30 de Noviembre
de 2022
Actualidad.

La cifra que pide el intendente de Lanús a un gremio por haber dañado la municipalidad

03. 08. 2022

Néstor Grindetti le reclama $710.000 a ATE para pagar los gastos de refacción del edificio municipal tras una protesta, en medio de un tenso conflicto salarial.

El intendente de Lanús, Néstor Grindetti, quiere que la seccional local de ATE pague los daños generados por una protesta en el edificio comunal el viernes pasado, en el marco de un largo conflicto por mejoras salariales. El gasto que le imputaría la comuna serían unos 710 mil pesos.

El gremio se había concentrado frente a la sede comunal, y en un momento la multitud ingresó al edificio, generando daños y destrozos tanto en el ingreso como en el edificio. «Todos fuimos testigos de los destrozos que realizaron los miembros de ATE durante la protesta del viernes. Los vecinos de Lanús no tienen por qué pagar los platos rotos por un grupo de inadaptados y violentos», anticipó el jefe comunal en sus redes sociales, respecto de la actitud que tomará por la situación.

«A mi no me van a mover a las patadas», alertó. En el actual conflicto, ATE y el Sindicato de Trabajadores Municipales de Lanús (STML) se movilizan en conjunto, mientras un tercer gremio mantiene la negociación con el Ejecutivo sin participar del plan de lucha.

La idea de Grindetti de cobrarle los gastos por los daños y el operativo de seguridad comenzó a circular en estas horas, luego que el propio intendente mostrara en redes sociales cómo la manifestación de ATE ingresó primero destruyendo rejas en el exterior, y luego se instaló en el hall central del edificio municipal.

Quién es la única sindicalista elegida por Sergio Massa para integrar su súper ministerio

«Estamos abiertos al diálogo, nunca vamos a ceder ante la violencia y el apriete», insistió el jefe comunal. La protesta se dio en momentos que ATE y el STML piden un aumento salarial, y acusan a Grindetti de no dar respuesta a sus reclamos.

En este contexto, los gremios realizaron varios paros y protestas, y ya tienen aprobado un nuevo paro de actividades. Para tratar de desactivarlo, el intendente adelantó que va a llamar a una nueva reunión a los gremios «que cuentan con representación en nuestro municipio (STML y SEMLA) para abrir una próxima instancia de dialogo». «Siempre y cuando den marcha atrás con el paro programado para los próximos días», remarcó.

Desde ATE rechazaron las acusaciones del intendente, y remarcaron que lo que tiene que hacer la gestión es negociar con todos los gremios y dar un aumento. «Desvía el eje con sus acusaciones y con la amenaza de sancionarnos económicamente», sostuvo Walter Pinto, dirigente de ATE Lanús.

En diálogo con Gestión Sindical, Pinto remarcó que «el reclamo es por las rejas, pero no hace a la esencia del conflicto». «Lo que tiene que hacer Grindetti es buscar la plata y dar el aumento que se merecen los municipales», añadió.

Hasta ahora, no hubo notificación formal de la sanción, o si será en forma de multa o de otra forma. Por ahora, el gremio mantuvo la medida de fuerza para este miércoles, con una concentración a las 9.30 de la mañana en la plaza Belgrano, frente a la estación de trenes de Lanús, desde donde se movilizaron hasta la sede comunal.

Conflicto

El conflicto sindical lleva varias semanas, y en las últimas semanas creció la tensión por la falta de diálogo. Hasta ahora, se acordó en marzo un aumento del 40 por ciento a pagar en cuotas: 10 por ciento retroactivo al mes de febrero, 5 por ciento en mayo, 7 por ciento en agosto y un 18 por ciento en el mes de noviembre. Pero por el espiral inflacionario, se viene reclamando aumentar las cuotas y dar un nuevo incremento. Hasta la falta de acuerdo, comenzó el conflicto.

La semana pasada, el gobierno municipal decidió descontar los días de paro realizados por los trabajadores, lo que aumentó el malestar. Según fuentes del STML, los descuentos salariales van de los 5 mil a los 12 mil pesos, con picos de 30 mil pesos.

¿Linda charla? La reunión de Scioli con los popes de los gremios industriales que no sirvió de nada

«Los paros de junio fueron uno de 24 horas y otro de 48 horas, y lo que hizo fue que algunos compañeros cobraran prácticamente nada», recalcó una fuente del sector, ante la consulta de Gestión Sindical.

En tanto, ATE también se movilizó contra los descuentos, y contra la «discriminación» que sufre, al no ser convocado a la mesa de negociación de esta semana, que busca destrabar el conflicto.

Interna

Hasta este momento, ATE y el STML son los que motorizan la protesta. El segundo es el principal sindicato local, que tiene la personería gremial, y que supo tener buen diálogo con la gestión del PRO. El tercer gremio es el SEMLA, que conduce Susana Chazarreta, que viene creciendo en los últimos años, de la mano del respaldo que recibe a nivel provincial por la Federación de Sindicatos Municipales Bonaerenses (FESIMUBO).

En la comuna afirman que ATE «es una minoría muchas veces violenta», que no tiene representatividad para sentarse en la mesa de negociación.

Desde el SEMLA mantienen su estrategia de negociar y no sumarse a los conflictos. En este sentido, informaron que fueron convocados a una nueva reunión con funcionarios del Ejecutivo comunal «en el marco del pedido para que se resuelva la situación de los trabajadores a los que se les fue descontado el día de paro».

En este sentido, la entidad se desvinculó de la manifestación del viernes pasado, donde expresaron que son «hechos violentos con los cuales no comulgamos». Como logros de su postura, destacaron «la recuperación del 1 por ciento de antigüedad derecho arrebatado en la década del ’90», además del adelantamiento de la cuota que era para septiembre.

Temas relacionados / / /
Suscribite a nuestro newsletter
Te puede interesar
Últimas Noticias en Zonales