viernes 14 de mayo de 2021

“Vacunación VIP”: quiénes son los sindicalistas que se aplicaron la vacuna de manera irregular

El escándalo alcanza a varias figuras del gobierno. Hasta ahora, Hugo Moyano y su familia es el único dirigente que confirmó la aplicación de la dosis, aunque lo hizo en un sanatorio de la obra social del gremio, con vacunas provistas por la Ciudad de Buenos Aires. El resto de los nombres que circularon, no fueron confirmados. Malestar de sectores esenciales por la maniobra.

Diego Lanese / Especial para Gestión Sindical

Apenas el periodista Horacio Verbitsky admitió que logró vacunarse gracias a una gestión de Ginés González García, la suerte del entonces ministro de Salud estaba sellada. A medida que pasaron las horas, la salida del funcionario del gabinete nacional fue ganando fuerza, hasta que se confirmó en horas de la tarde. El enojo del presidente Alberto Fernández quedó de manifiesto, en especial el sábado, cuando le tomó juramento a su sucesora, Carla Vizzotti. Una de las primeras medidas de la flamante titular de la cartera sanitaria fue difundir un listado de personas que habrían accedido de forma irregular a las dosis de la vacuna Sputnik V, entre ellos algunos dirigentes sindicales. El caso más emblemático es el de Hugo Moyano, titular del gremio de Camioneros, que se inmunizó junto a su familia pero en un sanatorio de la obra social del sindicato. Además, hubo rumores que otros dirigentes pudieron acceder a este beneficio, pero por ahora no hay confirmación de estos nombres. En algunos sectores hay malestar, en especial entre los trabajadores esenciales, ya que no lograr hacerse de las dosis para evitar más contagios.

El escándalo de la “vacunación VIP”, como se conoce al tema, involucra a funcionarios, empresarios y también sindicalistas. En las primeras versiones se hablaba de una lista importante de involucrados, pero hasta el momento el único caso confirmado es el de Hugo Moyano y su familia, que recibieron la dosis en el sanatorio Antártida, de la obra social del gremio. En declaraciones radiales, el camionero admitió la situación, y dijo que las dosis fueron provistas por la Ciudad de Buenos Aires. “Estoy vacunado porque soy el presidente de dos obras sociales y por la edad que tengo (77). No formé parte para nada de ninguna nómina de vacunados VIP. Se está vacunando todo el personal que está al frente del Antártida”, sostuvo Moyano, que además logró la dosis para su mujer y su hijo menor. La situación generó críticas de otros dirigentes, como el judicial Julio Piumato, que sin nombrarlo criticó al camionero. Su hijo Pablo salió al cruce de los dichos, y trató a Piumato –que supo ser cercano a Moyano pero desde hace un tiempo están distanciados –de “traidor de los trabajadores”.

Este lunes, el hospital Posadas dio a conocer una primera lista de vacunados de forma irregular, entre los que se encuentra ministros y dirigentes, y se espera que haya más revelaciones. Según pudo saber Gestión Sindical, en la primera ronda de nombres no figuran dirigentes sindicales, como se habló en un primer momento. Héctor Daer y Armando Cavalieri eran algunos de los nombres que surgieron, pero hasta ahora no se confirmó la noticia. “En la primera lista no figuran, esta semana se van a conocer otras listas, pero no estarían incluidos”, relató una fuente consultada. Los vacunados de forma irregular que fueron confirmados hasta ahora son el periodista Horacio Verbitsky, el diputado Eduardo Valdés, el senador Jorge Taiana, el empresario Fernando López Aldrey, sus familiares Lourdes y Dolores Noya Aldrey, los empresarios Seza Manukian y Félix Guille. Además, el canciller Felipe Solá se vacunó por separado, en el Hospital Posadas, tal como había hecho el Presidente en su momento.

Volviendo al gremio camioneros, no sólo Moyano se aplicó la vacuna. En la provincia de Chubut se aplicaron dosis dentro de la estructura gremial. El líder de la seccional Jorge Taboada negó que el gremio haya robado las 30 dosis de Sputnik V aplicadas por su obra social y sostuvo que las compraron de buena fe: “Nos presenta una factura con el costo de la vacunación y el descartable. Pagamos el servicio de inmunización. No había ninguna razón para sospechar”. Taboada, el líder de la seccional Chubut de Camioneros y ex diputado nacional, salió a dar su versión de los hechos tras el allanamiento que detectó en la sede de la obra social las 30 dosis de Sputnik V que habían sido robadas en la provincia. “Veníamos haciendo consultas para estar en un listado para vacunar a nuestro personal. Hasta que aparece Analía Muñoz que trabaja en el Hospital Regional”, explicó el camionero. “Ella nos dice que iba a haber disponibilidad de vacunas. No teníamos forma de saber que ésta persona estaba haciendo algo mal”, agregó el dirigente que sostuvo que fue una compra de buena fe.

La situación no sólo generó una andanada de críticas de la oposición. Además, generó enojo en varios gremios, en especial quienes son trabajadores esenciales. Tanto desde la Federación Sindical de Profesionales de la Salud (FESPROSA) como desde la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) sostuvieron críticas de este tenor. Desde la federación médica recordaron que la entidad ya venía “denunciando esta situación” que expresa una “profunda crisis moral” en la dirigencia política nacional. La presidenta de la Federación, María Fernanda Boriotti, consideró al respecto: “Lo ocurrido con dirigentes del más alto nivel no fue lo único y demuestra que existe una profunda crisis moral en la dirigencia política argentina, y tiene que ser resuelta como precondición para poder establecer políticas que favorezcan a los sectores populares”. “Es decir que Argentina se encontraba -se encuentra- en una escasez relativa y un atraso serio en los planes. En ese marco, las escasas vacunas disponibles fueron distribuidas de acuerdo a una prioridad sanitaria muy clara. Sin embargo, en muchas provincias (Santa Fe, Catamarca, La Rioja y otras) se detectaron desviaciones muy serias que fueron denunciadas por la FESPROSA públicamente y ante el Ministerio de Salud de la Nación”.

También podría interesarte

Polémica: denuncian que Alejandro Poli se quiso «infiltrar» en una reunión de los sindicatos del transporte

El secretario general de la Federación Argentina de Remises, Alejandro Poli, se presentó a la …



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *