sábado 20 de octubre de 2018
Inicio / Actualidad / La UTA para en el interior del país y advierte que peligran muchos puestos de trabajo en el sector
uta fernandez

La UTA para en el interior del país y advierte que peligran muchos puestos de trabajo en el sector

El gremio de choferes realizará la protesta en el interior, ante la falta de pago del porcentaje de aumento de sueldo acordado en paritarias. Desde el gremio alertan que la pelea de fondo es “por los subsidios estatales”, los cuales se reducirían drásticamente el año próximo. Sin esos fondos, muchas empresas ya hablan de “reducción de personal”.

Diego Lanese / Especial para Gestión Sindical

Desde la 22 de hoy lunes, el gremio de choferes de colectivos UTA realizará un paro nacional, que afectará las ciudades del interior del país. La medida de fuerza fue confirmada por autoridades del sindicato que lidera Roberto Fernández, que asegura que no se pagó el porcentaje acordado en la paritaria nacional. La medida no incluye la zona metropolitana de Buenos Aires, según informaron. Detrás de la protesta, la dirigencia advierte sobre la “compleja situación” que se vive en el sector, en especial por la reducción o eliminación de los subsidios a la actividad. “Hay muchas fuentes de trabajo en peligro”, afirman desde la UTA, que asegura que el esquema actual con aumento de tarifas mensuales, no alcanza para paliar la crisis. El parate de las empresas que realizan carrocerías anticipa lo que puede pasar el año que viene en las empresas de transporte de pasajeros, que según el proyecto de presupuesto enviado por el oficialismo sufren una baja de la ayuda nacional. Además del paro nacional, habrá protestas en la Línea 60 de la Ciudad de Buenos Aires, por el plan de lucha lanzado por el despido de dos trabajadores.

El paro de la Uta comenzará esta madrugada, y será en todo el país, excepto en la Capital Federal y el gran Buenos Aires. Según informó la conducción nacional del gremio, la huelga afectará a todos los servicios del interior y responde a “la falta de pago de una suba salarial del 5,7 por ciento a los choferes”, acordada en la paritaria nacional. Se llevará a cabo desde las 22 del lunes hasta las 06 del martes, en todo el territorio nacional, fuera del área metropolitana. Mediante un comunicado, se aseguró que “la Federación de transporte empresarial que representa al interior del país” se niega a pagar la segunda cuota de poco más del cinco por ciento, mientras sostuvo que el gremio está “dispuesto a concurrir” a una convocatoria para reunirse con los empresarios en caso de ser necesario para poder encontrar una solución al conflicto.
El gremio de choferes había firmado una paritaria inicial del 15 por ciento bajo el techo oficial, pero en julio, ante el aumento de la inflación acordó un 10 por ciento adicional. Además, en agosto y septiembre los trabajadores recibieron un pago compensatorio no remunerativo de 2 mil pesos.

“De fondo lo que se está discutiendo es el esquema de subsidios”, sostuvo una fuente de la UTA, que eligió el estricto off. Además, le dijo a Gestión Sindical que por esta disputa “hay miles de puestos de trabajo en juego”. “Las empresas dicen que no pueden sostener la actividad con estos nombres, y el gobierno no quiere dar más fondos. Los trabajadores quedamos en el medio”, agregó. Se estima que muchas firmas no podrán sostener la actividad si hay una quita fuerte de fondos, así como si se deja de entregar el gasoil a precio diferenciar. Ni el aumento del boleta programa ayuda. “Muchas empresas salieron a decir en los medios que sin subsidios el boleto de colectivo se puede ir a 40 pesos, fue una forma de presionar. Ahora retienen el pago del aumento de salarios por la misma razón”, remarcó la misma fuente. Muchas veces, el propio gremio, con Roberto Fernández a la cabeza, negocio el esquema de subsidios ante la Casa Rosada. En tiempos de Cristina Fernández de Kirchner muchos recuerdan que los números del sector se hacían “todos en la misma mesa”.

Además, la UTA vive una fuerte interna gremial, ya que el liderazgo de Fernández estuvo a punto de ser puesto en duda en las urnas. Miguel Bustinduy lanzó una lista opositora, pero a pocos días de los comicios fue impugnada. Ex aliado de la conducción nacional, el dirigente opositor se lanzó con apoyo del grupo Dota, que tiene unas 60 líneas de colectivo. La relación de Bustinduy con el holding empresarial se cristalizó con el armado de este frente para enfrentar a Roberto Fernández, que si bien no era hostil el manejo de los fondos de la obra social (por la cantidad de trabajadores son muchos millones de pesos) desgastó la relación.

Plan de lucha en la Línea 60

Por otra parte, luego del paro de 24 horas del viernes pasado, la línea de colectivos 60 normalizó su actividad, aunque en medio de un plan de lucha lanzado para pedir la reincorporación de dos despedidos. Esta semana habrá “trabajo a reglamento” en todos los ramales, y según le adelantaron delegados del lugar a Gestión Sindical, podrían “profundizarse las medidas”, ante la falta de diálogo con la empresa. En un comunicado firmado por el cuerpo de delegados y trabajadores de la línea 60, le informan al usuario que “esta medida genera un atraso en todos los ramales. Por lo cual pedimos a todos los usuarios su máxima colaboración a la hora de viajar, disponiendo de más tiempo y compartiendo este mensaje en todas las redes sociales para que nadie pierda presentismo y demás prejuicios que pueda ocasionar, confiamos en su aporte para poder llegar a la medida del “no cobro de boleto”. A su vez, los trabajadores denuncian un vaciamiento de la línea: alegan que al entrar el grupo Dota, en julio de 2010, contaban con una plantilla de 1500 operarios y que en la actualidad no superan los 900. Esta reducción de personal se ve reflejada en el recorte de servicios (pasaron de 23 ramales a 17) y en la frecuencia entre un colectivo y otro. Los choferes decidirán en asamblea los pasos a seguir y no descartan retomar la medida del no cobro de boletos.

También podría interesarte

[AUDIO] URGENTE I Información de ÚLTIMO momento sobre el posible PARO de la CGT

La central obrera dice que “seguramente” habrá paro general por 36 horas en noviembre, pero …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *