17 de Abril
de 2024
Actualidad.

El plan de Milei para las sesiones ordinarias: reforma laboral, jubilaciones y otros temas polémicos

01. 03. 2024

Antes del discurso de apertura de sesiones, compartió en sus redes un texto en hebreo en referencia a nuevas leyes. La reforma laboral y la previsonal obsesionan a Milei.

Antes del discurso de apertura de sesiones ordinarias del Congreso, el presidente Javier Milei volvió a utilizar sus redes sociales para publicar un pasaje de la Biblia en hebreo, en el cual se hace alusión a nuevas leyes. Así, cobra fuerza la información de que insistiría con avanzar en una reforma laboral y una reforma previsional, entre otras cuestiones que no logró concretar a través de la fracasada Ley Ómnibus.

«Dios pide a Moisés que haga nuevas tablas de ley en lugar de las tablas que rompió», es la traducción del fragmento del Éxodo 34:1-25 que compartió Milei.

Esta no es la primera vez que el Presidente hace usos de mensajes del Antiguo Testamento. La última vez fue, justamente, cuando se cayó en el Congreso la Ley Ómnibus.

En ese momento recurrió a otro pasaje de la Biblia, en el que se hablaba específicamente sobre la traición, para criticar a los diputados que no acompañaron el proyecto.

Las ideas que obsesionan a Milei

Javier Milei tiene en principio la idea de discutir en el Congreso tres proyectos fundamentales para él que fracasaron en su primer intento, dentro de la Ley Ómnibus. Se lo dio a entender a su círculo más cercano y al bloque violeta de la Cámara de Diputados con quien se reunió el pasado miércoles en Casa Rosada, en un encuentro en donde se repasó la agenda legislativa.

Allí quedaron en claro las cuestiones a avanzar: la reforma laboral, una reforma previsional atada a la inflación y la posibilidad de que la educación sea declarada servicio esencial. Tres iniciativas que tendrán un choque con los sindicatos y acuerdos que construir.

Según lo que trascendió desde Casa Rosada, lo que Milei está analizando, y que tiene que ver directamente con su posteo en la red social X, es insistir en estas tres cosas que quiere modificar, aunque esta vez lo haría por medio de tres proyectos de ley diferentes.

milei, Javier Milei
Milei de espaldas al Congreso, el 11 de diciembre. La relación con los legisladores nunca funcionó.

De esa forma buscaría llevar a cabo, de forma separada, la siempre sensible reforma laboral, que es uno de sus mayores objetivos.

Pero también trascendió que el ministro de Economía, Luis Caputo, y el asesor presidencial Federico Sturzenegger trabajan en un plan de reforma y ajuste fiscal y en la modificación del régimen petrolero.

MILEI EN EL CONGRESO: SINDICATOS Y ORGANIZACIONES SOCIALES SE SUMAN AL CACEROLAZO

Por el momento, y si bien están al tanto de estas ideas, los opositores dialoguistas no tienen el contenido de los proyectos.

Pero ya esperan expectantes el discurso de Milei, donde se descuenta que habrá anuncios en este sentido.

La «urgente» reforma laboral

«Para nosotros la reforma laboral es fundamental», confirmó este jueves el vocero de Presidencia, Manuel Adorni, quien también remarcó que «todavía no hay ningún envío de ningún proyecto».

Sin embargo, insistió en que la reforma laboral es «una de las urgencias que tiene cada una de las 600.000 pymes que hay en la Argentina».

Milei, Manuel Adorni
Manuel Adorni. El vocero de Milei dijo que la reforma laboral es «una urgencia».

Adorni les apuntó a los sindicatos porque «parte» de éstos «han objetado» la iniciativa de reforma laboral.

«Es un delirio, porque los sindicatos, que representan a los trabajadores, están en contra de los trabajadores», opinó el vocero sin ahondar demasiado en los aspectos que podría incluir la ley.

Lo cierto es que la reforma laboral es un gran anhelo del jefe libertario. Insistió en campaña con modificaciones agresivas, como cambios en las indemnizaciones y en la modalidad de contratación, y una vez que arribó a la Casa Rosada puso en marcha el plan a través del mega DNU y plasmó ideas en la Ley Ómnibus.

Pero ante las trabas evidentes (el freno de la Justicia al capítulo laboral del DNU y la caída del debate legislativo por la Ley Ómnibus, decidida por su propio bloque), insistirá con su reforma ahora mediante un proyecto de ley.

Milei, trabas y voluntades

En Balcarce 50 creen que la oposición puede llegar a acompañar una iniciativa de reforma laboral y, al margen de los toreos del vocero, hasta los gremios podrían hacerlo por un motivo sencillo: todas las partes necesitan que los numerosos empleados informales pasen a la formalidad.

“¿A quién le conviene que haya 8 millones de trabajadores en negro? A nadie, hay que hacer algo para incorporarlos”, remarcaron cerca del mandatario sobre los pasos a seguir.

Por lo pronto, más allá de la voluntad oficial, no todo parece tan sencillo como lo pintan.

Hasta ahora los principales sindicatos y las centrales obreras muestran los dientes, mientras el Gobierno ni siquiera muestra intenciones de dialogar con ellos.

Y aunque aun no se conoce la letra que tendría el nuevo proyecto de Milei, no parece factible esperar que sea muy distinta de la que incluía el DNU y que fue dada de baja judicialmente por impulso de la CGT.

En sindicatos y centrales, algunas voces sostienen, con cierta lógica, que incorporar esos 8 millones de trabajadores en negro mediante el artilugio de ponerlos en blanco pero sin darles prácticamente ningún derecho laboral, no parece tener demasiado sentido.

Jubilaciones, otro punto

En otro plano, indicaron allegados al mandatario que la reforma previsional es un objetivo urgente.

Los voceros oficiosos del Presidente argumentan la necesidad de modificar la fórmula de actualización vigente para que no pierda contra la inflación como sucedió en los últimos meses.

Pero lo que más resuena como clave para el Gobierno pasaría por otro lado: sacar del sistema previsional a los jubilados que accedieron al beneficio a través de moratorias y pasarlos a un sistema de planes sociales.

Milei, Anses
Las jubilaciones obtenidas a través del pago de moratorias están en la mira de Milei.

Esta medida abarcaría nada menos que unas cuatro millones de personas que dejarían de tener las actualizaciones automáticas que aplican a las jubilaciones y pasarían a cobrar lo que dispusiera el Gobierno de turno, en una suerte de regreso a lo que ocurría antes de 2008.

A priori, el supuesto plan parece de dudosa ejecución, ya que con o sin moratoria, la jubilación es un derecho adquirido.

Cabe destacar que se oficializaron el último jueves los importes mínimos y máximos de los haberes jubilatorios que regirán a partir de marzo, que quedaron establecidos en $134.445,30 y $904.689,54 respectivamente, un 27% de aumento en relación con los valores de diciembre, para un período en el que la inflación rondó el 70%.

La educación y el antecedente Bullrich

El Gobierno tiene la decisión de que la educación sea declarada servicio esencial a partir de una ley y dice que puede ser acompañado por los gobernadores que afrontan el perjuicio de los paros docentes.

Los sindicatos descreen que puedan existir avances en ese sentido y que erosionará el derecho a huelga, algo que está plasmado en la Constitución, por lo cual, se prevén nuevos enfrentamientos tras no haber acordado una paritaria nacional y con un paro planificado para el lunes 4 de marzo.

Hay un antecedente que favorece la postura de los docentes y que tuvo como participante fundamental a una integrante del actual gobierno. En 2001, Patricia Bullrich, como ministra de Trabajo y amparada en un decreto de Fernando de la Rúa que le daba poder para hacerlo, declaró a la educación como servicio esencial, a través de la resolución ministerial 480/2001.

Patricia Bullrich
Patricia Bullrich. La ministra ya intentó en 2001 que la educación fuera servicio esencial.

Aquella norma fue publicada en el Boletín Oficial el 1º de diciembre de 2001, apenas tres semanas antes de la caída del gobierno de la Alianza. Ante un planteo de los gremios docentes, la Corte Suprema de Justicia declaró la inconstitucionalidad de la resolución 480 y también del decreto de De la Rúa (el 843/2000).

Milei contra «los enemigos del cambio»

Por otra parte, hay un hecho para destacar, y es que el horario de la apertura de las sesiones ordinarias, que siempre es al mediodía, fue modificado para la noche con la intención de tener mayor alcance en la ciudadanía.

Así, Milei hablará desde las 21 por cadena nacional. Y, en un escenario que estará marcado por un masivo «cacerolazo», se espera que vuelva a mostrar un tono confrontativo con los legisladores.

En ese sentido hay que señalar que en una entrevista publicada en las últimas horas por Financial Times el Presidente dijo que «quienes voten en contra serán identificados como enemigos del cambio».

PARO DE COLECTIVOS: ¿PUEDE SUMARSE EL AMBA A LA MEDIDA DE FUERZA DEL MARTES?

Y también remarcó que ante la resistencia que encuentra en el Parlamento hay cambios que tratará de implementar por decreto, sin el respaldo del Congreso, a través de modificaciones en la aplicación de leyes. «Todo eso lo haremos», adelantó.

La primera estrella del viernes

Una curiosidad: en más de una oportunidad el Presidente dio a conocer sus intenciones de convertise al judaísmo pero dijo que no lo podía hacer por las eventuales obligaciones del cargo.

Si soy presidente y cae shabat, ¿qué hago? ¿Te vas a desconectar del país desde la primera estrella del viernes a la primera del sábado?», dijo en una entrevista en abril de 2023.

Ahora, si bien podría haber elegido un horario que le permitiera dar su discurso antes de que apareciera la primera estrella -horario matutino que, por otra parte, han elegido todos los presidentes anteriores-, decidió hacerlo después.

Suscribite a nuestro newsletter
Te puede interesar

Hacé tu comentario

Por si acaso, tu email no se mostrará ;)

Últimas Noticias en Zonales