26 de Junio
de 2022
Actualidad.

Luego de algunos desacuerdos, al final se firmó la paritaria semestral de comercio

17. 03. 2016

 Hoy jueves se llegó a un acuerdo, que incluye un pago no remunerativo. Las negociaciones lograron destrabar una situación compleja, que incluye más fondos para la obra social OSECAC. La diferencia entre el gremio mercantil y el sector empresarial había diltado la firma del acuerdo de palabra anunciado hace unas semanas, que regirá durante seis meses. 

 

Por su cantidad de empleados que abarca, la paritaria de comercio genera un termómetro para la negociación salarial de cada año. Para este 2016, en medio de un panorama político y económico complejo, cuando se anunció un acuerdo entre el gremio mercantil y las cámaras empresariales, hubo cierto alivio, sobre todo en el gobierno nacional. Pero con el correr de los días, esta sensación dio paso a la preocupación. Es que pese al anuncio todavía no se formalizó el convenio, por diferencias en algunas clausulas fundamentales. Luego de una serie de encuentros y de negociaciones arduas, se logró firmar el acuerdo, que incluye una suba salarial del 20 por ciento y el pago de una suma no remunerativa. Para la conducción sindical el convenio fue un alivio, ya que quería sacarse de encima el tema ante la resistencia de algunos sectores internos a la firma de un acuerdo por seis meses.

 

La paritaria mercantil alcanza a cerca de un millón de trabajadores, y a pesar que se anunció un acuerdo entre las partes, recién se firmó esta semana. Hace unos días, desde el Sindicato de Empleados de Comercio (SEC) se aseguró que se había acordado con el sector empresarial una suba del 20 por ciento, que regirá desde abril a septiembre de este año. Pero con el correr de los días la falta de acuerdo generó preocupación, hasta que en estas horas se alcanzó el ansiado acuerdo, que mantiene el porcentaje de suba más un pago no remunerativo de 2 mil pesos.

 

“El aumento está acordado, no hay problema con las cifras y el tiempo de duración, pero se dilató la firma por la redacción de alguna clausula específica, que trabó la formalización de la paritaria”, le confirmó a Gestión Sindical una fuente del SEC, en estricto off. Lo que frenó la firma del aumento son algunos montos de incrementos de adicionales que integra el convenio, y que en el “acuerdo fino” no terminan de cerrar. Esto incluye el alcance del 20 por ciento de suba, que para los empresarios debería ser sobre los básicos, y que el gremio quiere que se extienda a todos los empleados.

 

Otro punto donde no había acuerdo era la forma en que se reabrirá la paritaria una vez que se venza el convenio. “El gremio quiere poner la reapertura salarial como una clausula específica, escrita, para que los empresarios asuman el compromiso de sentarse a negociar. Pero la patronal quiere que quede como una ‘reapertura condicional’ de acuerdo a la situación general de la economía”, agregó la misma fuente consultada. Por lo pronto, se logró un acuerdo se reabrir formalmente las negociaciones entre las partes en septiembre, para analizar la situación del país en ese momento.

 

Las dilaciones generaron dos efectos, uno hacia afuera del gremio mercantil, y otro hacia adentro. En el primer caso, hay enojo con las cámaras empresariales, en especial las grandes, que intentaron rebajar beneficios que en relación al volumen de negocios de muchos de sus integrantes, como supermercados, parecen menores. “Hay un grado de miserabilidad en los empresarios, que facturan millones por la inflación y no quieren pagar algunos adicionales que no superan los cientos de pesos por personal”, destacó la misma fuente.  Hacia adentro, algunos sectores que no están alineados a la conducción de Armando Cavalieri, se quejaron no sólo de la dilación, sino del acuerdo en sí.

 

“El acuerdo no es malo en sí, dependerá de su complemento en septiembre”, agregaron las fuentes. Pero para muchos dirigentes se privilegiaron acuerdos “macro” –como un aumento de los fondos para la obra social OSECAC –que una mejora del convenio colectivo.

 

El acuerdo fue firmado por Osvaldo Cornide, presidente de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME); Armando Cavalieri, presidente de la Federación Argentina de Empleados de Comercio y Servicios (FAECYS) y Carlos De la Vega, presidente de la Cámara Argentina de Comercio (CAC).

 

Suscribite a nuestro newsletter
Te puede interesar
Últimas Noticias en Zonales