30 de Noviembre
de 2022
Fuera de Megáfono.

Pese a los rumores, la CGT Azul y Blanca ratificó que trabaja para lograr la unidad

12. 07. 2016

Ante algunas versiones que indicaban que la centra que lidera Luis Barrionuevo se bajaría de la futura unidad, desde el espacio confirmaron que irán al congreso normalizador del 22 de agosto para sumarse a la nueva conducción. Carlos Acuña, el hombre encargado de negociar por el sector que lidera el dirigente gastronómico.

Desde hace varios días, versiones off the record reconocieron que en la CGT Azul y Blanca el proceso de unidad estaba en duda. Algunos dirigentes admitieron que Luis Barrionuevo estaba preocupado por el “perfil opositor” que puede asumir la nueva conducción, y que en una primera instancia sólo aceptaría un triunvirato para salir de la fragmentación. Este paso parece ser el que más convence a los dirigentes, que hoy no tienen al un gran candidato que pueda nuclear a todas las partes. Ante esto, la tensión bajó, y ahora la central parece estar dispuesta a la unidad. Para eso tienen en Carlos Acuña su hombre para la mesa de conducción, quien admitió que trabaja para la unidad.

Acuña es diputado provincial por el Frente Renovador y secretario general de la Federación de Obreros y Empleados de Estaciones de Servicio (FOESGRA). En declaraciones periodísticas, aseguró que “está concentrando sus esfuerzos para que el próximo 22 de agosto el movimiento sindical comience a trabajar formalmente en unidad, tal como fue consensuado”. De esta forma desmintió las versiones recogidas hace unos días por Gestión Sindical, que afirman que el barrionuevismo estaba pensando abandonar la mesa de diálogo, y para cerrar filas con el gobierno nacional.

Acuña suena para ser integrante del triunvirato como parte del acuerdo que Hugo Moyano, el propio Barrionuevo y Antonio Caló quieren formar para la primera conducción unificada acordada por Hugo Moyano (CGT Azopardo), Antonio Caló (CGT Alsina) y Luis Barrionuevo (CGT Azul y Blanca). “No se empezó a hablar de cargos; siempre se define el último día a última hora”, admitió el dirigente, que se muestra cauto sobre la idea de que pueda sumarse a la conducción junto a Héctor Daer y Juan Carlos Schmid. Esta formación fue objetada por dirigentes cercanos al gobierno nacional, por considerarla “muy cercana a Sergio Massa”, lo que podría aumentar el perfil crítico, si el ex intendente de Tigre busca liderar el peronismo y la oposición.

“Ojalá baje la inflación, pero si cae va a ser producto de la recesión; hasta ahora lo que hubo fue una transferencia de ingresos desde los trabajadores a las grandes empresas, al gobierno y poderes económicos”, criticó el dirigente, que parece estar dispuesto a sumarse al coro de sindicatos que empiezan a impacientarse con la falta de respuestas del gobierno de Mauricio Macri. Es más, en base a las declaraciones del Ministro de Hacienda, Alfonso Prat Gay, consideró que la inflación de 2016 será “como mínimo del 42 por ciento”. A cuenta rápida, sin previo estudio del comité ejecutivo, señala que debería agregarse un 18 por ciento al 24 conseguido a principios de año. “Uno no puede salir a decir una cifra porque no se sabe qué puede pasar en estos meses”, explicó.

Temas relacionados
Suscribite a nuestro newsletter
Te puede interesar
Últimas Noticias en Zonales