miércoles 11 de diciembre de 2019
Inicio / Actualidad / Bono de $ 5.000: quiénes lo recibirán y qué falta resolver de la letra chica

Bono de $ 5.000: quiénes lo recibirán y qué falta resolver de la letra chica

La suma será no remunerativa e incluirá a las pymes. Este martes habrá otra reunión para definir «los detalles» del acuerdo que saldría por decreto. Las pymes piden pagarlo en cuotas.

Luego de largas negociaciones, el Gobierno logró destrabar en las últimas horas el pago de una suma de $5.000 para los trabajadores del sector privado, que será de carácter no remunerativo, por única vez y a cuenta de futuros aumentos salariales. Esa fue la fórmula que permitió este lunes sellar un principio de acuerdo en la reunión encabezada por el ministro de Producción y Trabajo, Dante Sica, y su par de Desarrollo Social, Carolina Stanley, con la CGT y del sector empresario.

«Durante el encuentro, las partes acordaron una recomposición salarial obligatoria de $5.000 para los trabajadores del sector privado. La misma será de carácter no remunerativo y a cuenta de las próximas revisiones paritarias», indicó en un comunicado la cartera de Sica. De esa manera, el Ejecutivo busca descomprimir un reclamo que había generado tensión en el sector empresario, en donde hasta anoche algunos rechazaban la posibilidad de pagar un bono, como reclamaba la CGT.

En ese sentido, el titular de la UIA, Miguel Acevedo, advirtió el domingo que «hoy no se puede pagar un bono» y explicó que «las pymes están tratando de subsistir». La Cámara de la Mediana Empresa (CAME), por otra parte, exigía a cambio de otorgar un paliativo una reducción proporcional de las cargas patronales, un planteo que involucraba la recaudación pública. Pero los empresarios finalmente dieron el visto bueno este lunes en la sede de Producción.

Uno de los principales puntos que permitió avanzar en las conversaciones fue la condición introducida por la parte empresaria de que los $5.000 fueran a cuenta de futuros incrementos salariales. Esto implica, a diferencia del bono, que la suma puede ser absorbida en el marco de las paritarias. Y, a su vez, al tratarse de una cifra no remunerativa, los privados no están obligados a realizar los respectivos aportes patronales.

«Ha habido una predisposición del Gobierno con el carácter no remunerativo», dijo en declaraciones a la prensa el presidente de la Cámara de la Alimentación (COPAL) y vicepresidente de UIA, Daniel Funes de Rioja, quien se mostró conforme con la negociación al señalar que «hace a la esencia del acuerdo por el peso de las cargas sociales».

La «letra chica» del entendimiento terminará de definirse este martes en una nueva reunión. Allí se detallará la forma en que se abonará y el plazo, ya que si bien se espera que sea en un solo pago, las pymes buscan hacerlo en hasta cinco cuotas. «Lo que acordamos no fue un bono sino una recomposición salarial, y solicitamos que sea en cinco cuotas», explicó a iProfesional Ricardo Diab, uno de los representantes de la CAME que participó de la reunión de este lunes.

Tras el encuentro, el secretario de Comercio Interior, Ignacio Werner, puntualizó que este martes se redactará el decreto para instrumentar el adelanto salarial. En cuanto al alcance de la medida, desde el sector empresario explicaron que involucrará a todas las empresas. Así, por ejemplo, aquellas que realizan ajustes continuos vinculados a las paritarias podrán absorberlo, mientras que aquellas que no la hayan hecho tendrán que pagarlo aparte.

Con este acuerdo, el Ejecutivo espera reducir las tensiones de las últimas semanas, producto del rechazo empresario a conceder un alivio y las presiones dentro de los sindicatos para reabrir paritarias. En ese escenario, el Banco Nación y algunos bancos privados junto con empresas alimenticias, como Unilver, La Virginia y Fernet Branca, otorgaron bonos a sus empleados de entre $6.000 y $31.000 en compensación por la última devaluación posterior a las PASO, tal como reveló este medio hace más de una semana.

El grueso del empresariado hasta ahora se oponía a que el Gobierno los obligara a dar un paliativo a los trabajadores del sector privado. En busca de llevar alivio a los sectores más golpeados por la crisis y recuperar votos, el Ejecutivo ya otorgó en agosto un bono de $5.000 a los empleados de la administración pública nacional, elevó el piso a partir del cual los asalariados pagan Ganancias y efectuó un descuento de $2.000 a los aportes que realizan los asalariados privados a la ANSES.

La nueva suma acordada ahora apunta a mantener un escenario de calma social previo a las elecciones de octubre. En ese sentido, el presidente de COPAL, Daniel Funes de Rioja, dijo que el objetivo es «generar un marco para que el acuerdo pueda ser cumplido por todos y que los problemas puntuales de algunas empresas sean analizados caso por caso», por lo que los convenios colectivos deberán ver la situación de pequeñas empresas.

En la CGT, en tanto, confirmaron a iProfesional que la suma se pagará por única vez a todos los trabajadores en relación de dependencia en el sector privado, mientras que la fecha de pago se definirá este martes. «No conozco trabajadores sin paritarias, pero obviamente es para todos los trabajadores del sector privado», señaló un abogado de la central obrera.

Por la parte sindical, estuvo este lunes en la reunión el cotitular de la central obrera, Héctor Daer (Sanidad), Carlos Acuña (SOESGyPE), Antonio Caló (UOM), Andrés Rodríguez (UPCN), Armando Cavalieri (Comercio), José Luis Lingeri (Obras Sanitarias), Jorge Sola (Sindicato de Seguro), Carlos West Ocampo (Sanidad), Robustiano Geneiro (UTHGRA) y Alberto Tomasone (Comercio).

En representación del sector empresario, participaron Acevedo (UIA), Julio Crivelli (CAMARCO), Funes de Rioja (UIA), Enrique Matilla (CAME), Pedro Etcheverry (CAC), Diab (CAME), Florencia Merensztein, Julián Jajurin (CAME) y Claudio Rodriguez. Mientras que por el Gobierno, también participó de la reunión el titular de la Unidad de Coordinación General, Ignacio Pérez Riba; y la directora nacional de Relaciones y Regulaciones del Trabajo, Gabriela Marcello.

También podría interesarte

Caída del salario real y aumento del desempleo y la pobreza, las peores caras de la herencia M

Un informe del centro CIFRA de la CTA de los Trabajadores analiza la gestión macrista …



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *