27 de Junio
de 2022
Actualidad.

Fondos de obras sociales y precio de los medicamentos, en la agenda de reclamos de los gremios

06. 06. 2022

En estos días aumentarán la presión para que se cumpla el compromiso de entregar unos 35 mil millones de pesos para reforzar la atención sanitaria.

La dirigencia sindical prepara una serie de reclamos ante el Gobierno, en este caso vinculados al tema seguridad social. Con las paritarias abiertas tratando de achicar la brecha contra la inflación, el sector apunta a cuestiones relacionadas con el sistema de salud, que la pandemia puso en el centro de la agenda política y gremial.

En medio de la discusión por una reforma del sistema sanitario, aumenta la presión para que el Ministerio de Salud gire los fondos comprometidos para las obras sociales, que enfrenta al sector con la titular de la cartera, Carla Vizzotti, quien en las últimas horas quedó envuelta en versiones de recambio.

Además, las entidades alertaron respecto del aumento de los precios, que un informe asegura crecieron por encima de la inflación, lo que genera alarma. Los cambios que proponen en salud, para integrar la atención, sigue generando resistencia sindical.

La nueva agenda de reclamos de los gremios apunta a la cuestión sanitaria, en especial la situación de las obras sociales. Desde hace un tiempo que la CGT está reclamando por millonarios recursos, en especial para atender a afiliados discapacitados, que aseguran es uno de los ítems que más gastos genera.

Hace un tiempo, el Ministerio de Salud se comprometió con aval de la Casa Rosada de entregar esos fondos, que hasta el momento no se terminó de concretar. Por esto, la dirigencia sindical no ocultó su malestar, e incluso se habló de realizar algún tipo de reclamo formal, y hasta una movilización.

La fuerte respuesta de la CGT a Rosenkrantz por sus dichos sobre las necesidades y los derechos

Es que en Azopardo creen que Vizzotti «está pisando esos recursos», que deben llegar a las obras sociales a través de la Superintendencia de Servicios de Salud (SSS). El malestar se profundizó por el aumento autorizado a las prepagas, de un 22% en el corto plazo, mientras se sostiene este «ahogo» a las entidades sindicales.

Gestión Sindical consultó a fuentes cercanas al Ministerio de Salud nacional, respecto al malestar y un posible conflicto. Las mismas negaron que haya «mala relación», aunque aclararon que la ministra «está trabajando netamente en el plano sanitario». «La prioridad de la gestión es trabajar contra el Covid-19 y fortalecer el sistema de atención», recalcaron.

En este sentido, también rechazaron que exista una idea de reemplazar a la funcionaria, que llegó al gobierno de la mano de Ginés González García, y luego del escándalo de la «vacunación VIP» se hizo cargo de la cartera sanitaria. Incluso afirman que la ministra está encargada de negociar una reforma del sistema sanitario con la CGT, lo que es «un respaldo».

Se traba la reforma

La tensión de los gremios con la cartera sanitaria puede poner en duda el avance de la reforma sanitaria que pretende llevar adelante la Casa Rosada, y que tiene a Vizzotti como vocera. De hecho, la ministra es la encargada de reunir los consensos con los gremios para alcanzar una integración del sistema, una idea que surgió en la pandemia, y que tiene un segundo proyecto, patrocinado por la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner. Si bien en la previa se logró cierta aceptación del sector, en estas horas se comenzó a complicar este apoyo.

«Pollo» Sobrero, en el Debate de Gestión Sindical: «Milei en el Gobierno dura 24 horas»

Como contó Gestión Sindical, la Federación Sindical de Profesionales de la Salud de la República Argentina (FESPROSA) expresó sus dudas respecto de la medida, y la comparó con otros cambios realizados en la gestión de Mauricio Macri.

Además, desde IDEP-Salud se expresaron en contra de la supuesta reforma. «Los nuevos instrumentos de la igualdad en la Argentina no se obtendrán de consultar a los poderosos de siempre, sino a las representaciones de las necesidades populares que ofrecieron su voluntad para ponerle freno a Macri y sus socios, y para poner el máximo de los esfuerzos para salvar vidas en la peor emergencia sanitaria que se tenga memoria», expresó en una columna de opinión de Daniel Godoy, presidente de la entidad sanitaria del gremio ATE.

Alerta medicamentos

El otro punto que preocupa a los dirigentes sindicales es el aumento del precio de los medicamentos, que no sólo afecta a los asalariados, sino que además es un problema de financiamiento de las entidades sanitarias, ya que en muchos casos deben hacerse cargo de los descuentos cuando los afiliados comprar tratamientos en las farmacias.

En varios despachos circula un reporte del IDEP-Salud, el instituto del gremio estatal ATE, que asegura que en los primeros cuatro meses del 2022 los productos farmacéuticos crecieron por encima del promedio del IPC.

«La inflación registrada en los primeros cuatro meses del presente año es de 23,1 por ciento. Por otro lado, en la evolución del precio de los medicamentos más dispensados se halló un incremento global del 30,5 por ciento», estableció el trabajo, al que tuvo acceso Gestión Sindical.

Esto indica, agregó el informe, que «para el período enero-abril 2022, la variación promedio del precio de los medicamentos más dispensados quedó un 7,5 por ciento por encima de la inflación, llegando a picos de hasta un 26 por ciento para el caso de fármacos específicos».

Además, insistió la entidad de ATE, «el valor de este grupo de medicamentos se ubicó en promedio un 17,9 por ciento por sobre la variación del dólar oficial y un 34 por ciento respecto del dólar blue».

«Estos indicadores dan cuenta de la dificultad y la problemática existente en el acceso a estos bienes esenciales. Hay una reducción en la capacidad de pago de los trabajadores que afecta la adquisición de estos fármacos esenciales, pudiendo verse condicionada la adherencia y el acceso a los tratamientos necesarios para evitar las complicaciones asociadas a diferentes enfermedades», analizó el IDEP-Salud.

Uno de los problemas identificados es que «el precio de los medicamentos en el mercado argentino es ‘establecido’ por los propios laboratorios productores que fijan un precio de venta al público (PVP), el cual es tomado como valor de referencia por todos los actores del sector».

Andrés Rodríguez fue reelecto al frente de UPCN y supera las tres décadas de liderazgo

«Los productos medicinales de mayor precio se asocian con los grandes laboratorios, quienes, por su gran participación en el mercado, son capaces de establecer precios elevados, que luego son tomados como referencia por otros proveedores», recalcaron.

Esto se conoce como «efecto murciélago». «Tal como demuestran los números presentados y diversos informes previos de nuestro observatorio, la industria farmacéutica es capaz de establecer valores arbitrarios que perjudican en todos los casos a la población argentina. Es por ello, que es sumamente necesario accionar sobre el control de precios establecido por la industria para garantizar el acceso y bienestar de nuestros trabajadores», concluyó la entidad.

Temas relacionados / /
Suscribite a nuestro newsletter
Te puede interesar
Últimas Noticias en Zonales