelo de negocios» a los requisitos de obtener una licencia previa para operar en la actividad financiera, bajo la presunción de que «tergiversó» su objeto social, que en un principio no exigía autorización especial para dicho fin.

“La medida inédita representa un nuevo avance del dirigente bancario después de intentar sin éxito el año pasado encuadrar a los empleados de Mercado Pago. Pablo Moyano obtuvo el mismo resultado en julio cuando quiso poner bajo su convenio a los trabajadores de logística de Mercado Libre”, chilla el portal del empresario Daniel Haddad.

Y luego especula: “Palazzo cree que es un buen momento para recuperar terreno: hace dos semanas estuvo reunido con Alberto Fernández, quien le agradeció «el gran esfuerzo» de los bancarios en pandemia. También acompañó al Presidente en el acto del 17 de Octubre en Azopardo. Todavía aspira a liderar la central obrera”.

Pero la elucubración va más a fondo y asocia también a la administración de Alberto Fernández. Para iProUP, la ofensiva contra la empresa coincide con otros movimientos desplegados desde el Gobierno. “No pasó desapercibido para los hombres de negocios el plan ‘Transferencias 3.0’ aprobabo el jueves pasado por el Banco Central”, argumenta.

Se trata de un nuevo mecanismo para incentivar los pagos en comercios y entre personas a través de QR. La medida apunta a bancarizar esas operaciones, pero también representa una competencia contra Mercado Pago, ya que fija comisiones máximas y abre el juego a todas las fintech.

“El mismo objetivo -aunque más simbólico, por ahora- persigue el lanzamiento reciente de Correo Compras, el ecommerce estatal que busca aprovechar la capacidad logística de la empresa postal pública. La jugada implica una alianza con pesos pesados del retail como Unilever o Arcor”, analiza.

En este punto, hasta parece contradecir el habitual discurso a favor de la “libre competencia” del propio portal y otros medios ligados al establishment financiero. ¿Libre competencia mientras no perjudique a monopolios?

Para el medio de Haddad, los pedidos de Palazzo para saber si Mercado Libre cumple con las leyes argentinas, son una “nueva ofensiva”.

La presentación firmada por el dirigente bancario es fruto del trabajo de un equipo legal que desde el año pasado venía preparando el terreno para avanzar en la regulación de la plataforma, asegura iProUP. La novedad es que la «fiscalización y control» apunta a los negocios, en lugar del reclamo sindical originario. El paso previo para afiliar a su empleados es que Mercado Pago sea considerado un banco.

En el documento, se intenta demostrar que «la sociedad comercial Mercado Libre SRL ha extendido los alcances de su actividad comercial habitual, ingresando de lleno en el terreno de las materias comprendidas dentro de perímetro supervisor y regulatorio que el BCRA tiene bajo su órbita».

Estas son las operaciones de captación de dinero sin «derechos elementales» para el consumidor, como protección de su privacidad, no alteración de las cláusulas pactadas y la renuncia a reclamar daños derivados del servicio.

También se señala el otorgamiento de un mandato irrevocable a la empresa para disponer de esas sumas ingresadas a la plataforma de pagos, la administración de un circuito de liquidez para el fondeo de operaciones de crédito a usuarios de Mercado Crédito.

Y se advierte que la «triple articulación» entre Mercado Libre, Mercado Pago y Mercado Crédito permite el desarrollo de un modelo que trasciende la operación de un marketplace tal como fue diseñado en su origen por la firma.

Palazzo destaca que los términos y condiciones contractuales de la sociedad expresamente reconocen que la actividad de recepción de depósitos y pagos no se encuentra autorizada por el Banco Central.

Por lo visto, la exigencia de un dirigente sindical de que una empresa monopólica observe las leyes argentinas, pone nervioso a más de uno.

También podría interesarte

Camioneros de Santa Fe reclamaron vacunas contra el Covid

El sindicato conducido por Sergio Aladio se lo pidió a los gobiernos nacional y provinciales, …



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *