29 de Junio
de 2022
Actualidad.

Los gremios del transporte buscarán en mayo la unidad, primer paso de la unificación de la CGT

16. 03. 2016

Un congreso normalizador buscará sumar a todos los sindicatos del sector bajo el paraguas de la Confederación Argentina de Trabajadores de Transporte (CATT). Desaparecería la Unión Asociaciones Sindicales de Trabajadores del Transporte (UGATT), creada por Caló para hacerle contrapeso al moyanismo, pero que se vació de poder. Algunas peleas amenazan esta posibilidad.

 

Cuando en 2012 se dividió la CGT, el impacto de la fractura llegó a todos los rincones del movimiento obrero. Las dos versiones que allí nacieron (la Azopardo de Hugo Moyano, la Alsina de Antonio Caló), intentaron captar la mayor cantidad de gremios, la primera con fuerte arraigo en el sector transporte, la segunda en el industrial. Pese a esto, Caló logró quebrar la Confederación Argentina de Trabajadores de Transporte (CATT), un reducto moyanista por excelencia. Así, nació la Unión Asociaciones Sindicales de Trabajadores del Transporte (UGATT), un espacio que al poco tiempo se fue quedando sin peso, por la salida de varios dirigentes importantes. Ahora, ambos espacios podrían confluir en uno único, si en mayo el congreso normalizador de la CATT logra sumar al resto de la dirigencia.

 

En lo formal, la CATT y la UGATT son entidades separadas. Pero la segunda perdió su peso dentro del movimiento obrero cuando Omar Maturano (maquinistas de trenes) y Roberto Fernández (choferes de colectivos) decidieron dar un portazo, alejados de las políticas del kirchnerismo. Así, la UGATT quedó vacía, y ahora podría ser absorbida por su antecesora, primer paso para la unificación de la CGT.

 

“La UGATT va a desaparecer, hace tiempo que sólo existe en lo formal”, remarcaron fuentes del  sector ante la consulta de gestión Sindical. La salida de Maturano y Fernández de ese espacio –para sumarse a los dos paros nacionales del 2015 contra el kirchnerismo –dejó “renga” a la UGATT, que después se vio más limitada por otras situaciones, como la reciente intervención del Sindicato de Obreros Marítimos Unidos  (SOMU).

 

En este sentido, Juan Carlos Schmid, líder de la CATT, exigió en el último encuentro de la entidad “un plan económico antiinflacionario, pagar primero la deuda interna y la urgente normalización del SOMU”. Además de los pedidos, los gremios llevarán a su Congreso el estado de situación que están viviendo en el transporte a tres meses de la asunción del nuevo gobierno, incluyendo un pedido de reunión con el ministro del área, Guillermo Dietrich, para pedirle una ley nacional del transporte.

 

Un obstáculo para la unificación de la CATT es la enemistad que creció en los últimos años entre el taxista Omar Viviani y Hugo Moyano, que se distanciaron cuando el camionero apoyó una línea interna en la federación de taxis, que le disputó el poder al secretario general. “A Omar siempre le quedó la ‘sangre en el ojo’, porque Moyano suele meterse en la vida interna de otros gremios, y eso no se perdona fácil”, afirmó a Gestión Sindical una fuente del sector. Pero la reciente participación del Movimiento de Acción Sindical Argentino (MASA) que lidera Viviani en la cumbre de las tres CGT parece allanar el camino a una reconciliación, sobre todo porque la mayoría de los gremios que forman este espacio –el más cercano a Caló –se mostraron confiados en la unidad.

 

“La unidad del movimiento obrero es importante para los trabajadores y para el país, tenemos que dar el debate y ver con qué conducción queremos salir adelante”, expresó Sergio Sasia, titular de la Unión Ferroviaria.

 

La unidad de la CATT sería la antesala de la unidad de la CGT que se daría en agosto, en otro congreso normalizador. Allí, se buscará lograr una conducción consensuada, y si bien actualmente parece difícil ponerle nombre a esa dirigencia, los protagonistas son optimistas en las negociaciones. Otro síntoma del espíritu de unidad es la creación de un bloque sindical en la cámara de diputados. Su trabajo inicial será intentar imponer una reforma de Ganancias –o su eliminación, de máxima –tarea que ya fue acordada por varios de estos legisladores, que provienen de diversos espacios, y los principales referentes de la CGT, en especial Moyano y Caló.

 

La CATT nuclea a una veintena de sindicatos del transporte terrestre, aéreo, portuario, fluvial y marítimo. Entre los mismos se destacan La Fraternidad, Camioneros, FeMPINRA, UTA, Aeronavegantes, Güincheros y Grúas Móviles, SUPEH Flota, Recibidores de Granos, Motoqueros ASIMM, Dragado y Balizamiento, UPSA, Señaleros Ferroviarios, y Marina Mercante, ente otros.

 

Suscribite a nuestro newsletter
Te puede interesar
Últimas Noticias en Zonales