07 de Julio
de 2022
Actualidad.

El empleo formal está a niveles del 2019 y los monotributistas superan su máximo histórico

21. 06. 2022

Según el Observatorio del Derecho Social de la CTA Autónoma, en el primer trimestre del año la creación de empleos se mantuvo alta pese a la crisis inflacionaria.

En el primer trimestre del 2022, el mercado laboral tuvo uno de los mejores rendimientos de los últimos años, que hizo que el empleo formal lograra superar la crisis producida por la pandemia, y alcanzara los niveles del 2019. Esta situación de logró en parte por otro dato que resalta: la cantidad de monotriobutistas, que logran a marzo del 2022 su máximo histórico.

Estos datos son parte de un reporte del Observatorio del Derecho Social de la CTA Autónoma, que a partir de los datos oficiales de distintos sectores como el Sistema Integrado Previsional Argentino (SIPA) realizó una radiografía de cómo se comportó el empleo en medio de la crisis generada por el repunte inflacionario.

Gastronomía y el sector manufacturero son los mayores generadores de trabajo en este período, que se caracteriza por una baja del desempleo. Otra cuestión que surge del reporte es que este repunte no se condice con una recuperación del poder adquisitivo, que se ve afectado por la suba de precios sin control.

El reporte del observatorio analizó los números del SIPA y determinó que «los asalariados registrados privados, en términos absolutos, ya recuperaron toda la caída de la pandemia y están en niveles de fines de 2019».

El informe, al que tuvo acceso Gestión Sindical, remarcó que «si consideramos la evolución poblacional, los asalariados registrados privados todavía están por debajo de los niveles pre-pandemia», ya que «a pesar del crecimiento económico al mercado de fuerza de trabajo todavía le cuesta recuperar la caída y hacerles lugar a los nuevos trabajadores».

Por ramas de actividad, la entidad de la CTA Autónoma destacó que «sigue fuerte la recuperación en hoteles y restaurantes, que fue el sector que más cayó en la pandemia y el último que comenzó a crecer, pero hace ocho meses que registra aumentos superiores al 1 por ciento mensual».

Dos casos que detalló el observatorio es industria manufacturera, que «sigue recuperando posiciones y ya recuperó la caída de la pandemia y de todo el 2019» y trabajadoras de casa particulares, que «creció un 0,2 por ciento en el último mes y sigue estancado en los niveles más bajos desde fines de 2017». Estas subas configuran una suba interanual del 3,7 por ciento de asalariados registrados privados, que no son los que más crecieron.

Es que los datos muestran que «en comparación con marzo de 2021 el mayor crecimiento fue de los monotributistas sociales (20,7 por ciento), luego los monotributistas (9,5 por ciento)». En el último de los casos, «siguen firme, en los niveles más altos de la historia».

Empleo irregular

El auge de los monotributistas se vive desde la gestión de Macri, pero desde la pandemia creció notablemente, hasta llegar al techo en estos momentos. Los 2.300.000 trabajadores en esa condición es la mayor cantidad desde que en 1998 se implementó este mecanismo laboral, que sigue creciendo desde ese momento, al punto que en algunos territorios tiene una proporción de dos trabajadores privados por cada uno que está en esta modalidad, como sucede en la provincia de Córdoba.

Detrás de esta situación suelen haber intentos de fraude, como se denunció en la multinacional Techint, que en mayo del año pasado denunció que los choferes eran obligados a renunciar y los tomaban como monotrobutistas. Así lo dijo el Sindicato de Choferes Particulares, que afirmó que se buscaba pasar a estos trabajadores a una empresa tercerizada.

EL EMPLEO PRIVADO FORMAL SIGUE EN ALZA Y TIENE LA MEJOR RACHA DE CRECIMIENTO EN LA ÚLTIMA DÉCADA

Uno de los principales contratantes de monotributistas es el Estado, donde hay miles de estatales en condición irregular. Desde ATE viene reclamando una campaña para pasar a planta permanente de estos empleados, que en algunos casos llevan años en esta condición.

En el INDEC se alertó que «la situación de monotributistas es inclusive peor que la de los trabajadores dentro del convenio colectivo ya que, a la pérdida del poder adquisitivo general, se le debe sumar la no percepción de medios aguinaldos, presentismo y las exiguas sumas fijas que el gobierno otorga como paliativo».

Por ejemplo, le dijeron desde la Junta Interna del organismo a Gestión Sindical, «tomando un salario neto mensual de 8.263 pesos, sólo en los últimos 53 meses, ha perdido la suma de 614.920 pesos, el equivalente a 17 sueldos en casi 4 años y medio».

Salarios, a la baja

Como marcan muchos estudios, la mejora en el empleo y la baja de la tasa de desocupación no se corresponde con una mejora en los ingresos, que hoy siguen perdiendo en la comparación con los precios, un fenómeno que viene de arrastre desde la gestión de Mauricio Macri.

A partir de datos de la Remuneración Imponible Promedio de los Trabajadores Estables (RIPTE), se determinó que si bien hasta abril hubo un «empate con la inflación», quedan pendientes «los 20 puntos perdidos en el gobierno anterior».

«Si nos vamos a los meses de enero y febrero básicamente el salario le estaba ganando a la inflación porque fueron meses donde la inflación estuvo muy elevada y los salarios tuvieron algunos aumentos provenientes de las revisiones paritarias del año pasado y ya empezaron a hacerse efectivos algunos aumentos de este año», recalcó el trabajo del Observatorio del Derecho Social.

LA EXPO EMPLEO BARRIAL SE MUDA A PARQUE PATRICIOS Y OFRECERÁ 300 PUESTOS DE TRABAJO: CÓMO INSCRIBIRSE

Así, la situación no logra recuperar lo perdido, por lo cual se crea una paradoja: «Un salario real muy bajo en términos históricos, por lo que es una recuperación estadística pero que no se siente en el bolsillo».

En los próximos meses, las revisiones –cada vez más frecuentes, como pasó con los controladores aéreos, que ya acordaron una negociación cada cuatro meses– pueden dar la impresión de mejoras, pero los números más finos muestran lo contrario.

«Hasta marzo los desajustes en la macro no impactaron en el rebote del empleo registrado. Por ahora siguió creciendo fuerte. El desafío va a ser sostener la actividad económica y la promoción del empleo mientras se normaliza la macro», concluyó la entidad sindical.

Suscribite a nuestro newsletter
Te puede interesar
Últimas Noticias en Zonales