04 de Diciembre
de 2021
El Lado "G".

Florencia Cañabate, la mujer que sucedió a un Moyano en Peajes: «Me gustaría ser secretaria gremial de la nueva CGT»

25. 10. 2021
Por Santiago Pérez Chiconi

La dirigente asumió como nueva titular del SUTPA, secundada por Facundo Moyano. Desearía ser secretaria gremial de la próxima CGT y ratifica su deseo de hacer carrera y en el futuro llegar a ser la conductora de la central obrera.

En una entrevista con Gestión Sindical, Florencia Cañabate, flamante secretaria general del Sindicato Único de Trabajadores de Peajes y Afines (SUTPA), destacó la «democratización sindical» que impulsó Facundo Moyano en ese gremio y remarcó la iniciativa debería se imitada por el resto de las orgnaizaciones sindicales.

Cañabate sostuvo que le gustaría ser secretaria gremial de la CGT reunificada que alumbrará en noviembre y ratificó su deseo de hacer carrera y en el futuro llegar a ser la conductora de la central obrera.

En la entrevista, la dirigente advierte que hay que dejar de hablar de género en el sindicalismo y hacer hincapié en las «capacidades» de las personas. Y se refiere a temas como la reconversión que deberá haber en su actividad a raíz del avance tecnológico; de la modernización de los convenios y plantea que el gremialismo debe ocuparse de «los 16 millones de trabajadores que hoy están bajo la línea de pobreza» y de los desocupados.

Cañabate, acompañada por Facundo Moyano y la nueva conducción del SUTPA

-¿Cómo es pasar a conducir un sindicato sucediendo a un Moyano, cómo lo estás viviendo?

-Lo estoy viviendo con responsabilidad, lo estoy viviendo con la misma convicción que cuando empecé a militar en el SUTPA y con las mismas ganas que cuando empecé a ser delegada…la responsabilidad es grande y no sólo por suceder a un Moyano. Y es Moyano el que también me acompaña como secretario adjunto sino por la responsabilidad que lleva la defensa de los trabajadores y trabajadoras en el momento que estamos viviendo.

-¿Hubo resistencias dentro del gremio o fue natural tu llegada al máximo cargo?

-No, fue natural. Creo que es parte de un camino. Fui delegada por cinco mandatos y ahora ocupando el rol de secretaria general pero se dio por decantación. Es un proceso y el SUTPA nos dio esa posibilidad de desarrollarnos a los trabajadores, independientemente de si éramos hombres o mujeres. Y hoy, ante el reclamo de la mujer de ser partícipe activa dentro de la política sindical, es que damos el ejemplo y trasladamos este desafío para el resto de las organizaciones.

-¿Creés que influyó esa especie de escándalo que hubo cuando Facundo se juntó con gremialistas para hablar de la democratización, pero no había ninguna mujer en la foto, e incluso se cruzó con funcionarias del Gobierno? ¿Eso fue un disparador o algo que influyó?

-No, como dije antes eso se plasma hoy dentro del sindicato, es un camino recorrido, no es la respuesta a la crítica de una foto. En nuestra organización, la participación de la mujer se vino dando a lo largo del tiempo. Nosotros en el SUTPA discutimos la cuestión de género, nuestra organización le dió lugar a la mujer desde sus comienzos allá en el 2006 y este no es elresultado a una crítica. Una foto que es tan real como la foto de hoy en el SUTPA con el 55% de mujeres en el Consejo Directivo y con poder de decisión.

Un fallo de la Corte confirmó que las empresas deberán contar con guarderías para hijos de trabajadores

Hay democracia sindical dentro del SUTPA porque el proyecto que presenta Facundo en el 2014 que no tuvo viabilidad en el Congreso, nosotros sí lo tomamos como propio y hoy dentro de nuestra organización se puede dar la alternancia porque el secretario general y el secretario adjunto no pueden ser elegido más de dos veces.

Que hoy haya una secretaria general mujer dentro del sindicato surge de la impronta de ciertas compañeras de decidirse a presentarse como delegadas. Romper con los estereotipos, romper con esos prejuicios propios y ajenos y empezar a demostrar capacidades es lo que cuenta y esto es posible por la democracia sindical,

-Seguramente, ahora como secretaria general del sindicato vas a estar también en la conducción de la nueva CGT a partir de noviembre. Al respecto, dijiste que preferías más el 30% de participación real femenina en la conducción de la CGT que ese 50% del que se estaba hablando con un hombre y una mujer ¿nos explicás un poco esto?

-Sí, en su momento lo dije, prefiero un 30% de participación real de la mujer respetando el cupo femenino que establece la ley y no un 50% ficticio. Porque creo que a la mujer no nos da más dignidad estar a un lado de un hombre, una mujer puede decidir.

Si está capacitada y es idónea para el área de finanzas puede resolver igual que un hombre, lo que pasa es que se termina reduciendo la cuestión al género y acá no tenemos que hablar de género, tenemos que hablar de capacidades. Yo como secretaria general tengo que demostrar que estoy a la altura no por el hecho de ser mujer, sino por la responsabilidad que conlleva la función que tengo que cumplir que es la defensa de los trabajadores y trabajadoras del peaje.

Florencia Cañabate fue electa nueva secretaria general del sindicato de Peajes

Y después, dentro de cuatro años, porque nosotros sí somos los que creemos en la democracia sindical, le tocará defender a un compañero o a una compañera y le tocará demostrar a ese compañero o a esa compañera que está a la altura. Por eso te digo que no se trata acá de una cuestión de género y quizás desde el sindicalismo, desde el gobierno, desde las empresas lo mismo se está reduciendo a eso y creo que hay que ir un poco más allá, es valorar las capacidades del individuo, de la persona independientemente del género. Independientemente del lugar que ocupe tanto la mujer como el hombre pueden decidir.

-¿Tenés algún dato de a final qué va a hacer la CGT, si van a volver al plan original de hacer cumplir el cupo del 30% o van a implementar el plan del 50% con titulares y suplentes?

-No, no tenemos una resolución por parte de la CGT, no nos ha informado cómo se va a dar esta participación dentro del Consejo Directivo de las distintas secretarías por parte de la mujer. Pero sigo sosteniendo lo mismo, que una mujer, si es capaz e idónea para el área de finanzas, área gremial u otras, las puede desempeñar porque no es necesario que esté al lado de un hombre.

-¿Te gustaría ocupar alguna Secretaría en concreto dentro de la CGT?

-Una Secretaría para lo que fui creciendo dentro de la organización que es la parte gremial, como te decía, cinco veces delegada, y defendiendo a los derechos de los trabajadores y conquistando nuevos derechos para los trabajadores y trabajadoras del peaje, el ámbito gremial es donde me siento cómoda. Entiendo también que la lucha de la mujer es constante, entonces hoy te digo: Sí, me encantaría estar en la Secretaría gremial.

Pero el día de mañana me encantaría hacer carrera sindical, como lo dije en su momento, conducir la CGT. Porque no son puestos prohibidos, porque para eso las mujeres decimos somos actores políticos, somos protagonistas, no estamos subordinadas al hombre.

-Hubo un antecedente, el de Susana Rueda de Sanidad en el triunvirato y no la pasó bien. Ella mismo lo contó, por ejemplo, no le informaban de las reuniones para dejarla afuera. Eso sucedió hace 20 años…¿crees que hoy ya no ocurriría los mismo?

-Creo que el contexto no es el mismo, el lugar que fuimos ocupando nosotras a lo largo del tiempo no es el mismo. Igualmente con respecto a la particularidad de ese trinomio entre Moyano, Lingeri y Rueda, el punto es quién dirigía el sindicato de Sanidad en ese momento, Héctor Daer, quién sigue dirigiendo hoy el sindicato de Sanidad. ¿Entonces estaba esa intención genuina de incorporar a la mujer?

Entonces cuando yo expreso: no somos maquillaje, no tenemos que maquillar reclamos reales como para plantear una situación, sino tenemos que ir al problema de fondo, al estructural, las capacidades independientemente del género.

-¿Cómo ves el futuro del sector de los trabajadores de peaje? Hay países de la región que ya no trabajan con cabinas de peaje. Hay cámaras automáticas que sacan una foto y te envían por correo la factura. Ahí ya casi no hay
trabajadores de peaje, ¿como ves ese desafío?

-Nosotros tenemos la particularidad, o la sociedad integral tiene la particularidad, de relacionar al trabajador de peaje por la cabina, nada más… Entendemos que la tecnología está avanzando no solamente dentro del ámbito de nuestra actividad sino en todos los ámbitos: los bancarios, los médicos, el periodismo en particular.

Nosotros desde nuestra organización planteamos el avance de la tecnología sí, pero en beneficio del trabajador. La actividad peaje, más allá que no se use la caja o cabina que nosotros representamos como trabajadores que defiende el SUTPA, puede desaparecer. Pero el sistema de peaje no desaparece en ninguna parte del mundo. Entonces ante esa situación, para nosotros es indispensable y estamos trabajando en la capacitación y en la reconversión del personal.

Facundo Moyano propuso estatizar la Panamericana y el Acceso Oeste, y que el sindicato de Peajes sea dueño del 7%

Más allá de que el cajero no esté más, sí se va a necesitar más gente para el mantenimiento del sistema, sí se va a necesitar más gente para la seguridad vial. También se va a necesitar más gente para gestión y mora, porque al ser todo automático. Y en el contexto social que vivimos, siendo parte de la sociedad sabemos que no todos son buenos contribuyentes o no toda la sociedad argentina paga sus deudas.

Las nuevas tecnologías que se puedan implementar dentro de lo que es la actividad del peaje, siempre va a necesitar gente para que la mantenga.

-Además de los que están en las cabinas, ¿en qué otras áreas hay concretamente trabajadores del SUTPA?

-En todas las áreas que comenté, seguridad vial, monitoreo, gestión y mora, administración, limpieza, sistemas, corte de pasto, todos están afiliados a nuestro sindicato. Toda esa gente va a ver disminuir personal en algunos sectores y ese personal no va a perder su trabajo sino que se va a reconvertir, dándole en muchos casos mejor calidad de trabajo en ese tiempo.

-Cómo atravesaron la situación de la pandemia los trabajadores del sector? Fueron considerados esenciales.

-Las empresas concesionarias estuvieron dos meses y medio sin cobrar peaje por decisión del Poder Ejecutivo, luego se nos declara esenciales y empieza nuevamente el cobro de peaje. Por la disminución del tránsito habitual a la realidad que conocimos, el trabajador de peaje lo transitó de la mejor manera porque tuvo a una organización que estuvo a la altura y exigió a las empresas que cumplan con los protocolos.

Se establecieron nuevos lugares de descanso, se tomó todo el material necesario para evitar el contagio, se redujeron y se hicieron desfasajes de horario para que no haya aglomeramiento de personas. Estuvimos a la altura en respuesta a la pandemia.

En nuestra actividad los contagios que hubieron no se dieron intralaboralmente, sino que vinieron de afuera, eso marca la diferencia con un sindicato presente.

¿Qué opinás de modernizar convenios colectivos de trabajo?

-Creo que la discusión no se tiene que centrar en puntos en particular, creo que nos debemos una discusión con respecto al sistema laboral, con respecto a ese más del 50% que tenemos de trabajo informal. Creo que nos tenemos que ocupar de esos 16 millones de trabajadores que hoy están bajo la línea de pobreza, nos tenemos que ocupar de los desocupados.

No hablar nada más de convenios colectivos de trabajo, nosotros como parte de la CGT decimos que esa tiene que ser la agenda, discutir el sistema laboral, no defender corporativamente lo que ya tenemos. Porque la discusión de un sistema laboral no tiene que incidir en la disminución de derechos para los trabajadores, sino de hablar de derechos para los que no los tienen. Porque hablamos de números, pero son realidades, son mujeres, son hombres, son familias.

Afirman que sin revisión adicional, los salarios estatales perderán a fin de año un 34%

Entonces que hoy estemos hablando que una canasta básica alimentaria está en el orden de los 30 mil pesos y que un salario mínimo, vital y móvil está en el orden de los 31 mil pesos…Un trabajador dentro de la formalidad está cubriendo la canasta básica alimentaria nada más. Y una canasta básica total sin tener en cuenta el alquiler es de 70 mil pesos. Un trabajador, una familia tipo necesita dos salarios y medio mínimo, vital y móvil para poder pasar el mes.

Esa es la discusión que se debe el sindicalismo, que se debe el gobierno y que nos debemos como sociedad. No nada más que un convenio colectivo, porque nunca como sindicalista, y como peronista, voy a creer que tenemos que quitar derechos.

Tenemos que ir por más derechos, que el sistema laboral sea más inclusivo. Hace diez años que no se crea empleo genuino, esa es la realidad que tenemos que discutir. Después dentro de esa realidad van a estar las particularidades, pero el convenio colectivo es una particularidad.

-Entonces, para terminar, vemos que no te achicás y soñás con liderar la CGT alguna vez.

-Es el objetivo de cualquier sindicalista, de cualquier hombre o mujer que tiene y que pone ganas, garra y tiene convicciones. Desde el ámbito en el que uno quiera desarrollarse, uno siempre tiene que aspirar a lo más alto. Ese es el camino que quiero recorrer.

Vos me preguntás: ¿Y estás segura que se te va a dar? Nada es seguro en la vida, pero que voy a poner todo para que se dé y para hoy defender a los trabajadores y trabajadoras de la actividad, que a nadie le quepan dudas.

Suscribite a nuestro newsletter
Te puede interesar
Últimas Noticias en Zonales