jueves 13 de mayo de 2021

Organizaciones gremiales aceiteras apoyan la intervención de Vicentín

Presentaron un escrito legal acompañando la propuesta de la IGPJ de Santa Fe: «Es la única garantía de reactivación y continuidad laboral», aseguran.

El conjunto de las organizaciones gremiales del sector aceitero se aunaron para realizar una presentación legal en apoyo al pedido de intervención de Vicentin de la Inspección General de Personas Jurídicas (IGPJ) de Santa Fe, con los mismos interventores designados por el Poder Ejecutivo Nacional y Provincial.

Se trata de la Federación de Trabajadores del Complejo Industrial Oleaginoso, Desmotadores de Algodón y Afines de la República Argentina, en forma conjunta con el Sindicato de Reconquista y el de San Lorenzo que, mediante la presentación, respaldan a «los más de 1300 aceiteros de la empresa Vicentin».

«En resguardo de la preservación de los puestos de trabajo y la conservación de la empresa, adherimos a la petición expresada en el escrito por el cual la Inspección General de Personas Jurídicas solicita la intervención judicial de Vicentin y la conformación de un Órgano de Intervención en el marco del presente concurso preventivo de la empresa», sostienen las gremiales.

En el escrito, resaltan que «las personas que han llevado a la empresa a esta gravísima situación que pone en peligro la continuidad laboral de nuestros representados» han sido repuestas en la dirección de Vicentin, con el peligro de ganar tiempo «para continuar con el vaciamiento de su patrimonio, en perjuicio claro de los acreedores, pero sobre todo, de las fuentes de trabajo».

Por eso, las gremiales entienden que «la única garantía de reactivación y continuidad laboral que hoy tenemos los trabajadores aceiteros de Vicentin es la intervención» que propone la IGPJ de Santa Fe.

En la presentación se solicita al juez una ampliación informativa de la presentación realizada por Vicentin en el concurso, discriminando los activos y pasivos en moneda local de aquellos en moneda extranjera.

Además, señalaron que «una quiebra puede garantizar el cobro de algunos, y probablemente alguna empresa quiera y logre quedarse con la participación de Vicentin en Renova y algún otro activo a precio de remate; pero sin duda alguna no garantiza la continuidad laboral de los trabajadores aceiteros de las planta de Reconquista y San Lorenzo».

También podría interesarte

Docentes privados denuncian ataques

Fuerte denuncia: docentes privados aseguran ser atacados por la no presencialidad

A través de un comunicado, desde el Consejo directivo del Sindicato de Docentes Privados de …



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *