miércoles 20 de enero de 2021

Los médicos vuelven a protestar por las condiciones laborales: “Estamos con salarios muy deteriorados”

Esenciales para controlar el coronavirus, los trabajadores sanitarios son uno de los colectivos con más conflictos sindicales abiertos, al punto que en este año “todas las semanas hubo un reclamo en alguna provincia”, según la Federación Sindical de Profesionales de la Salud de la República Argentina (FESPROSA). La semana próxima realizarán reclamos en distintos puntos del país.

Diego Lanese / Especial para Gestión Sindical

Cuando comenzó la pandemia, en las principales ciudades del país, se inició una costumbre que con el corre de los meses fue perdiendo fuerza: aplaudir al personal de salud. El reconocimiento a médicos, enfermeros y todos los trabajadores del sector sanitario fue una marca social de estos tiempos, que no tuvo un correlato en el reconocimiento por parte del Estado. El deterioro salarial del sector, sumado a las condiciones exigentes de trabajo, marcan el clima general que se vive en la salud pública. Lejos de mejorar, en este tiempo la conflictividad en el sector salud aumentó de manera exponencial, y hoy hay varias provincias con situaciones de tensión.

Por esto, el próximo 10 de noviembre los médicos de todo el país realizarán una jornada nacional de lucha, para visibilizar la situación que se vive en todo el país. “Cuidemos a los equipos de salud”, es la consigna elegida por la Federación Sindical de Profesionales de la Salud de la República Argentina (FESPROSA), que a través de sus gremios de base organiza la protesta, una de las más importantes en plena pandemia.

La jornada de lucha de la FESPROSA tendrá lugar el próximo jueves 10 de noviembre, con actividades en cada provincia. Por sus características, donde hay mayor tensión se harán paros de actividades, mientras en otros casos serán protestas de concientización sobre la situación de los trabajadores. “Estamos decidiendo de qué manera se llevará a cabo la jornada de lucha, si con paro o con desafectación de servicios”, confirmó la presidenta de la federación, María Fernanda Boriotti.

En diálogo con Gestión Sindical, la dirigente recalcó que mientras “algunas provincias como Santa Fe la protesta confluirá con otros sectores, que también están en lucha por mejeros condiciones laborales, en lugares como Chubut y Córdoba ya se confirmó que la protesta será con paro de actividades”. A lo largo del país, los trabajadores de la salud deciden la forma del reclamo, teniendo en cuenta que la pandemia obliga primero a tomar medidas sanitarias en las protestas, y además no permite desatender las tareas dentro de los hospitales y centros asistenciales.

“La jornada de lucha es la continuidad de los reclamos que venimos realizando desde hace tiempo, que incluye la entrega de equipos de protección personal, la necesidad de avanzar en la posibilidad de tomar las licencias, que en pandemia no se pudieron tomar y en algunos casos ni se pudieron las del 2019”, explicó Boriotti. En general, los médicos y profesionales de la salud tienen una batería de pedidos similares en todo el país, más allá de cuestiones particulares que existen en las provincias. “Estamos con salarios muy deteriorados, con condiciones de trabajo que no son las óptimas, lo que está impactando fuertemente en la salud de los trabajadores del sector, con un enorme desgaste y un agotamiento increíble”, agregó la presidente de FESPROSA.

Como resultado de esta situación, el colectivo tiene confirmados 55 mil contagiados entre los integrantes de los equipos de salud, y casi 300 fallecidos. “Esos números son un indicador de la exposición y la necesidad de abordar de otra manera el trabajo del personal sanitario”, afirmó Boriotti.

Por esto, durante todo el 2020, en tiempos de pandemia, los conflictos se multiplicaron: “todas las semanas del año tuvimos una protesta en alguna de las provincias del país”.

Desde que se inició la pandemia, la FESPROSA buscó generar ámbitos de discusión al margen de las cuestiones sindicales. Es que la situación de los contagios del personal de salud alarma a las organizaciones. Por eso, hace unos meses se creó el denominado el Comité Nacional de Gestión de Crisis (COE), que analiza y ejecuta medidas preventivas en todo el país. En el mismo los gremios tienen sus representantes, que en el caso de la federación médica es la propia Boriotti.

“El comité está funcionando, logramos que se publiquen las recomendaciones que hicimos para que se aumenten los cuidados de los trabajadores de la salud”, afirmó la dirigente. Estas recomendaciones son un plan de 11 puntos consensuados que incluye la necesidad de “circular información de casos de trabajadoras y trabajadores de la salud positivos, mantener de manera estricta la separación de los ámbitos Covid y no Covid en todos los establecimientos de salud, eximir de tareas a las y los trabajadores con co-morbilidad en función del alto riesgo, realizar de manera regular el relevo de personal para otorgar las licencias a los grupos de riesgo”, entre otras cuestiones.

En estos momentos, el mapa de la conflictividad en el sistema sanitario incluye provincias con larga historia de enfrentamiento entre los gremios y las autoridades. El caso más destacado es el de Chubut, donde la crisis del Estado local se arrastra desde hace varios años. Además, esta semana hubo paros y movilizaciones en Rio Negro y Santa Fe, dos puntos de máxima tensión. Además, en Córdoba los médicos denuncian la suspensión de Ariel Gómez, dirigente del gremio local UTS y secretario de Prensa de FESPROSA.

Además, los trabajadores piden “un salario básico de 50 mil pesos, condiciones laborales dignas, reinstalación inmediata de los despedidos, aumento del personal capacitado y con plenos derechos laborales”.

En este momento, la FESPROSA denuncia que hay 260 fallecidos en todo el país por el coronavirus, además de más de 50 mil infectados. “Los equipos están agotados. No se otorgan las licencias que permitirían rotaciones y descansos. No se integra a los y las trabajadoras en los COE provinciales y hospitalarios. Las ofertas salariales de las jurisdicciones están por debajo de la inflación y, en el mejor de los casos, la igualan sin recomponer ingresos crónicamente deteriorados. Continúa sin modificarse el cuadro nacional de pluriempleo y precarización laboral”, afirmó en un documento la federación.
En este contexto, Boriotti subrayó que la realidad del personal es “preocupante”. “Estamos con salarios bajos, precarización laboral, en algunas provincias peor que otras, necesitamos que haya inversión en recursos humanos”, concluyó la dirigente.

También podría interesarte

Camioneros de Santa Fe reclamaron vacunas contra el Covid

El sindicato conducido por Sergio Aladio se lo pidió a los gobiernos nacional y provinciales, …



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *