28 de Noviembre
de 2022
Actualidad.

Siguen las malas noticias para la UOM: confirman suspensiones en firma del grupo Techint

04. 11. 2015

En la seccional Zárate-Campana la firma Tenaris-Siderca redujo el horario de los 3500 operarios, con el pago del 80 por ciento del salario. Denuncian que la medida se dio en acuerdo con los delegados que responden a Abel Furlán, diputado nacional electo.

No son días fáciles para la dirigencia de la Unión Obrera Metalúrgica (UOM), en lo político y lo gremial. Es que el histórico gremio industrial fue uno de los grandes derrotados de las elecciones pasadas, en especial por el protagonismo que su líder Antonio Caló tuvo en la campaña. Pero la debacle viene de antes. La imputación al secretariado general por lavado de dinero fue el primer golpe, que le siguió a las derrotas de los intendentes de extracción metalúrgica, el quilmeño Francisco Gutiérrez y Hugo Curto, de Tres de Febrero. Para colmo, quien logró la única diputación para el sindicato, Abel Furlán, quedó envuelto en una fuerte polémica, por la suspensión de trabajadores de una firma de su seccional, Zárate-Campana. Pese a todo, Caló se mostrará con otros gremios tratando de potenciar la campaña de Daniel Scioli de cara al balotaje.

Caló había dado un paso al costado en el tramo final de la campaña, por la imputación de lavado de dinero que pesa sobre su persona y gran parte de la dirigencia que condujo el gremio en los últimos 20 años. El proceso judicial, que en su entorno vinculan a la campaña electoral, no impidió que se mostrara como “el interlocutor de los gremios con Scioli”. Pero el triunfo exiguo del gobernador, que abre la puerta por primera vez a un triunfo opositor, golpeó al metalúrgico. Más todavía porque los “intendentes de la UOM” no lograron renovar sus mandatos. Ni el “barba” Gutiérrez ni Hugo Curto seguirán el frente de sus municipios, desplazados de manera inesperada por dos candidatos de Cambiemos, que ni siquiera tienen una trayectoria dilata en política: el chef Martiniano Molina y el periodista Diego Valenzuela.

Para colmo, por estas horas se desató un fuerte conflicto gremial en la seccional Zárate-Campana, de donde es el diputado electo Furlán, quien busca retener parte del poder de la UOM en el futuro. Allí, la firma Tenaris-Siderca comenzó una serie de suspensiones, que incluyen el pago del 80 por ciento del salario de los operarios afectados, unos 3.500. “La dirigencia de la seccional firmó el acuerdo con la empresa sin consultar a los trabajadores, antes de que se realizarán asambleas para conocer la opinión de la gente”, le confirmó a Gestión Sindical un operario de la firma, que pidió mantener su identidad en reserva.

Según su relato, las suspensiones “son en todos los turnos”, y cuentan “con el aval de los dirigentes de la UOM”. En estas horas, los empleados de la firma que pertenece al grupo Techint “buscan movilizarse por su cuenta, organizando asambleas por medio de mensajes, porque no se sienten representados por los delegados que responden a Furlán”.

En la UOM, la relación con los sectores de base y vinculados con la izquierda es conflictiva, desde que el líder era José Ignacio Rucci. El ex secretario general de la CGT, asesinado en los convulsionados 70, fue sindicado como parte del sector del peronismo que acusaba de “infiltrados” a quienes intentaban correr “por izquierda” a los gremios. Incluso, se lo acuso de organizar la emboscada el día de la vuelta de Juan Domingo Perón, conocida como masacre de Ezeiza. Heredero en parte de este sentimiento, todavía se recuerda cuando Juan Belén acusó a la CTA de ser “la zurda local”, frase que le quedó de apoyo al dirigente de Avellaneda.

Lejos de esto, Caló buscará reagrupar a los gremios que apoyan a Scioli, y mostrar fortaleza. Previo a esto, estuvo con el candidato oficialista, en el marco de su viaje a Tucumán. Como adelantó Gestión Sindical, cuando viajaron a la asunción de Juan Manzur, el metalúrgico estuvo reunido con el gobernador, y le pidió “más peronismo” para la campaña. Además, fue el que le sugirió algunas propuestas, como el cambio de Ganancias y el pago del 82 por ciento móvil a las jubilaciones mínimos.

Además, ayer a la tarde se reunió con la dirigencia del Movimiento de Acción Sindical Argentino (MASA), que lidera Omar Viviani, para mostrarse con otros sectores que apoyan a Scioli.

Suscribite a nuestro newsletter
Te puede interesar
Últimas Noticias en Zonales