25 de Junio
de 2022
Actualidad.

Paritarias 2022: la inflación no frena y las proyecciones de las subas salariales rompen récords

07. 06. 2022

Los últimos acuerdos ya están manejando subas anualizadas por arriba del 60%, el nuevo piso salarial. Visitadores médicos acordaron una suba del 45% para seis meses.

Con una inflación en mayo todavía muy elevada, las negociaciones salariales ingresaron en una espiral que amenaza con romper el piso del 70 por ciento de incremento anual. Los últimos convenios firmados permiten proyectar subas por encima del 60 por ciento, que aparecía como un límite «deseable» en el Ministerio de Trabajo.

Los acuerdos que se logran son cada vez más cortos, y se espera que cuando se realicen las revisiones, pactadas en la segunda mitad del año, las cifras se van a disparar. Pese a esto, la mayoría de los gremios ve con alarma la situación, y creen que serpa difícil ganarle a la suba de precios de este año.

El último gran convenio lo firmaron los visitadores médicos, que lograron la primera paritaria semestral, con una proyección de suba salarial del 90 por ciento, uno de los números más altas de la actual temporada. Además, preocupa que hay algunas negociaciones estancadas, lo que aumenta la conflictividad.

Las paritarias parecen no tener techo, y a medida que avanza el año llega a cifras cada vez más elevadas. Los acuerdos hoy promedian incrementos del 60 por ciento, todas con revisión, lo que proyecta una suba por encima de esos niveles, acorde a la inflación, que hoy ya está cerca del 70 por ciento, según los cálculos «optimistas». Por eso los últimos convenios traen cifras récord.

Una de ellas es la firmada por la Asociación Agentes de Propaganda Médica (AAPM), que logró un incremento del 45 por ciento a cobrar a partir de junio, y por seis meses.

Según informó el sindicato de visitadores médicos, «con esta suba el salario mínimo de la actividad será de 174.182 pesos, a partir de un básico de 125.030 pesos un adicional de 24.576 pesos por tenencia de muestras y otro monto equivalente en concepto de comercialización». A esto también se le adiciona un total de 1.451 pesos por cada año de antigüedad, con un tope de 15 años, según agregó la AAPM.

«Si bien la suba no es lineal, con el acuerdo de los próximos seis meses se puede llegar a valores cercanos al 90 por ciento», admitieron en el gremio, ante la consulta de Gestión Sindical. Pese a esto, hay cautela en un sector donde si bien hay ganancias extraordinarias, en especial en pandemia y con la suba de medicamentos por encima de la inflación, los laboratorios suelen ser reacios a ceder a los reclamos.

El moyanismo recibe en la CGT a piqueteros que reclaman un paro nacional contra el gobierno

«Estuvimos casi cuatro años sin paritarias, resistiendo la precarización que intentó la industria farmacéutica, así que no damos por sentado ningún incremento», agregaron. Durante noviembre las partes «comenzarán a negociar la paritaria 2022-2023», que puede cerrar esta suba récord, aunque en el marco de un acuerdo nuevo.

En diciembre del 2021 el gremio que lidera que comanda Ricardo Peidro firmó una suba del 48 por ciento, por lo cual anual la meta supera el 90 por ciento.

Negociación permanente

Casos como el de los visitadores médicos parece excepcionales, ya que la mayoría de los convenios están por ahora por debajo de la proyección proyectada. Por eso, las revisiones están a la orden del día, e incluso dos veces en el mismo convenio, para garantizar que el salario real no caiga tanto.

Por eso algunos dirigentes hablan de negociaciones casi permanentes, que se potencian en el tiempo por la falta de certidumbre respecto de la cifra final de la inflación. «No sabemos a ciencia cierta cuánto será la inflación, a la hora de negociar veremos los datos de ese momento», explicó Norberto Caffasso, secretario gremial de la Unión de Obreros Ladrilleros (UOLRA).

SALARIOS FORMALES: EN ABRIL SUBIERON EL 5,9%, IGUALANDO CASI A LA INFLACIÓN DE ESE MES

La UOLRA que lidera Luis Cáceres y el titular de la cámara del sector, Lázaro Faría, acordaron una mejora salarial del 45 por ciento, recomposición de los haberes que tiene una modalidad de dos tramos: el 25 por ciento en abril y el 20 por ciento en julio.

«El acuerdo es de marzo a septiembre, ahora no podemos decir qué número vamos a cerrar, eso es incertidumbre total», dijo Caffasso, en diálogo con Gestión Sindical. La discusión comenzará en septiembre, y el dirigente recalcó que van a pedir «el porcentaje que mayor plata le lleve a nuestras trabajadoras y nuestros trabajadores».

Negociaciones tensan

Uno de los peligros de este modelo de paritarias abiertas o con revisiones frecuentes es que lleguen a estancarse, y haya conflictos que se van acumulando. Una de las paritarias no resueltas en estos días es la de docentes universitarios.

Este lunes, los gremios del sector no recibieron una oferta para ajustar el incremento de este año, como le habían adelantado a Gestión Sindical una fuente sectorial. La cumbre se levantó con un cuarto intermedio, hasta el jueves próximo. Antes, CONADU y CONADU Histórica realizarán paros de actividades por la falta de un ofrecimiento concreto.

Los docentes universitarios adelantaron la discusión, ya que las revisiones estaban pensadas para el segundo semestre del año. En este sentido, se esperan muchos conflictos como el que se da en la educación superior, ya que habrá una avalancha de revisiones, que puede recalentar el cierre del año, con una inflación que no baja y un gobierno que se desgasta en su convivencia interna.

Temas relacionados / / /
Suscribite a nuestro newsletter
Te puede interesar
Últimas Noticias en Zonales