26 de Junio
de 2022
Actualidad.

Patota atacó a médicos en asamblea y le apuntan a gremio de la salud pública

23. 03. 2016

Ocurrió al cierre del paro provincial del martes, en el hospital San Martín de La Plata.  Según CICOP, las agresiones fueron protagonizadas por delegados del Sindicato de Salud Pública, que no quieren se continúe con el plan de lucha. “Les molesta que haya un sindicalismo distinto, que no está al servicio de las políticas del gobierno”, aseguró Guillermo Pacagnini, secretario General del gremio médico. Hoy hubo un acto y un pedido al Ministerio de salud para que se investigue el hecho.

 

Cuando se terminaba el paro provincial de ayer martes, los profesionales de la salud del hospital San Martín de La Plata realizaban una asamblea, para debatir los pasos a seguir en el plan de lucha lanzado por el gremio CICOP. En medio del debate, un grupo de personas ingresó al hall del lugar, y comenzó a amenazar a los presentes. En poco tiempo, las palabras pasaron a hechos, y el grupo atacó a golpes a médicos y delegados, dejando el saldo de varios heridos, incluyendo algunas mujeres. Los atacantes fueron identificados como una patota del Sindicato de la Salud Pública, que representa a empleados no profesionales del sistema estatal bonaerense, y que están enfrentados a CICOP desde hace un tiempo.

Desde el gremio médico realizaron la denuncia y pidieron al Ministerio de Salud provincial que desplace a los empleados vinculados. El SSP se desvinculó de la violencia, pero en su entorno admiten “clima enrarecido” por el proceso electoral interno.

 

Las imágenes tomadas por las cámaras de varios celulares de médicos presentes son elocuentes. El grupo ingresa al hall donde 200 trabajadores decidían cómo continuar el plan de lucha, y a los gritos comenzaron las agresiones. Muchos llevaban remeras del SSP y de la Juventud Sindical, según los testimonios recogidos por CICOP. “Es evidente que fue una acción organizada, estaban identificados con remeras, hay videos y fotos que lo documentan”, aseguró Guillermo Pacagnini, secretario General de CICOP. En diálogo con Gestión Sindical, el dirigente aseguró que “el que encabezó la patota fue el delegado general del Sindicato de la Salud Pública en el hospital San Martín, de apellido Romero”. Además se detectaron delegados de ese sindicato de otros hospitales.

 

“Fue una cosa absolutamente organizada, incluso alguien le señaló el lugar de la asamblea, irrumpieron al grito de ‘vayan a atender’, como para disimular, pero en realidad fueron a romper la reunión”, describió Pacagnini. El saldo del ataque es un médico residente con varios puntos de sutura, atendido en el servicio de cirugía plástica, además de varios heridos. “Esto no fue asimilable a las situaciones de violencia que vivimos en los hospitales, por la inseguridad o por la crisis del sistema sanitario. Acá lo que hubo es una acción consiente, con gente con un grado de impunidad que ni siquiera cubrieron su identidad”, remarcó el dirigente.

 

Los motivos que la CICOP ve detrás del ataque tienen que ver con la reciente paritaria provincial, y una vieja disputa organizativa en el nosocomio. “El SSP y UPCN son gremios ‘goberneros’, y el instrumento para el cierre trucho de la paritaria de los estatales. Además, desde que formó CICOP en la década del 90, en el San Martín fuimos avanzando en la construcción gremial, y hoy tenemos una alta capacidad de movilización. Salud Pública vendió que eran ‘amos’ de la vida del San Martín, y hoy le molesta que haya un sindicalismo distinto, que no está al servicio de las políticas del gobierno y funcione democráticamente”, remarcó Pacagnini.

 

En tanto, desde el SSP se desentendieron de las agresiones. Mediante un comunicado firmado por el secretario general del gremio, Miguel Ángel Zubieta el gremio repudió lo sucedido en el hospital San Martin de la Ciudad de la Plata, y se solidarizó “con nuestros compañeros hospitalarios”. “Nuestra organización trabaja día a día junto a los compañeros de la Agremiación Medica Platense y otras organizaciones, a favor de los derechos e igualdad para todos los trabajadores de la sanidad, porque entendemos que la salud es un trabajo en conjunto, porque defendemos al equipo de salud como el único pilar fundamental de los hospitales”, remarcó el texto, que incluyó un compromiso “a investigar los hechos sucedidos hasta las últimas consecuencias”. Esto incluye “tomar las decisiones y aplicar las sanciones disciplinarias que le caben a quienes actuaron fuera de las normas y valores que nuestro sindicato pregona”.

 

Lo cierto es que el gremio quedó en la mira de propios y extraños, y en las próximas horas se esperan definiciones judiciales. Más allá de esto, hay que recordar que el SSP es parte de la Federación de Gremios Estatales (FEGEPPBA), que junto a UPCN firmaron el acuerdo paritario ofrecido por el gobierno, y que le sirvió a María Eugenia Vidal para tratar de cerrar la paritaria del sector, algo que un fallo judicial posterior se lo impidió. En este sentido, dentro de la federación solo el Sindicato de Obreros y Empleados de la Minoridad y la Educación (SOEME) se apuso a la suba salarial del 15 por ciento para seis meses, y se sumó a las protestas de ATE, CICOP, judiciales y otros gremios, que la semana pasada paralizaron la actividad pública.

 

Además, el sindicato tiene elecciones este año, lo que parece ser un ingrediente a tener en cuenta. “Estamos en tiempos electorales”, admitió un dirigente del SSP a Gestión Sindical, respecto a la tensión que se vive en algunos hospitales. No por casualidad la gente de CICOP identificó a delegados de otros nosocomios, en especial de la zona sur del conurbano, que estaban en La Plata en el marco de un encuentro por los comicios internos. “Había delegados del Gandulfo y el Oñativia, y otros que no pudieron ser identificados”, remarcó Pacagnini.

 

Esta mañana, se realizó un acto multitudinario frente al hospital, y luego se marchó al Ministerio de Trabajo para pedir soluciones al tema. “Hubo unas mil personas, casi todo el personal del San Martín, en solidaridad y defensa propia, porque hay muchas denuncias sobre este grupo de personas que apoyan a la dirigencia del SSP”, destacó Pacagnini. Además de pedir una audiencia con la ministra de Salud Zulma Ortiz, se reclamó que se separen al personal involucrado en la agresión, mientras avance la causa. “Vamos a aportar pruebas documentales, mientras se investiga pedimos el desplazamiento de todo este sector, que tienen conexiones con algunos robos muy particulares, y que sirven para amedrentar a la gente”, concluyó el dirigente sindical.

Suscribite a nuestro newsletter
Te puede interesar
Últimas Noticias en Zonales