11 de Agosto
de 2022
Informes Especiales.

Alarma en los gremios: un informe asegura que en julio la inflación en alimentos fue del 11%

02. 08. 2022

Un trabajo del ISEPCI adelantó el IPC del mes pasado, luego del repunte inflacionario producto de la salida Martín Guzmán del gabinete.

El repunte inflacionario en julio tuvo especial impacto en alimentos, que según un informe superará los dos dígitos. Así lo alerta el Instituto de Investigación Social, Económica y Política Ciudadana (ISEPCI), que este lunes publicó un reporte donde asegura que el mes pasado el rubro de la alimentación creció un 11 por ciento, acumulando en siete meses un incremento del 58 por ciento.

El trabajo se basa en el relevamiento que hace la entidad de los 57 productos de la Canasta Básica de Alimentos (CBA), que son parte del llamado Índice Barrial de Precios, otro relevamiento del ISEPCI en 900 comercios de cercanía ubicados en 20 distritos del conurbano bonaerense.

En este sentido, el informe determinó que una familia de dos personas adultas y dos hijos pequeños “que en junio precisaba 45.404,21 pesos para comprar sus alimentos indispensables, un mes más tarde requería 50.411,85 (o sea un 11,03 por ciento más) para adquirir los mismos productos y evitar caer por debajo la línea de indigencia”.

El dato de inflación en alimentos preocupa particularmente, ya que anticipa el repunte de la inflación producto de la crisis política por la salida de Martín Guzmán. El dato oficial, que el INDEC dará la semana que viene, podría ser clave para los primeros días de la nueva estrategia económica, comandada por Sergio Massa.

De acuerdo al reporte del ISEPCI, al que tuvo acceso Gestión Sindical, “las frutas y verduras mantuvieron el ‘liderazgo’ de las subas: 17,47 por ciento en julio y 74,57 por ciento desde principios de año; los productos de almacén en los mismos períodos aumentaron 14,53 por ciento y 64,53 por ciento; por último, las carnes se incrementaron 3,81 por ciento el mes pasado, y 43,81 por ciento desde enero”.

Según afirmó la entidad, “en esta parte del año los precios de los alimentos básicos subieron sistemáticamente”. “Hubo meses -marzo- que aumentaron ‘sólo’ 3,9 por ciento, otros como abril 8,8 por ciento y febrero 9,8 por ciento, pasando por mayo y junio en los que la proporción del 4,2 por ciento se repitió, llegando en julio al triste récord del 11 por ciento”, agregó el reporte.

Por otro lado, la misma familia “necesitó 112.922,54 por ciento (11 por ciento más que en junio) para cubrir su Canasta Básica Total (CBT) que contempla un universo más amplio de productos indispensables además de los alimentos, como transporte, salud, educación, mantenimiento del hogar, tarifas, combustibles, vestimentas, etc., cuya posibilidad de acceso marca el límite para evitar caer por debajo de la línea de pobreza”.

¿Linda charla? La reunión de Scioli con los popes de los gremios industriales que no sirvió de nada

Para Isaac Rudnik, director del ISEPCI, “hay que detener el impulso inflacionario, que es motivado por múltiples causas difíciles de abordar simultáneamente, pero no puede buscarse ese objetivo frenando la actividad económica y achicando el déficit fiscal mediante la reducción del gasto del Estado”.

Por el contrario, insistió, “el déficit en las cuentas públicas hay que reducirlo mediante el incremento de la recaudación imponiendo más contribuciones tributarias a los sectores económicos que vienen incrementando sus ya enormes ganancias”.

Mes complicado

Los datos que traen julio muestran que la salida de Guzmán, que desató unos días de fuerte incertidumbre y la suba del dólar entre otras cuestiones, golpeó especial a los sectores de menos ingresos, a través de esta suba de alimentos.

En este punto, el ISEPCI le apuntó a la figura de Silvina Batakis, que estuvo al frente del Ministerio de Economía en este tiempo. “Batakis fue ministra del gobierno nacional durante 22 días, y así como entró se retiró, con más pena que gloria. Durante su breve permanencia en el cargo, la inflación en general y la de alimentos en particular -que golpea fuertemente los presupuestos de las familias de menores recursos- batieron el récord del año, hasta ahora”, expresó la entidad.

La principal crítica apuntó a el dólar diferencial para los exportadores agrarios. “La medida más importante que tomó significó una fuerte concesión a los exportadores de cereales que implicará un importante incremento de sus ya enormes ganancias. Sin embargo, no fue eyectada de su silla por que ejerció su cargo con una perspectiva sin matices para sostener y profundizar las inequidades en la distribución de los ingresos nacionales, sino porque los grandes grupos económicos de este país consideraron que las concesiones obtenidas eran demasiado pocas”, destacó la entidad.

De cara al 2023, Daer respaldó a Massa y le envió una clara advertencia a Alberto Fernández

En tanto, en el INDEC esperan que el índice promedio del IPC de julio no supere los dos dígitos, pero nadie se anima a dar un pronóstico. “Sabemos que vamos a estar por encima de los 7 puntos, 8 posiblemente. No hay certeza si se superará el 10 por ciento, pero en algunos rubros seguro pasa”, le dijo a Gestión Sindical una fuente del organismo.

En este sentido, recalcaron que los datos del ISEPCI “son creíbles, ya que llevan años haciendo esas mediciones”. Respecto al cambio de ministro, en el organismo creen que “sólo la llegada de Massa no va a frenar la inflación, el ritmo de crecimiento tiene una inercia muy difícil de frenar”.

Expectativa

Ante esta problemática, los gremios aumentan la presión para o bien reabrir las paritarias, adelantando cuotas ya acordadas, o lograr una revisión del impacto de la inflación, ya que la mayoría de los acuerdos tienen firmada la famosa cláusula gatillo.

En estos días, los conflictos más importantes están en el sector del neumático –que ingresaron a una nueva semana de paros y protestas –choferes de colectivos, que esta semana irán a un paro, además los reclamos de varios sindicatos. En la provincia de Buenos Aires, todo el arco sindical estatal mete presión para reabrir la discusión salarial, ya que hasta ahora los sueldos “quedaron por debajo la inflación”.

i

La llegada de Massa fue saludada por los gremios, que esperan que las medidas a anunciar generen más certidumbre, y frene el espiral de aumentos. “Todos y todas sabemos y decimos que hay que detener urgentemente el impulso inflacionario (motivado por múltiples causas difíciles de abordar simultáneamente); pero no puede buscarse ese objetivo frenando la actividad económica y achicando el déficit fiscal mediante la reducción del gasto del Estado”, recalcó el instituto.

Por el contrario, “el déficit en las cuentas del Estado hay reducirlo mediante el incremento de la recaudación, imponiendo más contribuciones tributarias a los sectores económicos que vienen incrementando sus ya fuertes ganancias”.

“Es difícil ver que este trío que nos gobierna (Alberto Fernández, Cristina Fernández de Kirchner y Sergio Massa) desde hace bastante tiempo sea capaz de avanzar en esa dirección”, concluyó la entidad.

Temas relacionados / /
Suscribite a nuestro newsletter
Te puede interesar
Últimas Noticias en Zonales