26 de Junio
de 2022
Actualidad.

Todo el arco gremial en contra de los dichos de Prat Gay sobre las paritarias

05. 01. 2016

Diversos sectores salieron al cruce de las declaraciones del Ministro de Hacienda, que vinculó el pedido de aumento con el desempleo. “Son una clara amenaza”, alertaron desde la CGT que comanda Antonio Caló. La CTA de los Trabajadores habló de “revanchismo social”, y convocó a una conferencia de prensa para repudiar al ministro. Críticas de Luis Barrionuevo y la CTA Autónoma.

“Cada sindicato sabrá dónde le aprieta el zapato y hasta qué punto puede arriesgar salarios a cambio de empleos”. Las declaraciones del Ministro de Hacienda y Finanzas, Alfonso Prat Gay, sonaron como una amenaza, y cayeron muy mal en todo el arco sindical. En medio de las disputas abiertas en varios sectores para que se pague un bono de fon de año que atenúe el impacto de la devaluación, el funcionario le puso un techo a futuro a la discusión, y eso no fue bien recibido por la dirigencia. Para la CGT Alsina son “una clara amenaza”, pero todavía no tiene previstos acciones concretas. En tanto, desde la CTA de Hugo Yasky afirman las medidas son un “revanchismo social” que quieren “llevarse puestas las conquistas de los trabajadores”.

Casi todo el arco gremial se pronunció contra las expresiones del ministro, que de alguna manera condicionó las discusiones salariales para este año. “Son una amenaza”, sostuvo un dirigente de la CGT Alsina, que comanda el metalúrgico Antonio Caló. En diálogo con Gestión Sindical, se remarcó que “estos dichos son claramente una amenaza, más claro que el agua. Quieren condicionar las paritarias, pero no lo vamos a permitir”. Pese al enérgico rechazo, la dirigencia alineada con Caló no tiene previsto por el momento acciones para expresar su repudio. “Estamos conversando, tanto dentro de nuestra CGT como con otros grupos, pero por ahora no sabemos de acciones y reuniones concretas”, sostuvo el mismo dirigente.

Las palabras de Prat Gay se dieron casi al mismo tiempo que desde la CGT Azopardo advertían que la inflación para ellos supera el 30 por ciento, por lo cual la recomposición salarial deberá tener en cuenta esos niveles. Además, en la central que conduce Hugo Moyano adelantan que esos índices no tienen en cuenta la devaluación y los aumentos de diciembre, lo que anticipa un mayor impacto en el reclamo. Más allá de las cifras, la dirigencia de este espacio viene pidiendo un “gesto de Macri” para los trabajadores, como la convocatoria al Consejo de Salario, que fije las pautas de las subas del 2016. Estos reclamos se contradicen con las apreciaciones del ministro Prat Gay, que dejo en claro que sus intenciones es negociar subas por debajo del 30 por ciento (los primeros indicios de su cartera fijarían la inflación de este año en el torno del 26 por ciento).

En tanto, la CTA de los Trabajadores emitió un comunicado rechazando los dichos del ministro. En el mismo, vinculó las medidas del gobierno de Mauricio Macri a cierto “revanchismo social” que busca “llevarse puestas las conquistas de los trabajadores”. “Van a tener que hacerse a la idea de que las paritarias libres, sin condicionamiento alguno, son una conquista histórica a la que la CTA y los trabajadores no estamos dispuestos a renunciar”, advirtió la central que comanda Hugo Yasky, que el miércoles próximo realizará una conferencia de prensa junto a otros sectores sindicales para marca su postura sobre la cuestión (ver aparte).

Otros sectores prefirieron la crítica directa a las medidas de gobierno. En este camino, los más duros parece ser Luis Barrionuevo y la CTA Autónoma. El gastronómico, que en las pasadas elecciones se alineó a Sergio Massa y su Frente Renovador, llamó “improvisado” al presidente Macri, y criticó públicamente sus medidas de gobierno. En tanto, la central de Pablo Micheli busca mostrarse movilizada desde la asunción del nuevo gobierno. En este sentido, al no ser atendido su pedido de un bono de fin de año, adelanta que podrían realizar protestas en cualquier momento. “Los trabajadores no podemos esperar. Negaron el bono y ahora las paritarias. Necesitamos aumento actualizable según inflación real”, dijo Guillermo Pacagnini, integrante del gremio médico CICOP y de esa CTA, a través de su cuenta de Twitter (‏@GuillePaca).

A partir de esto, será complejo para el ministro de Trabajo Jorge Triaca y los negociadores del gobierno convencer a los gremios de pactar por debajo de la inflación, incluso como excusa para defender los puestos de trabajo. Si bien el ministro de Hacienda y Finanzas dijo que la “realidad” es que el Gobierno macrista “está haciendo todo lo posible” para que la actividad económica “vuelva a crecer”, sus dichos no son muy optimistas. Y los trabajadores no quieren pagar con su salario la crisis.

Suscribite a nuestro newsletter
Te puede interesar
Últimas Noticias en Zonales