17 de Abril
de 2024
Fuera de Megáfono.

Los fondos que las obras sociales sindicales reciben del Estado, el botín en la mira de Milei

17. 02. 2024

Los gremios están preocupados por el acoso de la gestión libertaria a las obras sociales. Millones en danza y nulos interlocutores.

Gremios de todo tipo y color aparecen extremadamente preocupados por el futuro de las asistencias a las obras sociales que el Estado realiza por intermedio de la Superintendencia de Servicios de Salud (SSS), hoy a cargo del ex OSDE Gabriel Oriolo, en el contexto de ajuste y confrontación que viene materializando el gobierno de Javier Milei.

De acuerdo a lo que trascendió desde Balcarce 50, la motosierra podría pasar por subsidios que resultan clave para mantener un sistema que hoy se encuentra en estado crítico debido a los insumos dolarizados y costos por las nubes ante una inflación que no cede.

En Casa Rosada argumentan que pretenden ordenar un sistema al que consideran castigado, que no da respuestas y que está sospechado de corrupción.

“Queremos que las asistencias no tengan intermediarios”, expresó un colaborador de Javier Milei en las últimas horas.

Así, el movimiento de pinzas oficial contra el sistema solidario de salud sindical pasaría por un fuerte recorte en el flujo de fondos mientras, a la vez, busca darles el golpe de gracia a sus finanzas desregulando la actividad para que las empresas de medicina prepaga puedan entrar en juego y llevarse los aportes de los trabajadores con salarios más altos.

Los números de las obras sociales

Precisamente, desde el Gobierno ya ordenaron una serie de informes, sobre todo del Fondo Solidario de Redistribución (FSR), que depende de la SSS y es clave para todos los colectivos sindicales porque gracias a ese fondo, las obras sociales financian las prestaciones de educación y transporte para discapacitados.

ULTIMÁTUM DE DOCENTES A MILEI, A DÍAS DEL INICIO DE CLASES Y CON SUELDOS CONGELADOS DESDE NOVIEMBRE

Pero hay otra realidad que marcan desde fuentes sindicales: el FSR está en rojo porque el Estado adeuda casi 60 mil millones de pesos de una cifra en total de 132 mil millones, que fue comprometida por el gobierno de Alberto Fernández y no terminó de cumplir.

Obras Sociales, Gabriel Oriolo
Gabriel Oriolo, ex OSDE, es el funcionario del gobierno que se encarga de las obras sociales sindicales.

Obviamente, con Milei presidente, para los gremios es una ilusión que el dinero adeudado aparezca en tiempo y forma, sobre todo por el contexto: hay un enfrentamiento total con la administración libertaria que se materializó en un paro general, el 24 de enero, contra la Ley Ómnibus y el DNU que busca colar una reforma laboral flexibilizadora, por ahora frenada por la Justicia.

POSTA SANITARIA: LA RESPUESTA DE MÉDICOS DEL FIT A LA VIOLENCIA DEL PROTOCOLO ANTIPIQUETES

A su vez, no hay interlocutores válidos en ningún nivel del oficialismo más allá de algunos intentos débiles a través de Sandra Pettovello, la ministra de Capital Humano, y de la Secretaría de Trabajo de Omar Yasín.

Sturzenegger contra los gremios

En las últimas horas, el ex titular del Banco Central y hombre clave de Milei Federico Sturzenegger salió a la carga contra los sindicatos.

El asesor no oficial del Gobierno, que entraría en la formalidad en las próximas semanas pasando a estar a cargo de una Unidad de Reformas del Estado, dijo: “No podemos podemos normalizar cosas como que los sindicatos se llevan 4 o 4,5% del salario de un trabajador» (en rigor, los aportes a los sindicatos están por lo general más cerca del 2%, o del 3% como máximo).

«¿Cómo cambiarlo, si controlan los medios, las calles, el Congreso a través del lobby?», se preguntó, y propuso: «Una posibilidad es empobrecer a los grupos de interés. Drenarle los recursos. Si lo hacés tenés una chance de ganarles».

«La desregulación es un programa político para cambiar la estructura de poder y hacia dónde van los recursos. (Los grupos de interés) se apropian del salario, de impuestos, particularmente de los pobres”, declaró en el debate online organizado por el Centro de Estudios de Latinoamérica David Rockefeller que pertenece a la Universidad de Harvard, y que llevó como nombre «La disruptiva presidencia de Javier Milei: ¿Hasta dónde puede llegar?».

El ex funcionario de Cambiemos y de la Alianza delarruista señaló que “el problema es que Argentina es demasiado estable. ¿Qué quiero decir? Para algunos la Argentina luce más como un desastre, pero si uno mira una foto de los líderes de los sindicatos de ahora y de hace 40 años, vemos a las mismas personas, no metafóricamente, mismos nombres y apellidos. Lo mismo con los líderes de negocios. Que además son todos varones”.

Suscribite a nuestro newsletter
Te puede interesar

Hacé tu comentario

Por si acaso, tu email no se mostrará ;)

Últimas Noticias en Zonales