07 de Julio
de 2022
Fuera de Megáfono.

Los últimos anuncios de Scioli, en busca del voto sindical perdido

05. 11. 2015

El candidato se mostró junto a la dirigencia gremial que lo apoya, y garantizó la universalidad de las asignaciones familiares. De esta manera, completa la agenda de reclamos del sindicalismo más opositor, y se espera que pueda acercan apoyos de ese sector.

Con la presencia de más de 100 representantes de diversos gremios, el gobernador bonaerense Daniel Scioli relanzó su campaña en un sector donde tiene apoyo mayoritario. La mesa sindical que apoya su candidatura presidencial se reunió en la sede de la Unión Ferroviaria para ratificar esta postura, y entregarle un documento a la fórmula oficial sobre las líneas de acción que esperan de un eventual gobierno suyo. Como respuesta, Scioli ratificó una serie de anuncios que beneficias a los trabajadores, agregando uno de alto impacto. La universalidad de las asignaciones familiares. Con esto, más la reforma de ganancias y el 82 por ciento móvil, parece haber completado parte de la agenda de reclamos del movimiento obrero, incluso del más opositor, por lo que esperan acercamientos en los próximos días. Los dirigentes sindicales massistas, abiertamente dentro del espacio que acompaña al gobernador.

El acto de esta semana preparado por los gremios fue una muestra de fuerza del movimiento obrero, que intenta consolidar una idea clara: los trabajadores peronistas están junto a Scioli. En primera fila, se pudo ver al anfitrión del encuentro, el ferroviario Sergio Sasia, y a toda la cúpula de la CGT Alsina: Antonio Caló, José Luis Lingieri (Obras Sanitarias), Omar Viviani (Taxistas), Ricardo Pignanelli (SMATA), Andrés Rodríguez (UPCN) y Omar Plaini (Canillitas), entre otros.

En ese escenario, el gobernador y candidato del Frente para la Victoria intentó cambiar el clima de derrota, y arengó a la tropa sindical. Para eso, anunció la reforma del Mínimo no Imponible de ganancias, llevando a 30 mil pesos el límite, el 82 por ciento móvil para las jubilaciones mínimas y el fin de los topes de las asignaciones familiares, la nueva promesa lanzada para intentar de fidelizar el voto sindical. Si las promesas puertas adentro a los gremios –mantener el modelo sindical, o garantizar el dinero de las obras sociales –fueron la primera amalgama para esa mesa de apoyo, estos anuncios concretos, públicos, apuntan a seducir a ese voto que se fugó, en especial por la mala relación entre un buen sector del gremialismo y el gobierno nacional.

En el entorno de Antonio Caló, esperan que los anuncios tengan alguna repercusión entre la dirigencia que no se alineó con el gobernador. En este sentido, un dirigente de ese espacio le dijo a Gestión sindical luego del encuentro en la Unión ferroviaria que “ellos son parte del movimiento obrero, con distintas metodologías pero que tenemos la misma agenda. Esperemos que vean lo mismo que nosotros, que Daniel es el único que puede garantizar que esas promesas se cumplan”. “

Por lo pronto, el bloque sindical massista, que apoyó la candidatura de Sergio Massa, ya se muestra cercano a Scioli. A los pases de Héctor Daer y Carlos West Ocampo se suman el de Alberto Roberti, el dirigente petrolero que entró en tensión con su espacio luego que su mujer, la diputada provincial Mónica López, se pasara al oficialismo. En estas horas Roberti fue desplazado de la presidencia del bloque de diputados nacionales, lo que sentenció su suerte dentro del espacio. Por eso, se lo pudo ver en primera fila en el acto de la Mesa Sindical sciolista. “Confiamos que los peronistas van a acompañar a Daniel Scioli, hoy quedan dos alternativas, y Daniel es el que enmarca al peronismo. La inmensa mayoría del pueblo peronista va a acompañar al oficialismo”, se entusiasmó el mismo dirigente.

Por el momento, desde los sectores enfrentados con el gobierno no dieron respuesta a estas propuestas, y se mantienen alejados del oficialismo. Cuando en el cierre de su campaña el gobernador provincial anunció una reforma en Ganancias, desde el moyanismo lo tomaron con cautela, y no se mostraron muy entusiasmados. “Nos alegra que reconozcan un problema que nosotros veníamos denunciando”, se mofaron en el entorno de Hugo Moyan. Lejos de sumar adhesiones, ese anuncio no tuvo un efecto concreto. Salvo por las dos fotos del camionero con Mauricio Macri, una ratificación que para sumar esos votos sindicales perdidos se necesita algo más que anuncios rutilantes.

Suscribite a nuestro newsletter
Te puede interesar
Últimas Noticias en Zonales