26 de Julio
de 2021
Fuera de Megáfono.

Legisladores de Cambiemos van por los líderes sindicales: quieren limitar reelecciones

07. 04. 2017

Al menos dos proyectos se reactivarán en los próximos días, el oficialismo apunta contra los gremios, luego del paro nacional protagonizado este jueves. La ofensiva se completa con una serie de recomendaciones que se hace a los sindicatos para transparentar sus elecciones internas.

La respuesta del gobierno nacional al paro nacional de esta semana no va en camino del diálogo tan mentado, de uno y otro lado. Es que las declaraciones previas, vinculando a los gremios con mafias, no hicieron más que tensar una ya difícil relación. Ahora, la movida de legisladores del bloque Cambiemos profundiza este ataque. En breve, según adelantan, se buscará reavivar la discusión sobre dos proyectos que entre otras cuestiones reforma la ley y prohíbe las reelecciones indefinidas. La idea es que no haya “dirigentes perpetuados en el poder”, y podría ser otro capítulo en el enfrentamiento del gobierno con el sector sindical.

La primera en reavivar la discusión sobre los mandatos “eternos” de los sindicalistas fue la diputada radical Soledad Carrizo, que se quejó que “hay dirigentes que están hace 51 años, y necesitan una renovación”. “El proyecto lo presenté al año siguiente de asumir como diputada. Estábamos siendo oposición. Lo volvimos a presentar en 2016 porque perdió estado parlamentario. Esperamos que podamos trabajarlo seriamente. Invito a que apoyemos estas propuestas, que a la democracia sindical también le hacen bien. Desde el Justicialismo no hemos escuchado ningún tipo de apoyo», sostuvo, en declaraciones periodísticas.

En esa línea, consideró que si se apunta a la limitación de poderes en el sector político, «se debe dar en todas las instituciones donde hay un poder importante» y marcó que en ese sector «es la representatividad de los trabajadores, que hacen a que cada día sea más legítima». «El proyecto es la modificación de la ley 23.551, que establece una limitación en el Consejo Directivo de sindicatos, estableciendo un plazo de cuatro años por cuatro años más en la posibilidad de su reelección», sostuvo. «Esta ley, que se da en el año 1988, no toma la limitación de su antecesora, que sí establecía limites en reelecciones indefinidas. Hoy la demanda de la sociedad es esto. Los gremios son necesarios y gracias a muchos se dieron conquistas de derechos, pero el desafío es ‘aggiornarlos’ a la nueva Argentina», agregó.

En tanto, su par Olga Rista informo que elevará un pedido para tratar un proyecto de ley que busca “frenar los abusos de poder en los sindicatos”. La legisladora presentó una iniciativa para “democratizar” los gremios, propuesta originalmente por el ex senador Ramón Mestre. El proyecto contiene reformas a la Ley 23.551 de Asociaciones Sindicales, para limitar la reelección de los dirigentes y los mandatos. Es una de las modificaciones más importantes, pues en Argentina no son pocos los casos de sindicalistas que se perpetúan en el poder.

Según el texto, la elección de las autoridades de un gremio debería hacerse por voto secreto y directo, y el mandato de la conducción del gremio no podría ser superior a cuatro años, con una sola reelección posible. Es decir, una vez cumplimentados dos mandatos consecutivos, los candidatos deberían esperar otros cuatro años para poder aspirar nuevamente al puesto. Además, la iniciativa establece la obligatoriedad de darle representación a las líneas minoritarias en al menos un 30 por ciento de los puestos de conducción, y se incluye también el cupo femenino del 30 por ciento en caso de que el gremio tenga un número de afiliadas igual o superior a esa cifra. En otro punto clave, el proyecto prohíbe recibir financiamiento de partidos políticos nacionales o extranjeros a todos los sindicatos. Si así lo hicieran, se les suspendería su personería.

“En nuestro país la libertad sindical está siendo coartada por los personalismos y las prácticas que están fuertemente arraigadas en los gremios. Tal situación hace ineludible la necesidad de crear mecanismos especiales para canalizar las inconformidades que se dan hoy en el escenario laboral, por eso presentamos este proyecto de ley”, argumentó Rista. Para la diputada de la UCR, “teniendo en cuenta el clima que se vive en la actualidad, donde las intimidaciones y el miedo se encuentran presentes puertas adentro y fuera de las estructuras sindicales, el proyecto debe ser tratado este año legislativo”. “El objetivo de este proyecto es poner límites claros a los abusos de poder en los sindicatos y lograr de una vez por todas democratizar efectivamente su funcionamiento”, concluyó.

La “ofensiva” del gobierno se inició el mismo día del paro, cuando se publicó una resolución en el Boletín Oficial, que cita el artículo 14 bis de la Constitución Nacional, que habla del derecho de los trabajadores a «una organización sindical libre y democrática». El artículo apunta directamente al sistema electoral de las organizaciones sindicales y detalla «una serie de recomendaciones dirigidas a las asociaciones sindicales que se encuentren registradas, sin importar su grado, a los fines de procurar una mayor transparencia, pluralismo y mejor organización de los procesos eleccionarios que se lleven a cabo en el ámbito asociacional de cada una de ellas».

Entre las «recomendaciones» a las entidades gremiales se destaca la sugerencia para implementar «un sistema de boleta electrónica, voto electrónico o similar», el «análisis riguroso de la conformación de las listas de candidatos en relación al cupo femenino», el «control y rechazo efectivo de la integración de las listas con candidatos inhibidos en sede penal o civil», y la «adecuación estatutaria a las disposiciones de la ley de Asociaciones Sindicales» que no hayan cumplido con la adecuación de sus estatutos.

Te puede interesar
Últimas Noticias en Zonales