martes 22 de octubre de 2019
Inicio / Fuera de Megáfono / Luego del resultado de las PASO, los gremios plantean una nueva agenda de prioridades

Luego del resultado de las PASO, los gremios plantean una nueva agenda de prioridades

En la CGT dicen que irán a buscar a los gremios que no se comprometieron en las primeras, para garantizar un triunfo en primera vuelta Luego de eso, comenzarán a trabajar la futura conducción. Se discute si habrá unidad con sectores de otros espacios, como las CTA. En tanto, el oficialismo sigue perdiendo los pocos aliados sindicales: interna en el UATRE lo dejo sin su apoyo.

Diego Lanese / Especial para Gestión Sindical

En la previa a que se confirmara el triunfo del Frente de Todos, en el bunker del espacio, que lleva como candidato a Alberto Fernández, el líder de la Bancaria y referente de la Corriente Federal Sergio Palazzo habló junto a Ignacio de Mendiguren, y se mostró optimista por los comicios. Que se unieran un empresario industrial y un dirigente sindical no fue casual: la idea de lograr unidad entre el sector empresarial y los trabajadores recorre el discurso del espacio político.

Los abultados resultados en las primarias desataron la euforia en el sector que reúne mayoritariamente al peronismo. Si bien no tuvieron una participación central, a partir de este resultado se espera que la dirigencia sindical termine de ingresar en la coalición que casi con seguridad gobernará a partir del 10 de diciembre. De la mano de los sectores que más visiblemente hicieron campaña, el resto de los gremios ya tienden puentes, y esperan comenzar a edificar una relación estable con Alberto Fernández. “Hay que lograr un triunfo en primera vuelta”, adelantan desde la CGT.

Los números del triunfo de Alberto Fernández y Axel Kicillof en la provincia de Buenos Aires terminaron con cualquier duda sobre lo que pueda suceder en octubre. El casi inevitable triunfo opositor alinea a los gremios, que a partir de ahora buscarán una mayor relación con el Frente de Todos. En ese sentido, se espera que en esta campaña la CGT tenga un mayor protagonismo.

Cuando en Azopardo se consulta sobre esta idea, diferencias entre los que se “estuvieron a medias”, y quienes “militaron” las PASO. “Hubo gremios que le pusimos el cuerpo, y vamos a seguir así. Hemos trabajado en todo el país, en especial en la provincia de Buenos Aires”, le dijo a Gestión Sindical un dirigente de uno de los gremios cegetista, integrante del grupo de los “gordos”.

“Hay compañeros que no se dieron cuenta que hay que defender los derechos de los trabajadores, vamos a ir a buscarlos para sumarlos porque hay que ganar en primer vuelta y termina con este gobierno que quiere quedarse con nuestros derechos”, agregó el mismo dirigente. Si bien en la CGT no quieren cargar las tintas con quienes “se hicieron los distraídos” en la campaña, para lo que se viene se necesita “la unidad y el apoyo de los gremios”.

Estas diferentes actitudes que se vieron serán claves para estructurar el armado de la futura conducción de la CGT que está prevista para el año que viene. Desde hace tiempo que la dirigencia trabaja en busca de consensos, y tratar de sumar la mayor cantidad de gremios. En 2016, se sumaron a la estructura 124 sobre 213 organizaciones confederadas, pero con el correr del tiempo muchos abandonaron la central obrera, disconformes con la conducción Incluso el integrante del triunvirato Juan Carlos Schmid dejo su cargo. Así nació el Frente Sindical para el Modelo Nacional, que trabajó activamente en la campaña electoral y nuclea a sectores combativos Para volver a los lugares de conducción de la CGT, pide incorporar otros espacios, como las CTA. Se sabe que la CTA de los Trabajadores que lidera Hugo Yasky ya analiza la posibilidad.

Hace un tiempo se planteó esto, pero no logró consenso Pablo Micheli, desplazado de la CTA Autónoma, también es partidario de sumarse a ese armado. En cambio, en la flamante conducción confirmada recientemente que encabeza Ricardo Peidro no están pensando en ese paso. Creen que hay que fortalecer su propio espacio con otros sectores, más allá de los gremios “Hay que sumar a los movimiento sociales, los trabajadores informales, los cuentapropistas”, afirman en esa sector.

Otro paso que permitirá la unidad es la forma en que fueron tratados en general los dirigentes sindicales por el oficialismo, que los eligió de enemigos visibles para atacarlos durante la campaña. No sólo los avances sobre Hugo y Pablo Moyano o las críticas a Palazzo, en general los referentes del oficialismo ubicaron a los gremios en el paradigma del “pasado”, y los acusó de mafiosos.

Este duro discurso terminó por limar el modesto apoyo sindical que tenía el gobierno. Coordinados por el ex ministro de Trabajo Jorge Triaca, el grupo de sindicatos afines al PRO no aportó demasiado en la campaña Incluso, en UATRE, el más visible de los sindicatos “amarillos”, terminaron sacando el cuerpo a la campaña Producto de una dura interna, el gremio de los peones rurales no aportó los fiscales comprometidos, lo que generó malestar. Es que un grupo de dirigentes vienen trabajando para desbancar a Ramón Ayala, y se rebeló contra la orden de fiscalizar los comicios.

“Dirigentes de Buenos Aires, Tucumán, Salta y otras provincias no se sumaron al apoyo al oficialismo, disconformes con la conducción de Ayala a un gobierno que ataca a los gremios”, remarcó una fuente del gremio ante la consulta de Gestión Sindical. Esta nueva agrupación también quiere que UATRE deje las 62 Organizaciones Peronistas “amarillas”, y vuelva a la CGT.

De estos nuevos alineamientos saldrán los mejores candidatos para hacerse de la conducción futura de la CGT Si bien los “gordos” tienen el control de un posible confederal por la cantidad de afiliados que tienen –le da derecho a más congresales –negocia con otros sectores para evitar que los integrantes del Frente Sindical, que hoy gozan de mayor popularidad por ser activos participantes de la campaña opositora, les “cope” el futuro armado

Por eso, la conducción, junto a los “independientes”, vienen invitando a otros dirigentes a las reuniones con funcionarios o los encuentros de análisis. Allí se suele ver a Omar Viviani (taxistas), Sergio Sasia (ferroviarios), Antonio Caló (UOM), entre otros, sumándose a las actividades oficiales de la central obrera. La dirigencia quiere un diálogo con Fernández por el tema de la reforma laboral, que las PASO parece sepultar definitivamente. Otra razón para empezar a repensar la agenda propia y buscar unidad para lo que se viene, con un gobierno en teoría amigable con los gremios y sus dirigentes.

También podría interesarte

Después del debate, Espert insistió con que “debe haber despidos en el espacio público y cambiar las leyes” laborales

Reiterativo, se quejó de los ejes del debate presidencial e insistió en su idea de …



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *