26 de Octubre
de 2021
Informes Especiales.

Pese al “veranito” del empleo, los niveles de ocupación están por debajo de la prepandemia

06. 07. 2021

Un informe del IPyPP afirmó que si bien los datos en el primer trimestre del año marcan una recuperación, todavía no alcanza a los niveles del 2019. El caso de Garbarino con la amenaza de 3.800 despidos.

Desde la semana pasada, los locales de Lanús y Avellaneda de la cadena de electrodomésticos Garbarino están tomadas por sus empleados, en el marco de un largo conflicto que amenaza con terminar con miles de fuentes de trabajo. La empresa no logró cambiar de dueños, y adeuda salarios desde abril de este año, todo en un contexto de mucha incertidumbre para sus empleados, que no saben cuál será su futuro. De cerrarse, se perderían 3.800 empleados, que se sumarían a las pérdidas de puestos laborales que generó la pandemia.

En este sentido, los datos de desocupación en el primer trimestre del año no son tan desalentadores como en otras partes del mundo, donde el coronavirus generó una “pandemia de desocupados”. Incluso, un informe asegura que el mercado laboral argentino vive “un veranito”, pese a lo cual no se alcanza a estar a niveles prepandemia. Con el correr del año, asegura el reporte, si no hay una recuperación sostenida, la tasa de empleo comenzará a a ser un problema.

Recrudece el conflicto de Garbarino: empleados se manifestaron en la Casa Rosada

Con datos oficiales de los primeros tres meses del año, el Instituto de Pensamiento y Políticas Públicas (IPyPP) elaboró un informe donde analiza el impacto del coronavirus y la pandemia en el mundo del trabajo. La entidad que preside el economista Claudio Lozano afirmó que en el primer trimestre 2021 “se destaca en primer lugar un incremento en la tasa de empleo respecto al trimestre previo, al pasar del 40,1 al 41,6 por ciento, lo que implica la generación de 691 mil ocupaciones”.

“La creación de empleo en el trimestre viene acompañada de un cambio en la composición de los ocupados, que se expresa en una creciente asalarización, principalmente formal (6,3 por ciento) pero también informal (5,2 por ciento), en contraste con una caída del autoempleo (-3,6 por ciento)”, describió el trabajo, al que tuvo acceso Gestión Sindical. Ello a su vez viene acompañado de “una caída en la presión sobre el mercado laboral (desempleo más ocupados demandantes), que se reduce un 9,1 por ciento”.

A partir de esos datos, el instituto afirma que se vive “un veranito” en la cuestión laboral, pero que todavía no alcanza para reestablecer los parámetros anteriores a la aparición del Covid-19 en el país y el mundo. “Las características de la reactivación económica no han permitido recomponer los niveles de empleo de la pre-pandemia.

En efecto, si bien el empleo creció respecto al trimestre anterior, se mantiene 0,6 puntos porcentuales por debajo del primer trimestre 2020 (42,2 versus 41,6 por ciento), lo cual se traduce en una pérdida de 68 mil ocupaciones en el año, a pesar de que el PBI creció un 2,5 por ciento interanual”, recalcó el trabajo, que fue dirigido por Lozano y su equipo de investigación. Sin embargo, se aclaró, “la reactivación económica se vio mayormente impulsada por el incremento de la inversión, mientras el consumo privado se redujo”.

Varios conflictos

Más allá del entusiasmo que genera en algunos la recuperación de algunos datos del empleo, lo cierto es que en este tiempo la pandemia cargó duro contra el empleo en el país. El caso de Garbarino es el más visible por estos días. Mientras en Lanús y Avellaneda se mantiene las tomas, en todo el país los empelados siguen reclamando un canal directo de diálogo, y crecen las críticas al manejo del Sindicato de Empleados de Comercio (SEC), que lidera Armando Cavalieri.

De hecho, este miércoles habrá una audiencia con el histórico dirigente en el Ministerio de Trabajo. “El llamado de este miércoles es por un expediente abierto por Cavalieri, pero entendemos que es más de lo mismo. Hacen una reunión, forman un acta y no pasa nada. No nos sentimos representados por el gremio”, le dijo a Gestión Sindical un delegado de Garbarino en el conurbano bonaerense.

Los trabajadores de algunas seccionales, como en el oeste del gran Buenos Aires desde el SEOCA, se habilitaron negociaciones propias, y se presentó un pedido propio para negociar con el dueño de la empresa. “Esperemos que nos llamen por nuestro expediente, porque no creemos que haya voluntad de la conducción nacional del gremio de ir a fondo con el conflicto”, agregó el mismo delegado consultado.

CONFLICTO EN GARBARINO: GREMIO MERCANTIL TOMÓ SUCURSALES EN LANÚS Y EN AVELLANEDA

Además de este conflicto, existen varios conflictos abiertos en el país, por suspensiones y despidos, pese a que el gobierno nacional a través del Ministerio de Trabajo prorrogó el decreto “anti despido”, que prohíbe avanzar en cesantías sin causa desde que estalló la pandemia. Otro conflicto en material laboral que alarma en la sede de Callao de la cartera laboral es el de los tercerizados de Edesur, que junto a empleados de empresas similares de varias grandes corporaciones formaron una multisectorial que durante este tiempo ya se manifestó en distintos puntos de la Ciudad de Buenos Aires, incluyendo un corte del Puente Pueyrredón, en el lado de Avellaneda, que terminó con enfrentamientos con la Prefectura Naval.

“En medio de la pandemia, como represalia a nuestros reclamos, y violando el DNU que prohíbe los despidos, la patronal dejó a 60 trabajadores con sus familias en la calle, exponiéndonos al hambre y al frío en un momento tan difícil como el que atravesamos”, afirmaron los empleados de EMA, que presta servicios para Edesur.

Tasa de desempleo

Otro dato interesante que se desprende del informe del IPyPP es el relacionado con la tasa de desempleo, que se mantiene en los dos dígitos (10,2 por ciento) y si bien registra “una leve caída en términos interanuales, ello se debe en parte al efecto desaliento que se refleja en una caída de la tasa de actividad”. Es decir, explicó el informe del IPyPP, “ante los límites en la generación de empleo en un marco donde algunas actividades permanecen afectadas por los efectos de la pandemia, buena parte de la población que perdió su ocupación decidió retirarse del mercado de trabajo, lo cual mantiene virtualmente contenido el desempleo”.

Con este dato, el instituto cree que la desocupación al primer trimestre del 2021 “sería en realidad de 11,7 por ciento en lugar del 10,2 por ciento, si mantenemos constante la tasa de actividad de la prepandemia, lo cual implicaría un incremento en este indicador, tanto respecto al trimestre previo como al mismo período del año anterior”.

“La caída interanual en el empleo se explicó mayormente por las ocupaciones asalariadas informales, que se vieron menos protegidas frente al impacto de la crisis sanitaria, lo cual queda reflejado en que las actividades donde más empleos se perdieron son el trabajo en casas particulares, hoteles y restaurantes y comercio, ramas en las cuales la informalidad es mayor al promedio”, destacó el trabajo. Sin embargo, se explicó, “ello se vio compensado principalmente por un crecimiento del autoempleo y, en menor medida, del empleo registrado que, sin embargo, no lograron revertir la caída general”.

“En la medida en que la demanda interna no logre recomponerse, la creación de empleo difícilmente pueda sostenerse, más aún teniendo en cuenta el impacto que tendrá la segunda ola en los resultados del segundo trimestre. En efecto, los datos de la EIL para abril ya dan cuenta de una caída del empleo registrado que contrasta con el incremento experimentado en el primer trimestre”, concluyó el informe del IPyPP.

Temas relacionados / / /
Suscribite a nuestro newsletter
Te puede interesar
Últimas Noticias en Zonales