26 de Junio
de 2022
Actualidad.

Maturano dijo que el país está «cerca del 2001» y criticó a la CGT por apoyar al Gobierno

31. 05. 2022

El líder de La Fraternidad dijo que no entiende por qué la central obrera no piensa «en un paro general». Y advirtió que el pueblo «empieza a tener hambre».

El secretario general de La Fraternidad, Omar Maturano, cuestionó con dureza a la conducción de la CGT por sostener su alineamiento al Gobierno y no convocar a una huelga general. También advirtió un escenario difícil para los próximos meses, al considerar que el pueblo podría salir a calle porque «empieza a tener hambre».

Para el también titular de la Unión General de Asociaciones de Trabajadores del Transporte (UGATT), «estamos cerca del desastre del 2001», y señaló que «cuando el pueblo empieza a tener hambre y no tiene trabajo ni soluciones sale a la calle, y no va a haber nadie que lo pueda contener».

En declaraciones a Radio Zónica, el sindicalista tuvo conceptos muy duros contra la CGT y, también, contra el Gobierno nacional y el presidente Alberto Fernández, algo que había manifestado durante la primera edición de los Debates de Gestión Sindical.

«Hay una relación entre la CGT y el Gobierno que yo no la entiendo. La CGT está esperando, acompaña, sostiene al presidente. Están haciendo un esfuerzo terrible para bancar al Gobierno», planteó.

Maturano y sus críticas al Gobierno

Y agregó: «El Frente de Todos es el Frente es de Ellos, no es de todos. Para hacer las listas no convocaron a la CGT. Yo no sé por qué la CGT está acompañando tanto este desastre que está haciendo este Gobierno».

Maturano, durante el debate realizado este mes en Gestión Sindical, donde también criticó duramente al Gobierno.

En ese sentido fue que expresó: «No entiendo como en la cabeza de los dirigentes de la CGT no está un paro general». Y adelantó que «si no hay un paro general va a haber un paro de transporte por medio de la UGATT».

Además, Maturano se refirió a las peleas en el oficialismo de manera contundente: «A nosotros ya nos cansaron un poco estas peleas internas que tienen y no dan ninguna solución».

PABLO MOYANO LE SUELTA LA MANO A GUZMÁN: «NO SÉ SI ES EL APROPIADO PARA LUCHAR CONTRA LA INFLACIÓN»

Siempre en tono muy crítico con la situación actual, dijo que «no queremos agitar las aguas y estamos tranquilizando a la gente, pero en algún momento esto se va a desbordar y no quiero que nos echen la culpa a los dirigentes sindicales».

Y también apuntó a los empresarios, al considerarlos responsables de la suba de la inflación porque «miran para otro lado y aumentan las cosas».

La comparación del Gobierno de Macri con el actual

Por último, recordó que «(Mauricio) Macri terminó el Gobierno gracias a los sindicatos, porque hizo las cosas mal», y comparó esa situación con el momento actual al evaluar que «Alberto está sostenido gracias a la CGT».

Las críticas de Maturano al Gobierno actual no son nuevas. De hecho, en el debate de Gestión Sindical realizado a principios de este mes -del que participó junto al líder de Farmacéuticos y Bioquímicos (Safyb), Marcelo Peretta– ya se había expresado de forma contundente.

Ese día dijo estar «preocupado y triste por la situación del país, porque los que nos gobiernan hablan del peronismo pero no lo son». Y añadió que «pensábamos que si cambiábamos a Macri íbamos a tener otro país».

Al respecto, puntualizó: «Teníamos esperanza, aunque igual a estos yo no los voté. Hablan de coalición y el único que hacía coalición era el general (Juan Domingo) Perón. Porque conducía. Acá no hay líder y no sabemos lo que va a pasar».

SALARIOS: 6 DE CADA 10 TRABAJADORES CREEN QUE PERDERÁN FRENTE A LA INFLACIÓN

En lo que es una verdadera paradoja, las nuevas declaraciones realizadas por el líder de La Fraternidad tuvieron lugar apenas horas más tarde de que se expresara -en dirección totalmente opuesta- el cosecretario general de la CGT, Héctor Daer, lo cual marca la interna que existe en la central obrera.

Este mismo lunes, en declaraciones radiales, el líder de la Federación de Trabajadores de la Sanidad (FATSA) volvió a manifestar su apoyo al Gobierno, al señalar que en el Ejecutivo hay «voluntad política» para que «el salario le gane a la inflación».

De esa forma decidió apuntar sus dardos al empresariado, principalmente al del sector de alimentos, al plantear que deberían pensar en un «aumento de la oferta para ganar por volumen y no por precio».

Suscribite a nuestro newsletter
Te puede interesar
Últimas Noticias en Zonales