20 de Julio
de 2024
Actualidad.

Mejora el empleo pero no los salarios: alertan sobre la debilidad de la recuperación de los ingresos

01. 05. 2022

Un trabajo del centro CIFRA recalcó que la mejora de la actividad del 2021 no tuvo un correlato en mayores salarios, que perdieron frente a la inflación.

La recuperación económica del 2021 tuvo dos caras bien marcadas: por un lado, mejoró los niveles de empleos, pero por otro no logró un correlato igual en el salario real. Así lo determinó un informe del Centro CIFRA de la CTA de los Trabajadores, que calificó de «débil» la forma que los ingresos de los asalariados evolucionaron respecto a la mejora general de la actividad.

De hecho, el reporte da cuenta de una baja de los empleados formalizados y quienes trabajan en la economía informal, que durante el año pasado retrocedieron respecto a la inflación, en especial en alimentos.

Esto hace que al menos un tercio de los trabajadores sean pobres, un fenómeno que se estima seguirá creciendo pese a los esfuerzos que se hacen en paritarias. Esta tendencia hizo bajar la participación de los salarios en el PBI, incluso a niveles menores a los que dejó el gobierno de Mauricio Macri.

El trabajo de la entidad de la CTA de los Trabajadores actualizó los datos del último trimestre del 2021, en momentos que se dio la mayor recuperación de salarios. Pero esto no se tradujo en mayores ingresos, según el análisis.

«Uno de los hechos más notables de esta recuperación fue la debilidad que encontró el proceso de recuperación de los salarios reales a pesar de la reducción del desempleo», afirmó CIFRA.

El reporte, al que tuvo acceso Gestión Sindical, remarcó que «la caída del salario promedio anual de los trabajadores registrados en el sector privado fue del 2,3 por ciento en 2021, en tanto que la de los no registrados fue del 7,1 por ciento».

Esto hizo, según datos de la Encuesta Permanente de Hogares, que el año pasado uno de cada tres empleados privados formales gane por debajo de la canasta de pobreza. Una tendencia que crece mucho en informales.

Para agregar dramatismo a los datos, el Centro CIFRA aseguró que «la perspectiva es negativa si se tiene en cuenta la aceleración del proceso de inflación en febrero y marzo de 2022», con tasas de suba del IPC del 4,7 y 6,7 por ciento respectivamente).

Bajo esas circunstancias, se explicó, «se acentúa la tendencia regresiva en términos de la distribución del ingreso que se inició en 2018″. “Esto ocurre a pesar de la importante recuperación del empleo, que se reflejó en una caída de la desocupación al 7 por ciento en el cuarto trimestre de 2021, un nivel cercano pero inferior al del mismo período de 2016 y 2017 (7,6 y 7,2 por ciento respectivamente)», analizó el centro CIFRA.

Esta tasa se convierte «en el nivel de desempleo más bajo desde el tercer trimestre de 2015», cuando la desocupación fue del 5,9 por ciento.

Esfuerzo en paritarias

Esta situación potenciada este año por la suba de los precios obligó a las autoridades del Ministerio de Trabajo a tomar algunas medidas, fundamentalmente habilitar la reapertura masiva de paritarias para evitar que los salarios comiencen el año perdiendo fuertemente contra la inflación.

En este sentido, de la veintena de convenios renegociaron todos trabajaron con un índice de aumento que va del 55 por ciento al 60 por ciento, con algunos casos extremos, como el pedido que superan ese techo.

Pero los acuerdos no logran evitar la pérdida, como pasa en el sector mercantil, donde la revisión llevó la suba anual a casi el 60 por ciento, pero sectores opositores salieron a denunciar que todo el año los trabajadores cobrarán «por debajo de la canasta de pobreza».

Otras paritarias van más allá de los porcentajes para fijar las subas. Uno de los casos es el gremio de la Sanidad, que firmó para el sector laboratorios y veterinarias un incremento del 45 por ciento con dos revisiones, una nueva forma de hacer frente a la inflación.

Otros, como los visitadores médicos, buscarán una negociación mixta. Desde la Asociación de Agentes de Propaganda Médica (AAPM) le confirmaron a Gestión Sindical que comenzarán la revisión final del acuerdo 2021 el próximo lunes. «Trabajamos en el porcentaje a pedir, y la forma de mantener la discusión abierta», agregaron las fuentes consultadas.

Acuña calienta la interna de la CGT: descartó marchar contra la Corte y le apuntó a Palazzo

Con los acuerdos negociados en este tiempo, 2 millones de trabajadores registrados mejoraron su situación, aunque las proyecciones inflacionarias hacen pensar en la necesidad de una nueva revisión antes de fin de año.

En tanto, quedan otras negociaciones abiertas, como pasa en el sector bancario, donde este jueves hubo un paro de actividades ante la falta de acuerdo para lograr una mejora salarial.

Para los informales, en tanto, se dio un pago extraordinario de 18 mil pesos, que se estima no detendrá el deterioro de los ingresos de los empleados «en negro».

Menos participación

Esta tensión entre empleo y salarios hizo que cayera la participación de los salarios en la economía, incluso a niveles por debajo de los que dejó el anterior gobierno.

Según CIFRA, «la caída en la participación de los asalariados en el ingreso fue del 48 por ciento al 43,1 por ciento entre 2020 y 2021, cuando en 2017 era de 51,8 por ciento».

A la inversa, alerta el informe, «el excedente apropiado por los empresarios subió del 50 por ciento al 54,3 por ciento del PIB entre 2020 y 2021, cuando en 2017 era de 46,4 por ciento».

Pérez Bariggi, de cara a las elecciones en el Sindicato de Pilotos: «El triunfo es un hecho»

«Esto explica que la reactivación económica haya estado empujada por la inversión y, en menor medida, las exportaciones, mientras que el peso del consumo privado se desplomó a un nivel más bajo que el de la gran crisis de 2002 (61,8 por ciento)», concluyó el trabajo de CIFRA.

Temas relacionados / /
Suscribite a nuestro newsletter
Te puede interesar

Hacé tu comentario

Por si acaso, tu email no se mostrará ;)

Últimas Noticias en Zonales