06 de Octubre
de 2022
Actualidad.

La marcha de la CGT finalizó con un pedido al Gobierno de que «tome las medidas para el bien del pueblo»

17. 08. 2022

Así lo expresó el triunvirato de la central obrera, tras la multitudinaria marcha. «No se la pueden llevar de arriba» los empresarios que «remarcan precios», señalaron.

La masiva marcha de la CGT finalizó con una breve conferencia de prensa brindada a las 16.30 por el triunvirato de la central obrera, donde el primero en hablar fue Héctor Daer, quien señaló que ante el escenario económico «es necesario encontrar una salida a favor (de los trabajadores) y no llevar una salida como pretenden los sectores de concentración económica, que presionan en favor de un proceso devaluatorio que empobrecerían al pueblo».

Durante la marcha, el titular de Sanidad le había señalado a la agencia Noticias Argentinas que «no es incompatible un bono de la libertad de paritarias», con lo cual le pasó la pelota al Ejecutivo para que tome una medida concreta por decreto para aliviar el bolsillo de los trabajadores registrados.

En tanto, en la misma conferencia de prensa, que se hizo en el sindicato de Judiciales UEJN, Pablo Moyano señaló, en relación a Alberto Fernández, que debe «tomar las medidas que tiene que tomar, que lo vamos a acompañar, que los siente en la mesa a los que remarcan los precios. No se la pueden llevar de arriba, porque se la vienen llevando de arriba desde la dictadura».

Carlos Acuña, por su parte, se mantuvo en la misma sintonía: «Al Gobierno le dimos que tome las medidas que tiene que tomar para el bien del pueblo argentino».

Marcha de la CGT: caos vehicular y negocios cerrados

Ya el mediodía el propio Pablo Moyano había sorprendido cuando decidió subirse a un improvisado escenario que montó el gremio de Camioneros sobre un camión de reparto de gaseosas para emitir un breve pero muy duro discurso contra los empresarios.

La movilización se realizó en una jornada gris, muy fría -con una térmica que apenas rondó los 6°, y con una presencia masiva de manifestantes, que ocasionó un verdadero infierno en el centro porteño.

La movilización de la CGT ocasionó, además de un caos vehicular, que muchos negocios del microcentro cerraran.

Desde la primera hora de este miércoles hubo una gran cantidad de cortes de calles y avenidas. Y los manifestantes llegaron alrededor de las 14.30 a la intersección de 9 de Julio y Avenida de Mayo para integrarse a la movilización rumbo al Congreso.

Lo hicieron llevando una bandera que atravesaba la calle con el lema «Primero la Patria», sostenida por los dirigentes sindicales Daer, Pablo Moyano, Omar Plaini, Acuña y Sergio Romero, entre otros.

La mayor congregación se había producido poco antes del mediodía en la zona del Obelisco, donde también se podía ver banderas de los gremios de Luz y Fuerza, UDA, UPCN, OSN y la Federación de Municipales.

Además, y en forma paralela, movimientos sociales y organizaciones de izquierda se concentraron en Plaza de Mayo en rechazo a la situación económica que atraviesa el país.

Las paradójicas declaraciones de Alberto Fernández

Todo esto ocasionó que muchos negocios del centro de la Ciudad decidieran cerrar sus puertas. De hecho, prácticamente los únicos que hoy pudieron trabajar, y con gran éxito, fueron los vendedores de choripanes -que estaban a 600 pesos- y los de sándwiches de vacío y bondiola, que cotizaban a 800 pesos.

En tanto, los pocos comerciantes que se animaron a abrir igual expresaron su bronca por la cantidad de días de trabajo que ya perdieron este año, ante otras marchas realizadas en la zona especialmente por grupos piqueteros.

Mientras se realizaba la movilización, Alberto Fernández dijo en un acto en La Rioja que «estamos creciendo».

Si bien desde la CGT insistieron en señalar que no se trató de una protesta contra el Gobierno nacional, también hubo críticas implícitas a la Casa Rosada por cómo está la situación económica y social en nuestro país.

Paradójicamente, mientras se concretaba la manifestación, el presidente Alberto Fernández aseguró que «nos estamos recuperando, estamos creciendo y estamos avanzando». Sus declaraciones fueron realizadas en un acto en La Rioja en conmemoración de la muerte del General José de San Martín, donde llamó a no escuchar a «los agoreros de la crisis».

Casi simultáneamente el dirigente camionero Pablo Moyano le enviaba un mensaje directo al Presidente, al pedirle, como luego insistiría en la conferencia de prensa, que «ponga lo que tiene que poner» contra los especuladores y les aplique multas.

Además de exigirle que saque «ese bono o esa asignación por suma fija» para los trabajadores que «no llegan a fin de mes».

Suscribite a nuestro newsletter
Te puede interesar
Últimas Noticias en Zonales