sábado 17 de noviembre de 2018
Inicio / Fuera de Megáfono / Un informe oficial admite que uno de cada 10 menores de 17 años trabaja en la Argentina

Un informe oficial admite que uno de cada 10 menores de 17 años trabaja en la Argentina

El trabajo del INDEC sostuvo que el 10 por ciento de los niños y niñas de entre 5 y 15 años realizan una actividad productiva. La mayoría se da en el sector rural. “En provincia de Buenos Aires estamos bien, pero en el norte está complicado”, aseguró Gustavo Arreseygor, del SATHA. Esta semana en Jujuy se aprobó la incorporación de 45 niños al mercado laboral.

Diego Lanese / Especial para Gestión Sindical

Esta semana, el gobierno de Jujuy permitió que unos 45 niños y adolescentes de 10 a 17 años trabajen en cañas de tabaco, plantaciones y hasta el sector textil, incluso contra la ley provincial que prohíbe que los menores de 16 años sean contratados. La medida generó enorme repercusión, en especial a pocos días de conocerse de un informe oficial que asegura que en el país el 10 por ciento de los niños y niñas de entre 5 y 15 años realiza “actividades productivas”. En junio, cuando se conmemora el Día Mundial de la Erradicación del Trabajo Infantil, la Organización Mundial del Trabajo (OIT) y UNICEF lanzaron el cuarto plan para la erradicación de este flagelo, con especial interés en la protección del trabajo adolescente. Desde el 2004, la ahora secretaría de Trabajo de la Nación cuenta con la Comisión Provincial para la Prevención y Erradicación del Trabajo Infantil (COPRETI), que junto a los gremios trabaja para combatir la presencia de niños en distintas unidades laborales.

El informe del INDEC sobre trabajo infantil se conoció la semana pasada, y marcó una cifra preocupante en la materia. Según los datos de la Encuesta de Actividades de Niños, Niñas y Adolescentes (EANNA), el 10 por ciento de los niños y niñas de entre 5 y 15 años de todo el país realizan al menos una actividad productiva.

“Esta cifra se eleva al 31,9 por ciento en el caso de adolescentes de 16 y 17 años, a nivel nacional”, alertó el trabajo, al que tuvo acceso Gestión Sindical. Los datos censados son de los años 2016 y 2017, y los encargados destacaron que es el primer trabajo de su tipo desde el 2004.

“Los principales motivos que impulsan a los niños y jóvenes al mercado laboral están relacionados con la ayuda familiar y la necesidad de ganar dinero para sus gastos y los de su hogar”, aseguró el informe final.

El informe reveló que los trabajos más habituales entre los niños y adolescentes urbanos “son el trabajo en negocios, talleres u oficinas por dinero (para el 39,9 por ciento de los niños y niñas, y el 37,9 por ciento de los adolescentes que trabajan) y la construcción y reparación de viviendas (el 29,5 por ciento de los adolescentes).

Además, la encuesta muestra que “las distintas formas del trabajo infantil y adolescente están más extendidas en las zonas rurales”. En este sentido, más de la mitad de los niños y niñas que trabajan en el campo “se dedican al cultivo o cosecha de productos para vender (14,2 por ciento), el cuidado u ordeñe de animales (14,4), la ayuda en la construcción o reparación de otras viviendas (11,9), y la ayuda en negocios u oficinas (11,9).

Si bien las cifras preocupan, los gremios del dicen que se ha mejorado respecto de otras épocas del país. “en la provincia de Buenos Aires venimos bien en la materia, prácticamente no encontramos casos de trabajo infantil, estamos trabajando con COPRETI para ver esa problemática”, sostuvo Gustavo Arreseygor, titular del Sindicato Argentino de Trabajadores Horticultores y Agrarios (SATHA).

En diálogo con Gestión Sindical, el dirigente ratificó que “se ha erradicado prácticamente en un 100 por ciento el trabajo infantil, por ahí en alguna comunidades bolivianos tenían chicos trabajando, pero más que nada por una cuestión cultural, para que estén cerca de los padres los tienen en las plantaciones, pero también porque ahí tienen sus casas”.

Al margen de los datos, lo que sucedió en Jujuy en estas horas generó dudas sobre su impacto en la erradicación de este flagelo. En este sentido, Arreseygor admitió que “en el norte están más complicados, tal vez porque hay un grado de necesidad mucho mayor”.

El informe del INDE ratifica esto, ya que estableció que el trabajo mercantil entre los niños, niñas y adolescentes tiene “mayor presencia relativa en las áreas urbanas de las regiones Noroeste (NOA) y Noreste (NEA), y en áreas rurales de las regiones Pampeana, Cuyo y NEA”.

La medida del gobernador Gerardo Morales autoriza a niños de las zonas de campo en tareas de encañe y desencañe de tabaco, desflore de tabaco, plantaciones, tareas de peón general, carga y descarga de estufas a ingresar al mercado laboral. Incluso se da permiso a modelos de ropa infantil, entre otros.

Pese a que la ley 26.390 prohíbe el trabajo de menores de 16 años, el gobierno jujeño ha aprobado varias decenas de casos. Los datos se dieron a conocer en el contexto del “Encuentro de comisiones para prevención y erradicación del trabajo infantil de la región NOA”.

Por su parte, los datos arrojados por la EANNA permitirán identificar las características principales del conjunto de actividades económicas y no económicas que realizan niños, niñas y adolescentes, conocer los efectos sobre la escolaridad y las consecuencias en la salud y contextualizar la situación socioeconómica de los hogares con presencia de trabajo infantil, se aseguró desde la Secretaría de Trabajo nacional.

En junio, cuando se conmemora el Día Mundial contra el Trabajo Infantil, la oficina local de la OIT realizó una declaración, en la cual ratificó que “la eliminación del trabajo infantil peligroso y la mejora de la seguridad y salud en el trabajo para los trabajadores jóvenes harán posible que la próxima generación inicie su vida laboral como trabajadores productivos y razonablemente bien remunerados, capaces de contribuir a la justicia social y al crecimiento económico”.

También podría interesarte

Triaca renunció pero se va en diciembre

La dimisión de Triaca será oficializada el próximo jueves a través de una conferencia de …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *