20 de Mayo
de 2022
Fuera de Megáfono.

Suba del 18% y ajuste por inflación, lo que le ofertarían a los docentes bonaerenses

28. 01. 2017

No los llamarán antes del 2 de febrero, día en que se reúnen gobernadores para tratar el aumento.

El gobierno bonaerense se encuentra dándole forma a la propuesta salarial que le acercará a los gremios docentes. Será en febrero. Y la oferta “está en línea con el acuerdo logrado con los estatales”, confiaron a este diario altos funcionarios provinciales. Es decir, un 18% en cuotas con “cláusula gatillo”.

Esa cláusula implica que si la inflación -medida por el Indec- supera la mejora salarial, el aumento se “dispara” automáticamente.

Mientras el Frente Gremial Docente Bonaerense viene endureciendo su discurso día a día contra el gobierno bonaerense porque “no considera prioridad a la educación pública” y ante la “falta total de diálogo desde hace más de seis meses”, la convocatoria para iniciar la negociación paritaria aún deberá esperar.

Las fuentes consultadas dijeron que el 2 de febrero se reunirán en la capital federal todos los gobernadores. “Como ya no habrá paritaria nacional que fije una pauta para las provincias (ver aparte), los ejecutivos provinciales buscarán consensuar números para acercar a los maestros y profesores propuestas equivalentes”, puntualizaron.

En otras palabras, lo que se buscará el segundo día del mes entrante es acordar que ninguna provincia “se corte sola” y deje en off side al resto.

El número 18 es el que más suena. El que quiere la Casa Rosada. ¿Un aviso? El acuerdo de diciembre entre los bancarios con las cámaras del sector no fue homologado por el gobierno nacional: incluía la reapertura de la paritaria 2016 para compensar la pérdida de poder adquisitivo de ese año (algo que los docentes bonaerenses ponen como requisito “no negociable” antes de discutir el sueldo 2017) y una suma fija de $2.000 más un aumento del 10%, equivalente a una suba del 19,5% para el salario inicial de bolsillo a cuenta de lo que se negocie en la paritaria venidera.

PIEDRAS EN EL CAMINO
¿Cómo reaccionarían los sindicatos docentes de la Provincia ante una propuesta muy similar a la que se hizo a los estatales? Vale recordar que luego de que no lograran reabrir la paritaria en agosto pasado, pese a que el monitoreo de la inflación figuraba en el acta firmada en febrero del 2016, los principales dirigentes del frente dijeron que ya no confiarían en cláusulas especiales.

Pero desde el gobierno bonaerense dicen que la “cláusula gatillo formará parte de la letra del acuerdo” y que “si no cumplimos los gremios pueden ir al día siguiente a un juzgado y hacer valer lo firmado”.

Otro tema es que la Feb, el Suteba y compañía se han puesto casi intransigentes a la hora de pedir que “se debe recuperar el poder adquisitivo que perdieron los docentes durante 2016 antes de hablar del incremento salarial de este año”, pérdida que calculan que es de entre el 8 y el 10%.

El Ejecutivo provincial no comparte esos números, pero además no quiere saber nada con disociar las discusiones. “La negociación salarial es una, no se puede discutir una supuesta pérdida del año anterior por un lado y el sueldo para adelante por el otro”, subrayaron.

Asimismo opinaron que “si en los docentes prima una lógica sindical, hay grandes posibilidades de arreglo, pero si prevalece una lógica política, el cierre (de la paritaria) será muy complejo”.

Por su parte, en el búnker del Frente Gremial Docente repiten a quien quiera escuchar que “primero hay que recuperar lo perdido en 2016 y que se paguen todos los salarios adeudados”. Y que ni siquiera se sentarán a hablar si les ofertan “un 20%” (sic).

Temas relacionados /
Suscribite a nuestro newsletter
Te puede interesar
Últimas Noticias en Zonales