16 de Mayo
de 2022
Actualidad.

Por ahora, la CGT no se suma a la marcha del #F1 contra la Corte Suprema de Justicia

17. 01. 2022

Es organizada por sectores del kirchnerismo y contará con la participación de algunos espacios sindicales, como el moyanismo y la CTA de los Trabajadores. Pero formalmente la central obrera no respaldó la movida.

El cosecretario general de la CGT Carlos Acuña, afirmó que la Corte Suprema debe «ponerse los pantalones largos» y criticó al Poder Judicial, al considerar que debe «hacer una autocrítica porque también es parte del problema». Pese a esto, adelantó que la CGT no analizó sumarse a la marcha del 1° de febrero, donde sectores del gobierno y otros espacios gremiales como los sindicatos alineados al moyanismo y la CTA de los Trabajadores, repudiarán al máximo tribunal.

En declaraciones radiales, Acuña expresó que la Corte «tiene que ponerse los pantalones largos y ver qué es lo que está bien y qué es lo que está mal». «La Justicia también es parte del problema en Argentina, tiene que hacer una autocrítica», agregó.

ACUERDO CON EL FMI: LA CGT APOYA LA NEGOCIACIÓN DEL GOBIERNO, PERO LANZÓ UNA ADVERTENCIA

El dirigente aliado del gastronómico Luis Barrionuevo y líder del gremio que agrupa a los trabajadores de las estaciones de servicio remarcó que «la CGT nunca participó de ninguna reunión en la que se proponga una movilización», en relación a la convocatoria para la marcha frente a la Corte Suprema de Justicia el 1° de febrero, popularizada como #1F.

Mesa judicial

«Hasta el día de hoy no se va a marchar porque no sabemos el objetivo» de esa concentración, dijo Acuña sobre la posición de la CGT en relación a esa convocatoria, a la que sí adherirá la CTA de los Trabajadores conducida por Hugo Yasky, y de postura abiertamente kirchnerista.

En torno a la denuncia sobre una mesa judicial bonaerense que se conoció a partir de la difusión de videos en los cuales el ex ministro de Trabajo Marcelo Villegas expresaba su deseo de contar con «una Gestapo» para accionar contra los gremios, Acuña consideró que la ex gobernadora María Eugenia Vidal «no puede desentenderse de ese tema».

«La reunión fue en el Banco Provincia, así que no jodamos. No me imaginaba semejante estructura de un Gobierno para perseguir a dirigentes gremiales», enfatizó.

Los que sí se suman

El próximo 1 de febrero, distintas organizaciones se manifestarán en contra de la Corte Suprema de Justicia bajo la consigna «basta de injusticia y lawfare».

La CTA de los Trabajadores y Camioneros finalmente confirmaron que convocarán la marcha para el 1 de febrero. En este sentido, esperan que se sumen al reclamo más sindicatos contra el máximo tribunal. Por su parte, Yasky informó que participará de la movilización contra la Corte Suprema dado que «el plan de criminalización del movimiento sindical tuvo una pata Judicial».

EL DURÍSIMO DESCARGO DE LA UTE CONTRA LA CORTE SUPREMA POR EL FALLO A FAVOR DE LA PRESENCIALIDAD

En este contexto, el secretario adjunto de SMATA (Sindicato de Mecánicos y Afines del Transporte Automotor), Mario Manrique dijo que «la CGT debería acompañar» el reclamo contra la Justicia.

Asimismo, la movilización contra el máximo órgano judicial cuenta con el apoyo del Poder Ejecutivo. El presidente Alberto Fernández recientemente criticó a la Justicia al señalar que «tiene un problema de funcionamiento muy serio».

Los gremialistas que marcharán también pedirán por la dirigente Milagro Sala, que se encuentra detenida desde hace casi seis años.

En cambio, el jefe de Gobierno porteño y referente de Juntos por el Cambio, Horacio Rodríguez Larreta, se mostró muy crítico hacia la iniciativa.

«A mí me parece muy grave el avance, el ataque, del Gobierno nacional a la Corte. Muy grave. Que participen de una marcha funcionarios nacionales pidiendo la renuncia de la Corte, me parece gravísimo, gravísimo», aseguró.

Suscribite a nuestro newsletter
Te puede interesar
Últimas Noticias en Zonales