lunes 21 de junio de 2021

Se formalizó la extensión de mandatos sindicales hasta fines de agosto de este año

La resolución del Ministerio de Trabajo beneficia a unos 20 gremios y la propia CGT, que debe renovar las autoridades, pero por las restricciones de la pandemia podrán mantener los actuales mandatos vigentes.

La CGT y unos 20 dirigentes de gremios que debían renovar autoridades este año fueron beneficiados con la extensión de sus mandatos hasta fines de agosto. El Gobierno logrará así pacificar el frente sindical y asegurar su objetivo de bajar la inflación y ganar los comicios legislativos. Mediante la resolución 2021 de la Secretaría de Trabajo, se extendió la suspensión de las elecciones, asambleas y congresos de los sindicatos por seis meses más a partir del 28 de febrero, a la vez que amplió la prórroga de los mandatos de los dirigentes gremiales y de los delegados por el mismo plazo, hasta el 31 de agosto próximo.

En la práctica, la resolución del Ministerio de Trabajo, que se publicó el viernes pasado, suspenderá la renovación de autoridades de la CGT que estaba prevista para este año y también los comicios en los que se ponían en juego las reelecciones de importantes sindicalistas como Héctor Daer (Sanidad), Luis Barrionuevo (gastronómicos), Antonio Caló (UOM), Rodolfo Daer (Alimentación), Amadeo Genta (municipales porteños), Sergio Sasia (Unión Ferroviaria), Guillermo Pereyra (petroleros) y Omar Maturano (La Fraternidad), entre otros.

Entre los fundamentos de la decisión tomada por el ministro Claudio Moroni se mencionan “la vigencia de la emergencia sanitaria y el desconocimiento sobre el momento en que la evolución de la pandemia permita dar por finalizada” la actual situación y “la posibilidad de un rebrote del Covid-19, como ya acontece en distintas regiones del mundo, no obstante el ponderable plan de vacunación que en nuestro país está ejecutando el Poder Ejecutivo Nacional en coordinación con las jurisdicciones locales”.

La vigencia legal de las actuales autoridades de la CGT finalizó en agosto pasado, en plena pandemia, cuando el Gobierno ya había dispuesto, desde el 16 de marzo, la suspensión de las elecciones sindicales y la prórroga de los mandatos con la excusa de que la cuarentena obligatoria y la emergencia sanitaria tornaban imposible que los gremios realizaran elecciones, congresos y asambleas, por lo que suspendió por un mes todo lo que implicara movilización o aglomeración de trabajadores. La decisión fue prorrogada dos veces más y la última resolución de este tipo llevó la continuidad de los mandatos de los dirigentes gremiales hasta este 28 de febrero.

Por eso la CGT debió postergar el congreso para renovar sus autoridades, previsto para marzo de 2020, y hasta el momento había planes para concretarlo en julio de este año. La nueva suspensión de los procesos electorales, que ahora llegará hasta el 31 de agosto, obligará a pasar la elección cegetista para el primer semestre de 2022.

Así, además de la CGT, también se postergarán hasta el año próximo la renovación de autoridades en la poderosa Confederación de Trabajadores del Transporte (CATT), que lidera Juan Carlos Schmid (Dragado y Balizamiento) y la definición de las rebeldías en la Unión Obrera Metalúrgica (UOM), donde Antonio Caló, su secretario general, buscará una nueva reelección en medio del malestar de algunas seccionales disidentes como La Matanza, Córdoba, Morón y Villa Constitución, que en abril pasado frenaron el acuerdo impulsado por el titular del gremio para preservar las fuentes de trabajo mediante suspensiones pagas con el 70 por ciento de los salarios.

También podría interesarte

Otro “golpe amigo” a la pauta oficial de Martín Guzmán: suba del 45,5% para empleados de ANSES

El Sindicato de la Ex Caja de Subsidios Familiares para el Personal de la Industria …



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *