miércoles 24 de octubre de 2018
Inicio / Actualidad / Trabajadores del Astillero Río Santiago desmienten y repudian a Lanata: “Buscan amedrentarnos”

Trabajadores del Astillero Río Santiago desmienten y repudian a Lanata: “Buscan amedrentarnos”

Desde ATE Ensenada rechazan el informe del programa de Jorge Lanata, y afirman que es parte de la ofensiva lanzada por el gobierno nacional para privatizar el lugar. “No tienen ninguna prueba, no tienen nada para comprobar lo que dicen”, remarcaron. Además, aseguraron que el objetivo final del gobierno es “privatizar el lugar”.

Diego Lanese / Especial para Gestión Sindical

El domingo pasado, el programa televisivo de Jorge Lanata presentó un informe donde apunto a la situación actual del Astillero Río Santiago. Según el trabajo periodístico, la fábrica le cuesta al estado provincial 3.600 millones de pesos, y hace varios años que no produce ningún barco Incluso, el informe alertó sobre los “manejos de ATE en el lugar”, a quien acusó de varias irregularidades. La denuncia se dio a pocos días que el propio presidente de la Nación, Mauricio Macri, dijera que al astillero “hay que dinamitarlo”. Ante esto, los trabajadores rechazaron las acusaciones, y las vincularon a un plan para privatizar el lugar. “Simplemente busca debilitar la organización gremial”, sostuvieron desde ATE Ensenada, que remarcaron que mantendrán su lucha por las fuentes laborales. Además, calificaron a las nuevas autoridades como “panaderos”, porque “no trabajan los lunes, y ahora los viernes tampoco”.

Esta semana se comenzará a discutir la paritaria sectorial, y podría haber un nuevo conflicto por la contratación de una empresa para servicios médicos. La decisión general es que si quieren cerrar o intervenir el astillero vamos a dejar todo lo que tenemos”, adelantaron.

En el programa Periodismo para Todos se apuntó a la situación del astillero ubicado en la localidad de Ensenada. Según el informe presentado, se gastan unos 3.600 millones de pesos por año sin que haya producción. Además, el programa de Lanata aseguró que en la fábrica “hay falsos empleados, descuentos salariales indebidos, jubilaciones truchas y bonos por productividad en una fábrica que hace casi diez años no termina una embarcación”. Desde ATE Ensenada rechazaron las denuncias: “no tienen ninguna prueba, no tienen nada para comprobar lo que dicen”.

Para Francisco Banegas, titular de la seccional estatal, este trabajo televisivo “simplemente busca debilitar la organización gremial, amedrentarnos, que no sigamos defendiendo el astillero como lo venimos haciendo”. En diálogo con Gestión Sindical, el dirigente dijo que las autoridades provinciales y nacionales “tienen un objetivo que no es el nuestro, el de privatizar o cerrar el lugar”. Además, el sindicato alertó que en estas horas funcionarios del gobierno de María Eugenia Vidal hablaron públicamente de la posibilidad de despidos. “Está muy claro cuál es el plan, y los medios periodísticos que usan para esto”, remarcó Benegas.

La polémica en torno al astillero comenzó hace unos días, cuando el propio presidente dijo en una reunión que ante la inactividad del lugar “había que dinamitarlo”. El ataque se completó con el informe televisivo, lo que generó la reacción de los trabajadores, que prometieron defender las fuentes laborales. “No tengo dudas que Macri piensa eso, que es lo que va a hacer”, remarcó Banegas.

Ante esto, el viernes pasado los empleados realizaron una marcha de antorchas por las calles de Ensenada, en apoyó al astillero, que finalizó con un acto donde recibieron el respaldo de diferentes expresiones políticas, sindicales y sociales de toda la región, junto a legisladores nacionales y provinciales, entre otras. Además, estuvo el integrante del triunvirato Juan Carlos Schmid, que llevó el respaldo de la CGT. “La comunidad nos sigue apoyando, se viene el momento más difícil para el astillero, estamos hablando con los legisladores para que estén atentos, porque en algún momento va a pasar algo grave, y queremos tener el respaldo de la legislatura nacional y bonaerense”, agregó Banegas.

“Este gobierno está apretando cada vez más, saben que antes de fin de año tienen que hacer el ajuste, por eso pedimos a todos los que nos están apoyando que se mantengan unidos. Lo bueno es que la decisión general de la asamblea es que si quieren cerrar o intervenir el astillero vamos a dejar todo lo que tenemos, vamos dejar ‘el cuero en el alambrado’ para defenderlo”, sostuvo Banegas.

Esta tarde, autoridades provinciales de ATE se reunieron en el Ministerio de economía con funcionarios del astillero y del gobierno de Vidal para avanzar en la paritaria sectorial, encuentro donde también se habló de las denuncias y la situación general. En mayo de este año, la gobernadora decidió desplazar al presidente del astillero Cristian Curto, hombre de confianza de Javier Tizado (ministro de Producción) y designar a Daniel Capdevilla, ex integrante del ministerio de Modernización de la Nación.

El cambio no generó mayores cambios. Los trabajadores aseguran que con las nuevas autoridades “no hay una buena relación, se sientan y te miran pero no te dan pelota”. Al punto es mala la relación que Banegas calificó a los funcionarios como “panaderos”, porque “el lunes no vienen a trabajar”.

En tanto, desde ATE Nación respaldaron a los empelados y la dirigencia sindical del lugar, y rechazaron las denuncias mediáticas. “Ni el gobierno nacional ni el bonaerense tienen todavía una decisión con respecto al futuro de la empresa estatal”, sostuvo en declaraciones radiales Hugo “cachorro” Godoy, de la conducción nacional de ATE. Gofoy recordó que Vidal intervino por decreto la empresa, poniendo a Capdevila, ex Coordinador de Proyectos del Ministerio de Modernización de la Nación, “el sector desde donde surgen muchos de los planes de ajuste”.

“Les importa un cuerno el Estado, lo único que quieren promover son los negocios privados. Todas sus medidas van en eses sentido: la fuga de capitales diaria es una muestra de ello, pero mientras le pagan a Francia por una patrullera tres veces más de lo que costaría acá”, aseguró el dirigente de los estatales.

En este sentido, Banegas adelantó que esta semana puede producirse conflicto, cuando la nueva conducción intente cambiar de empresa para los servicios médicos externos. “Resulta que el servicio que hace el astillo cuesta 30 pesos cada visita, y los funcionarios quieren hacerlo por 300. Hoy se gastan 36 mil pesos por mes y ellos quieren hacer contrataciones por 439 mil pesos por mes, así cuidan los recursos de la provincia de Buenos Aires”, denuncia Banegas. Además, afirmó que desde mayo llegaron 17 funcionarios nuevos, y ahora “son como 30”. Si el lunes que viene la empresa de servicios externos, la asamblea votó por no dejarlos pasar. “Vamos a seguir en la lucha, las denuncias en muchos casos son conquistas nuestras, firmadas en actas. Por eso estamos tranquilos, si me quieren hacer más causas, voy a ir preso orgulloso para defender mis compañeros de trabajo”, concluyó Banegas.

También podría interesarte

[VIDEO] Para Macri, los accidentes en el trabajo son “comportamientos tramposos”

El Presidente pidió adhesión a la nueva ley de ART para “bajar la litigiosidad” y …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *