miércoles 17 de octubre de 2018
Inicio / Actualidad / FEDUN se suma al resto de los gremios universitarios y no inicia el segundo cuatrimestre

FEDUN se suma al resto de los gremios universitarios y no inicia el segundo cuatrimestre

El gremio que conduce Daniel Ricci confirmó un paro de 48 horas para luego del receso invernal, lo que hace peligrar la segunda mitad del año. Piden una nueva oferta salarial. Además, se criticó al recorte a las universidades. Todo el arco sindical buscará realizar una “gran marcha universitaria”. En tanto, en el nivel inicial y medio ´tampoco volverán a clase luego de las vacaciones de invierno.

Diego Lanese / Especial para Gestión Sindical

En la primera semana de julio, la CONADU realizó un plebiscito donde los profesores universitarios decidieron no iniciar las clases una vez concluido el receso invernal, que comienza el próximo lunes. De igual manera, la CONADU Histórica se sumó a la protesta, y sus afiliados tampoco darán clases a partir del 6 de agosto. Ayer jueves, luego de un plenario de secretarios generales, la Federación de Docentes de las Universidades (FEDUN) confirmó que tomará una medida similar: un paro de 48 horas, como primera medida de fuerza en el marco de un plan de lucha para lograr que el gobierno nacional mejore la oferta salarial realizada en el inicio de la paritaria 2018.

El gremio además anunció que buscará coordinar con el resto de los sindicatos para realizar una “gran marcha nacional universitaria”, que incluya a docentes, estudiantes y no docentes, en defensa de la educación superior pública y en reclamo de mejores salarios y mayor presupuesto para el sector. De esta forma, peligra el segundo cuatrimestre del año, ya que la medida se podría extender de forma indefinida si no hay una nueva convocatoria. En el nivel inicial y medio, las clases tampoco iniciarán luego de las vacaciones, lo que marca el panorama desalentador de la educación en el país para la segunda mitad del año.

En la sede porteña de la federación, los secretarios generales de los gremios que forman la FEDUN se reunieron para determinar los pasos a seguir en el marco del plan de lucha lanzado hace unos meses, en demanda de una nueva oferta salarial. Hasta el momento, el gobierno nacional convocó una vez a los docentes universitarios, y les ofreció una suba del 15 por ciento en cuatro cuotas, que fue rechazado por todos los sectores. Ahora, en consonancia con otros gremios, FEDUN decidió no iniciar el segundo cuatrimestre, y convocó a un paro de 48 horas para el 6 y 7 de agosto. Esta será, según la resolución del plenario a la que tuvo acceso Gestión Sindical, “la primera medida de fuerza hasta tener una propuesta salarial digna por parte del Ministerio de Educación de la Nación, que contemple la inflación, y el cumplimiento del convenio colectivo de trabajo y la recomposición del nomenclador docente”. “Es un hecho concreto que la situación salarial de los trabajadores docentes necesita una respuesta urgente. Esa respuesta no llega, y por eso las clases no van a arrancar en tiempo y forma”, sostuvo luego del plenario el titular de FEDUN, Daniel Ricci.

En encuentro de dirigente se da en medio de los cuestionamientos a la política universitaria del gobierno nacional. En este sentido, FEDUN repudió “el drástico recorte presupuestario aplicado por el Ministerio de Educación de la Nación a las Universidades Nacionales, en materia de obras de infraestructura, y para afrontar los gastos generales severamente castigados por la escalada inflacionaria y los salvajes incrementos en las tarifas de los servicios públicos”. Además, expresaron la solidaridad “con las universidades de nuestro país que se encuentran en emergencia presupuestaria”. Por la situación salarial y presupuestaria, los gremios que conforman FEDUN se declararon “en estado de alerta y movilización”, y advirtieron que el inicio del segundo cuatrimestre “dependerá de que las autoridades atiendan a las urgentes demandas salariales ante la pérdida del poder adquisitivo de los docentes universitarios”.

Además de FEDUN, otros gremios decidieron no iniciar el segundo semestre, hasta que haya una nueva oferta salarial. Primero fue CONADU, que luego de un plebiscito anunció la no vuelta a clases. Lo mismo decidió un congreso extraordinario de CONADU Histórica, que resolvió el no inicio del segundo cuatrimestre “con cese total de actividades, a partir del 6 de agosto”. En ambos casos, se alimenta la idea expresada por FEDUN, de realizar “una marcha nacional universitaria de docentes, estudiantes y no docentes, en defensa de la universidad pública y contra el ajuste”. Los gremios coinciden en pedir un aumento salarial acorde con la inflación, que se fijo en un 30 por ciento promedio, con cláusula gatillo. Además, se rechaza el ajuste presupuestario en las universidades nacionales.

En este sentido, fuentes consultadas por Gestión Sindical confirmaron que ya hubo contactos entre los sindicatos, y que se analiza la fecha para realizar esta iniciativa. “La idea es hacerla a fines de agosto o principios de septiembre, a la espera de que el gobierno realice una oferta salarial”, remarcaron las mismas fuentes. En este sentido, los gremios ya realizaron varias marchas en conjunto, y mostraron predisposición a la “unidad en acción”. “Todos los sectores dejan cualquier interés particular de lado por la defensa del salario y la educación superior. La dirigencia universitaria demostró que está a la altura de las necesidades actuales”, resaltaron.

Las medidas de fuerza del sector universitario se suman a las que se harán en el nivel inicial y medio, que también obstaculizarán el inicio de clases luego del receso de invierno. En la provincia de Buenos Aires, el Frente de Unidad –que componen los seis sindicatos de la educación –negocia realizar paros en la semana en que deben volver a clase. Esta semana, el mayoritario SUTEBA realizó distintas asambleas en todo el territorio provincial y se aprobó “profundizar el plan de lucha”. Por eso, la dirigencia mantiene contactos, y según le confirmaron a Gestión Sindical fuentes del frente, hay principio de acuerdo en que la protesta “debe ser un paro de 72 horas”.

La aprobación del mismo dependerá si la gobernadora María Eugenia Vidal cumple o no el fallo judicial del Tribunal de Trabajo Nº1 de La Plata, que intimó al Ministerio de Trabajo de la provincia de Buenos Aires a que convoque a paritaria docente en un plazo de cinco días. “Si nos convocan, analizaremos qué nos proponen Si no nos convocan, o no hay mejora en la oferta, seguramente se llevarán a cabo las medidas que votaron las bases de los gremios”, adelantaron las fuentes consultadas.

En tanto, en la Ciudad de Buenos Aires ya está confirmado que dos de los principales gremios que no acordaron la paritaria con el gobierno de Horacio Rodríguez Larreta no reiniciarán las clases. Se trata de UTE y de Ademys, que criticaron la falta de propuestas del gobierno porteño y profundizaron su plan de lucha. En el primero de los casos, en una conferencia de prensa realizada este viernes, se ratificó el no inicio de clases al término del receso de invierno, y pidió una “urgente convocatoria” antes del 26 de julio. “Desde que asumió Larreta los docentes estamos padeciendo una constante pérdida del poder adquisitivo del salario. En mayo del 2015 estaba un 10 por ciento por arriba de la línea de pobreza, en Mayo de 2017 quedó un 17 por ciento por debajo de esa línea y en mayo de este año ya era un 24,5 por ciento menos que esa línea”, denunció el sindicato que comanda Eduardo López. Por último, Ademys también confirmó un paro de 48 para la vuelta a las clases, en exigencia de “un aumento de emergencia y la reapertura de la paritaria”. Este gremio, que es parte del denominado Plenario Nacional del Sindicalismo Combativo, criticó a los gremios que si acordaron con el gobierno de Larreta, a quienes acusó de “no representar a ningún docente”.

También podría interesarte

Victoria definitiva de Cavalieri: la justicia convalidó las elecciones del SEC Capital

La Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo dictaminó que la oposición avaló los comicios y …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *