viernes 28 de febrero de 2020
Inicio / Actualidad / Un 2016 negro para los trabajadores: el año pasado trajo la peor caída en salarios y empleos desde 2009

Un 2016 negro para los trabajadores: el año pasado trajo la peor caída en salarios y empleos desde 2009

Según el informe anual del Observatorio del Derecho Social de la CTA Autónoma, en el primer año del macrismo el salario real cayó 8 puntos en el sector público, y 6 en el privado. Este es el peor retroceso en al menos 8 años. Además, la suba del desempleo y las suspensiones marcaron otro triste record. Advertencia por una “escalada represiva” contra los trabajadores.

Más allá de la mirada política que se tenga, la mayoría coincide que el 2016 fue un año muy duro para los trabajadores. La retracción del empleo y los problemas salariales derivados de la inflación fueron los ejes que marcaron el primer tramo de la gestión de Mauricio Macri, que todavía hoy sigue peleando para bajar el impacto de sus medidas. Esta semana, la CTA Autónoma le puso números a esa sensación, marcando que desde lo estadísticos el 2016 fue un año negro para los asalariados. Según el informe anual del Observatorio del Derecho Social, en materia de salarios y desempleo el que pasó fue el peor año desde el 2009. Para esta afirmación, se reconoció que el salario real cayó un 6 por ciento promedio, y el retroceso en materia de despidos nos ubica al principio de esa década. Además, el trabajo alerta de una “escalada represiva” contra los trabajadores.

El informe de la central obrera se realizó en base a datos oficiales y análisis propio, y alerta sobre el retroceso en el año en materia laboral. “El año 2016 culminó con una fuerte caída del salario real, con una importante destrucción de puestos de trabajo y con desafíos no menores en materia de conflictividad laboral y negociación colectiva”, destacó el trabajo, al que tuvo acceso Gestión Sindical. La entidad informó que “la destrucción de empleo se concentró en el primer semestre. A partir de julio se registra un incremento de la cantidad de trabajadores registrados, pero dicho aumento se explica íntegramente por razones estacionales”.

En cuanto a las suspensiones, se ubicaron en el nivel más alto de la última década, y superan en un 60 por ciento el valor más alto registrado hasta ahora (2009 y 2014). “La situación más crítica corresponde a la industria manufacturera. Según los datos oficiales, la serie desestacionalizada del empleo presenta retrocesos ininterrumpidos desde septiembre de 2015 hasta noviembre de 2016 (último dato disponible)”, remarcó el observatorio.

En cuanto al salario real de los trabajadores registrados del sector privado, el informe remarca que “experimentó a lo largo del año 2016 una profunda caída que, en promedio, fue del 6 por ciento”. Esta caída fue producto “de que ninguna de las negociaciones salariales pudo equiparar una inflación anual que, según la Dirección de Estadísticas de la Ciudad de Buenos Aires, ascendió al 40,8 por ciento”. “La mayor parte de esta caída se produjo en los primeros meses del año, y en los meses de junio y julio llegó a superar el 10 por ciento de retroceso en la comparación interanual”, agregó el trabajo. En el sector público no existen datos agregados que permitan dar cuenta de la totalidad de los trabajadores. Sin embargo, al analizar el salario de convenio de los trabajadores de la
Administración Pública Nacional se observa que el retroceso del salario real de convenio, durante el año 2016, fue del 8 por ciento”, completó el observatorio.

Además, la CTA hace una advertencia sobre los hechos de represión sobre los trabajadores. “La magnitud de la represión desplegada contra los trabajadores del Frigorífico Cresta Roja en diciembre de 2015 y contra los empleados de la Municipalidad de La Plata en enero de 2016, así como también la detención de Milagro Sala en Jujuy producto de una mera contravención, fueron la señal de inicio del plan de ajuste, y un aviso inequívoco para el conjunto de los trabajadores”, aseguró el trabajo. En este sentido, para el observatorio, durante el transcurso de 2016 “se amalgamaron elementos represivos, coercitivos y disciplinantes tendientes a morigerar la protesta social y específicamente la laboral”

En definitiva, a lo largo del año 2016 el mercado de trabajo presentó un serio retroceso, tanto en el plano del empleo como de los salarios e ingresos, situación que se enmarcó dentro de una fuerte ofensiva contra los trabajadores desplegada desde el Gobierno Nacional, los empleadores y los medios masivos de comunicación, y que no pudo ser revertida a través del conflicto y la negociación colectiva”, concluyó el informe.

También podría interesarte

Guiño a la política salarial del gobierno: Comercio cerró la paritaria 2019 con sumas fijas

El gremio más grande del país anunció que finalizó la recomposición salarial del año pasado …



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *