24 de Junio
de 2022
Fuera de Megáfono.

La presión gremial por un bono de fin de año, primer gran desafío de la gestión Triaca

16. 12. 2015

La mayoría de los sindicatos hicieron públicos sus pedidos para un pago que sirva para paliar los aumentos de los últimos días. Incluso algunos, como camioneros, ya hablan de un plan de lucha. “La inflación es real, no la creamos los trabajadores”, afirman en el moyanismo. La CTA de los Trabajadores piensa en una “cláusula gatillo” contra la inflación. Los planes del ministerio para afrontar los pedidos.

La disparada de precios de los últimos días hizo que todo el arco sindical lanzara una serie de pedidos para reclamar por un bono de fin de año, que mitigue el efecto inflacionario sobre el poder adquisitivo de los salarios. La mayoría de los gremios y centrales se mostraron preocupados por la situación, y presionan por lograr un paro extra para fin de año, como ya ocurrió en otros momentos. Esto tensa la relación de los sindicatos con las empresas y el sector público, y se muestra como el primer gran desafío de la gestión del Ministro de Trabajo nacional Jorge Triaca, que deberá hacer equilibrio entre el pedido de los trabajadores y las reticencias de los empresarios.

No será nada facial calmar los pedidos gremiales. Casi por unanimidad la dirigencia quiere que se dé luz verde a el pago extra a fin de año. Como cada año, los camioneros picaron en punta en este pedido, y ya adelantaron que podrían ir a un paro si no se cumple su reclamo. El gremio que conduce Hugo Moyano quiere un pago adicional de 8 mil pesos, que hasta el momento las cámaras empresariales del sector rechazan. “Vamos a insistir con nuestro reclamo, sabemos que no va a ser fácil conseguirlo, pero tenemos que defender el poder adquisitivo de nuestros trabajadores”, le dijo a Gestión Sindical Octavio Argüello, dirigente camionero del oeste del conurbano.

Para el dirigente moyanista, “la inflación es real, no la inventamos ni creamos los trabajadores, sino que es responsabilidad de los grandes formadores de precios. Hay que parar este proceso, el gobierno tiene que poner en caja esta situación”. La amenaza de un paro con un gobierno apenas asumido generó ruido en la cartera laboral, que monitorea de cerca la evolución del conflicto. En este sentido, esta semana hubo una primera reunión entre las empresas y el gremio de Moyano, que no llegó a buen puerto. La semana próxima volverán a intentar llegar a un acuerdo, luego de lo cual se podría definir un plan de lucha, si no hay acuerdo. “Nosotros no podemos definir nuestras acciones pensando en lo que sucede en la política. Ni somos destituyentes ni oficialista, defendemos a los trabajadores, nada más”, agregó Argüello.

Además de los camioneros, un gran abanico de gremios buscar poner la discusión de los bonos en la agenda. Desde ATE avisaron que pedirán al gobierno un pago adicional para Navidad para todos los estatales de la administración nacional. “El Gobierno tiene que atender las urgencias de los trabajadores”, sostuvo el gremio mediante un comunicado. Para esto, los estatales quieren abrir una mesa de negociación para hablar de la bonificación, que además garantice la continuidad laboral de todos los trabajadores, incluyendo los que están en condiciones de precariedad.

En tanto, además de los reclamos por bonos de fin de año, algunos sectores piden que se comience a pensar en otras alternativas para paliar el efecto de la inflación respecto del poder adquisitivo de los trabajadores. En este sentido, desde la CTA de los Trabajadores ya piensan en poner en marcha las denominadas “clausulas gatillo”, que abren la discusión paritaria ante picos inflacionarios. En la central que comanda Hugo Yasky ya piensan en esa alternativa, además de reclamar una “suma puente” hasta que se reabra la discusión salarial.

“No podemos quedarnos de brazos cruzados mientras que suben un 40 por ciento la carne o el pan”, remarcó un dirigente de la CTA a Gestión Sindical. La idea es “reforzar los ingresos de los trabajadores, tanto del sector público, como privado y cooperativizado, ante el inusitado aumento de los precios de la canasta básica”.

La lista de gremios que piden un bono o pago extra a fin de año incluye al sindicato de la televisión (7 mil pesos por única vez, no remunerativos), la UOM de Antonio Caló (2 mil pesos en febrero y marzo), gremio de peajes, sindicato de comercio (sin suma todavía), entre muchos otros.

En tanto, Triaca prefirió no referirse al asunto, y ante industriales habló de “paritarias libres”, tratando de desactivar la preocupación que generó su definición de “aumentos por productividad”, una idea rechazada por la mayoría de los gremios. En este sentido, en el marco de la 21º Conferencia Industrial de la Unión Industrial Argentina (UIA), el ministro afirmó que “los sueldos se discuten dentro del marco de la paritaria, hay paritarias libres, pero también debemos ser conscientes el crecimiento de la economía argentina, si no vemos eso vamos a tener pan para hoy y hambre para mañana”. Lo que no hubo fue referencias al pedido de los bonos, un paso previo a la discusión paritaria.

Temas relacionados / /
Suscribite a nuestro newsletter
Te puede interesar
Últimas Noticias en Zonales