30 de Noviembre
de 2022
Actualidad.

Pese al compromiso empresarial y el acuerdo paritario, metalúrgicos siguen sufriendo despidos

14. 05. 2016

Los problemas en el sector se instalaron en el conurbano, donde hay al menos dos empresas en conflicto por cesantía. En Lanús, se vence la conciliación en Tenaris, firma del grupo Techint, y no hay resolución por los 15 despedidos. “No queremos llegar a una conflictividad mayor”, afirman. En Quilmes, la firma Eitar está tomada por unas 79 cesantías.

Cuando recibió a unos 200 empresarios en Casa Rosada, el presidente Mauricio Macri intentó dar una señal clara respecto a los despidos. Además de desalentar la ley que declara la emergencia ocupacional, quiso generar un compromiso para sacar el tema de la agenda mediática. Pero a los pocos días, la industria metalúrgica sigue generando noticias al respecto. Pese al anuncio, y en medio de la firma de la paritaria sectorial, algunas empresas del sector protagonizan conflictos, con eje en el conurbano bonaerense. Allí, una firma del grupo Techint no da respuesta al pedido de reincorporación de al menos 15 delegados, cuando se está a horas del vencimiento de la conciliación obligatoria. Además, en Quilmes unos 70 trabajadores tomaron la planta de una empresa que cerró sus puertas de manera sorpresiva.

La preocupación por los despidos en el sector metalúrgico se instaló en el conurbano bonaerense, con al menos dos conflictos abiertos. En uno de ellos, los trabajadores siguen reclamando la reincorporación de 15 empleados de la firma Tenaris, que fueron despedidos el mes pasado en el marco de lo que denuncian es “una clara persecución sindical”. Luego de una marcha a la delegación de Lanús del Ministerio de Trabajo bonaerense, se dictó la conciliación obligatoria, que vence el próximo lunes. Hasta el momento, las negociaciones no llegaron a buen puerto, y se cree que la semana próxima podría recrudecer el conflicto.

“Nosotros llegamos a este conflicto por una decisión de la empresa, que en este tiempo de no dio respuesta a nuestros reclamos. Tenemos que tener en claro que es un grupo multinacional, y es muy difícil de enfrentar. Lo importante es que los trabajadores estamos firmes en los planteos”, le dijo a Gestión Sindical José Villa, uno de los despedidos. Si bien hoy los cesanteados están cumpliendo tareas en la planta ubicada en la localidad de Valentín Alsina, hasta el momento no hubo ninguna negociación concreta, por lo que el lunes el conflicto podría volver al principio, con los despidos y los empleados movilizados.

“Trabajo dicto la conciliación obligatoria, que se vence el lunes próximo. Los trabajadores no reconocemos la falta de trabajo, pero en todo caso pedimos que se utilicen los mecanismos anteriores, cuando hay ‘baches’ en la producción, con suspensiones temporarias y pagos no remunerativos, no con despidos”, agregó Villa. Lo que temen los trabajadores es que la falta de propuestas la semana próxima se recrudezca el conflicto, y tengan que volver a la calle. “Llegamos a la audiencia con la movilización de los trabajadores, y no queremos llegar a una conflictividad mayor. Que la sociedad sepa que si vuelve el conflicto no es por voluntad nuestra”, cerró el trabajador metalúrgico.

En tanto, en Quilmes la situación en Eitar aparece como uno de los conflictos más graves del sector allí, los trabajadores metalúrgicos toman la planta de válvulas, en rechazo a los despidos y el posible cierre de la planta. Desde ayer la planta ubicada en la localidad de Bernal está tomada, ante la posibilidad del cierre definitivo. Según explicaron sus empleados, el Ministerio de Trabajo aprobó hace algunos días el Procedimiento Preventivo de Crisis y la patronal avanzó en su plan de reducción de personal. En concreto, esta semana se confirmaron 70 telegramas de despidos, lo que desató el conflicto.

“Nos vamos a quedar hasta que la empresa nos dé una respuesta a las alternativas que le dimos para evitar los despidos. Le hablamos que podíamos hacer un plan de suspensiones para que no perdamos el salario y ellos tampoco. Después dijimos de abrir un retiro voluntario, pero dando el 100 por ciento de la indemnización”, dijo uno de los delegados, en declaraciones radiales.

Los conflictos se dan a pocas horas que la UOM firmara con las cámaras empresariales el acuerdo paritario que regirá este año. El mismo incluye una mejora salarial superior al 35 por ciento en tres cuotas. “El acuerdo salarial es bueno, ya que consiste en una mejora del 33 por ciento y dos sumas fijas de 2 mil pesos cada una, lo que representa un guarismo superior al 35”, afirmó el dirigente, al salir de la sede de la cartera laboral de la Avenida Callao al 100, donde se firmó el convenio.

Temas relacionados / / /
Suscribite a nuestro newsletter
Te puede interesar
Últimas Noticias en Zonales