miércoles 24 de octubre de 2018
Inicio / Actualidad / Masacre de las pymes: la fábrica de termotanques Rheem suspendió a todos sus trabajadores hasta fines de agosto y cobrarán un sueldo de miseria

Masacre de las pymes: la fábrica de termotanques Rheem suspendió a todos sus trabajadores hasta fines de agosto y cobrarán un sueldo de miseria

La empresa metalúrgica Finpak decidió discontinuar sus actividades en la planta que posee en Catamarca, donde produce termotanques eléctricos. Los empleados que quedan cobrarán este mes menos de la mitad de lo que cobraban hace dos años cuando todavía se fabricaban heladeras. 

Las pymes en todo el país, son la columna vertebral de la riqueza argentina y el principal sostén socioeconómico. De hecho, 7 de cada 10 trabajadores en blanco del sector privado trabajan en comercios, industrias, prestadoras de servicios y agropecuarias consideradas pymes. En total, 4 millones de personas dependen de su prosperidad. Pero desde que Cambiemos está en el poder, su política de apertura salvaje de las importaciones, la suba descontrolada de los servicios y la caída estrepitosa de la demanda, hizo que muchas cerraran y otras tantas corren el riesgo de seguir igual suerte. Tal el caso de FINPAK, en Catamarca, empresa que fabrica los conocidos termotanques Rheem.

La empresa metalúrgica FINPAK (ex Helametal) decidió esta semana extender por otros 30 días la suspensión de su planta en El Pantanillo, Catamarca, y acordó con el gremio pagar el 75% de la jornada laboral, pero sin resignar los adicionales. Con esta medida de ajuste, los empleados que quedan cobrarán este mes menos de la mitad de lo que cobraban hace dos años cuando todavía se fabricaban heladeras. Los trabajadores se mantienen en estado de alerta.

El lunes 16, los empleados de FINPAK debieron retomar sus puestos de trabajo luego de cumplir con casi 20 días sin actividad. El delegado de la Unión Obrera Metalúrgica, Ramón Orellana, explicó que en aquella oportunidad habían conseguido que esos días se consideraran como adelanto de las vacaciones más unos pocos días como jornada de suspensión, por lo que no se habían visto afectados los salarios en gran medida.

Sin embargo, desde el jueves 19 retomaron con las suspensiones, a pesar de que el acuerdo entre la empresa y el gremio se resolvió recién este martes: permanecerán con las persianas bajas hasta el próximo 22 de agosto y los trabajadores recibirán solo el 75% de sus salarios.

Según explicó Orellana, los empleados no perderán los adicionales por presentismo, ticket canasta ni ningún otro por esta medida, luego de que la UOM lograra el acuerdo con el grupo Garovaglio y Zorraquín, propietario de la planta. La propuesta ya se presentó ante la Dirección de Inspección Laboral.

Sin embargo, Orellana explicó que los trabajadores se mantienen en estado de alerta y con gran incertidumbre respecto del futuro de la fábrica. “Nos dicen que esta medida es para preservar los puestos de trabajo, pero comenzamos a dudar. Las suspensiones anteriores supuestamente iban a ser las últimas y ahora se extienden por más de un mes, en plena temporada alta para la producción de termotanques. No nos imaginamos qué va a pasar cuando nos toque volver en agosto, cuando ya se termine la temporada”, expresó.

Por último, reconoció que a pesar de ser temporada alta de producción, en la fábrica se puede apreciar un importante sobrestock, lo que da cuenta de las complicaciones de venta que atraviesa la empresa.

Cada vez menos sueldo
Por otra parte, Orellana reconoció que con este recorte del 25% por las jornadas de suspensión, los 36 empleados que quedaron en la fábrica cobrarán menos de la mitad del sueldo que percibían hace dos años, antes de que la fábrica se reconvirtiera a la producción de termotanques.

“Hay compañeros que están llevando a sus casas unos $3.500 por quincena, estamos hablando de un sueldo de $7.000, es imposible así. Cuando dejamos de fabricar heladeras nos redujeron un 35% el salario porque íbamos a trabajar seis horas en lugar de ocho. A eso sumémosle esta reducción por la medida de la empresa, estamos en un 40% de lo que se cobraba”, señaló.
En ese sentido, recordó que la reconversión de la fábrica implicó el despido masivo de más de 40 empleados y los que se quedaron acordaron “solo para no perder el trabajo”.

También podría interesarte

[VIDEO] Para Macri, los accidentes en el trabajo son “comportamientos tramposos”

El Presidente pidió adhesión a la nueva ley de ART para “bajar la litigiosidad” y …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *