04 de Diciembre
de 2021
Actualidad.

Los sindicatos aéreos presionan por la vuelta de la tarifa mínima y se desmorona el polémico modelo «low cost» macrista

30. 01. 2020

Entienden que es una medida clave para mejorar los números del sector tras la salida de Avianca y Norwegian. Denuncian «dumping» en el mercado actual.

Dispuestos a jugar fuerte en la definición de nuevas políticas para el segmento a partir del cambio de Gobierno, los sindicatos aeronáuticos comenzaron a tejer redes con la cartera de Transporte.
Durante el macrismo, la gestión de Guillermo Dietrich apostó todas sus fichas a la desregulación del sector aerocomercial a través de la ultra publicitada «revolución de los aviones», pero lo cierto es que el experimento cerró con la salida de compañías como Avianca y Norwegian, el crack financiero de Andes, y pérdidas para el resto de los actores del servicio incluido el dúo Aerolíneas-Austral.

Con matices, en el ámbito aerocomercial todas las compañías reconocen que operaron en rojo al menos durante los últimos cuatro años. Y esto más allá de que no faltaron aerolíneas que lograron hacerse con subsidios y otros beneficios promovidos desde alguna esfera del Estado.

Dado el escenario, las organizaciones comenzaron a dialogar con la cartera de Transporte a partir de una serie de acciones pensadas por los gremios para devolverle cierto oxígeno a las empresas que aún vuelan en la Argentina. En concreto, el pedido que vienen haciendo es el retorno de las tarifas mínimas. Esto implicaría erradicar las ofertas agresivas que caracterizaron a los tiempos de Dietrich.

A los ojos de sindicatos e incluso algunas de las empresas del ramo, este aspecto permitiría desarticular el «escenario de dumping» que se cobró la vida comercial de más de una aerolínea. Esa práctica, indicaron fuentes gremiales, es la variable que también dejó al borde del quebranto a varias de las firmas que «sobrevivieron a la revolución de los aviones».

El piso en los valores de los tickets fue quitado por el Gobierno anterior en agosto de 2018 en respuesta al pedido de las compañías que ingresaron a la Argentina bajo el modelo «low cost». Precisamente el retorno de esa piso, reconocen puertas hacia adentro en algunas de las empresas, significaría en la práctica el fin de los vuelos a precios ultra agresivos.

Para los sindicatos, el regreso de la banda tarifaria representa el camino para aliviar la estructura de costos de las aerolíneas, que en la pelea por captar pasajeros a partir de tickets baratos en todos los casos volaron a pérdida. En la vereda de enfrente, no faltan los analistas que observan a este recurso como un retroceso, dado que volverían a encarecer los pasajes.

Por lo pronto, y según confirmaron distintas fuentes gremiales, las organizaciones ya concretaron encuentros con el ministro Mario Meoni y el funcionario no sólo reconoció el momento crítico que atraviesa la actividad aerocomercial sino que, además, también habría manifestado su decisión de definir criterios para el eventual regreso de las tarifas mínimas.

«El ministro entendió que hay que trabajar al respecto, aunque dejando en claro que llevará su tiempo. Meoni comparte que la industria no puede seguir operando por debajo de sus costos. Hay que asumir que el ‘dumping’ promovido en estos años dejó al sector de rodillas», dijo a este medio una fuente de UPSA, el gremio que nuclea al personal jerárquico.

«Si bien para definir una banda de precios mínimos hay que hacer un estudio con el cálculo de los costos operativos actuales, en Transporte tienen claro que flexibilizar como se hizo terminó destruyendo al sector. Ahora hay que saber aprovechar el muy buen mercado interno que generó la devaluación», añadió.

Pablo Biró, referente de APLA, la organización que integra a los pilotos, reconoció que existe diálogo con Meoni y anticipó que habrá nuevas reuniones con el ministro de Transporte en cuanto queden designados todos los funcionarios de la cartera.

«Ya pudimos plantearle las aristas de la problemática que afecta a todo el sector. La eliminación de la tarifa desembocó en que las compañías comenzaran a tener todos sus números en rojo», comentó.

De acuerdo al dirigente, la ausencia de la banda de precios mínimos «promovió una competencia descarnada que dejó a empresas afuera del mercado. Con tal de ocupar asientos, empezaron a vender muy por debajo de los costos. Eso generó un problema económico grave para todas las compañías».

Suscribite a nuestro newsletter
Te puede interesar
Últimas Noticias en Zonales