lunes 17 de junio de 2019
Inicio / Actualidad / La nueva oferta salarial no convence a los gremios universitarios y hay clima de paro

La nueva oferta salarial no convence a los gremios universitarios y hay clima de paro

En la reunión de este lunes el gobierno ofreció un 7 por ciento para cerrar la discusión 2018. Tanto CONADU como FEDUN analizarán esta semana la oferta, y definirán en asambleas la respuesta. “Estamos lejos”, dicen desde el primero de los gremios. En tanto, CONADU Histórica ya confirmó que el próximo lunes iniciará un paro, que podría ser de una semana.

Con una marcha en la que participaron todos los gremios del sector, los docentes universitarios volvieron a reclamar una suba salarial que compense la inflación de 2018. La movilización se dio ayer lunes frente al Palacio Pizurno, mientras que funcionarios del Ministerio de Educación recibía a la dirigencia sindical, para llevar adelante una reunión donde se hizo una nueva oferta: un 7 por ciento para cerrar la discusión salarial del año que pasó. De esta forma, los profesores lograrían un acuerdo del 41 por ciento, una de las más altas del Estado.

Pese a esto, no hay clima de aceptación, ya que el resultado final de la negociación estará al menos 10 puntos por debajo de la inflación interanual del acuerdo. “Estamos lejos”, admitieron los dirigentes consultados. Cada gremio realizará esta semana asamblea y consultas en todo el país, para definir si acepta o no la propuesta.

El próximo martes, habrá una nueva reunión, donde se informará el resultado de estas consultas. Si hay rechazo, ya se perfila una propuesta entre todos los gremios, como sucedió en otros años. Además, hubo reclamo por los otros temas pendientes de la paritaria, como el presupuesto para el sector y la paralización de las mejoras de infraestructura en las universidades.

Los representantes de CONADU, CONADU Histórica y FEDUN se reunieron con funcionarios del gobierno para intentar destrabar la paritaria del año pasado. En enero y febrero el gobierno otorgó de manera unilateral un 9 por ciento para paliar la inflación, y convocó a esta nueva cumbre para cerrar el acuerdo. La oferta fue del 7 por ciento, para cerrar el convenio del año pasado. Los gremios pasaron a un cuarto intermedio para discutir con las bases, y dar una respuesta final.

Este 16 por ciento debe sumarse al 26 por ciento logrado en 2018, con clausula de revisión La suma final ofertada para los docentes universitarios es del 41 por ciento, en un período que va de marzo del año pasado a marzo del 2019, cuya inflación fue de casi el 52 por ciento según informó el INDEC. “Redondeando los números, la recomposición final que propone el gobierno está entre 10 y 11 puntos por debajo de la inflación en términos salarial”, analizó Federico Montero, secretario de Organización de CONADU.

En diálogo con Gestión Sindical, el dirigente confirmó que esta semana se realizarán “asambleas y consultas en todas las universidades del país para analizar los pasos a seguir, pero en lo personal creo que estamos lejos, estos 10 puntos se suman a lo que ya venimos perdiendo desde que asumió Mauricio Macri”.

La postura de los gremios

De igual forma, desde FEDUN adelantaron que llevarán la oferta a discusión a sus cuerpos orgánicos. La oferta “será evaluada junto con los secretarios generales de la federación, ya que con una inflación interanual de más del 51 por ciento, nosotros buscamos obtener un porcentaje que atenúe la pérdida salarial del año pasado”, dijo Daniel Ricci, titular de la FEDUN. “En un contexto en el que todas las negociaciones salariales del 2018 perdieron ante la inflación, que ya está en niveles similares al año 91, nosotros nos encontramos negociando para paliar esa pérdida”, informó.

Sobre la marcha protagonizada por los gremios, Ricci destacó el evento, y sostuvo que el sector “continuarán luchando por mantener el poder adquisitivo de los salarios de los docentes universitarios y en defensa de la universidad pública, gratuita, inclusiva y de calidad”.

En este contexto, Montero de CONADU también destacó esta unidad: “si algo aprendimos en estos años es a trabajar en conjunto entre todos los sectores de la docencia universitaria. Siempre vamos a buscar el máximo nivel de articulación, también con otros sectores como el estudiantil, porque la discusión no es sólo salarial”.

Además, desde CONADU recordaron que existen otros problemas en el sector universitario, que preocupan a los gremios. “El año pasado votaron un presupuesto para la educación superior que es un 25 por ciento por debajo de lo que habían pedido los rectores, lo que hace entre otras cosas que estén paralizados los programas de investigación científicos y tecnológicas. Además, están paralizadas las obras de infraestructura y las becas.

El ajuste general no se detuvo”, dijo Montero. Pero por el momento lo salarial sigue dominando la discusión. “La oferta final está bastante por encima de otros sectores del Estado, pero que haya muchos ajustados no significa que nosotros debamos aceptarlo La discusión la vamos a dar con el conjunto de los compañeros, para que no parezca que es una puja de los dirigentes con el gobierno”, añadió el dirigente, que es además secretario general de FEDUBA.

Por su parte, la CONADU Histórica rechazó la oferta y casi tiene confirmado que iniciará un paro el próximo lunes 25 de marzo. “En primer lugar la oferta de suba salarial es en negro, de un 66,8 por ciento, que no incluye blanqueo como reclamamos”, sostuvo Luis Tiscornia, titular de la entidad gremial.

El dirigente se quejó que “el gobierno dilató la discusión, en diciembre de 2018 esto debería estar resuelto, y ahora estar hablando del acuerdo de este año”. Ante la consulta de Gestión Sindical, Tiscornia confirmó que los gremios de base “vienen con mandato de comenzar un paro el lunes próximo, el tema a discutirse el jueves en el Congreso es por cuánto tiempo”.

El dirigente adelantó que su idea es “parar por una semana”. “Tan importante como el número del aumento es que sea en blanco, porque hasta ahora los aumentos en negro son perjudiciales. Hay obras sociales que nos alertan que se están desfinanciando por esta cuestión, además al ser en negro perjudica a los jubilados. Las subas en negro alteran la estructura del salario”, concluyó Tiscornia.

También podría interesarte

Visitadores médicos lanzan un plan de lucha contra los despidos y el ataque a su gremio

Desde la Asociación de Agentes de Propaganda Médica (AAPM) iniciaron una serie de protestas contra …



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *