27 de Junio
de 2022
Actualidad.

La Fraternidad suspendió el paro y hoy jueves hay trenes con normalidad

20. 08. 2015

El titular del Sindicato de Maquinistas de Trenes, Omar Maturano, anunció ayer «la suspensión del paro nacional de mañana hasta el próximo miércoles» y garantizó «la normal prestación de los servicios en todo el país».

El titular del Sindicato de Conductores de Trenes La Fraternidad, Omar Maturano, anunció ayer a la tarde «la suspensión» hasta el miércoles próximo de la huelga general nacional prevista durante 24 horas desde esta medianoche en los servicios de cargas y pasajeros, y adelantó que el lunes habrá un nuevo encuentro en Trabajo para analizar «una contrapropuesta» a sus reclamos salariales.

Maturano garantizó para mañana «la normalidad de funcionamiento de todos los servicios» y, luego del encuentro en la sede de la cartera laboral de la Avenida Leandro N. Alem al 600, señaló a la prensa que La Fraternidad apostó, como siempre, «al diálogo».

El dirigente anunció «la suspensión del paro nacional de mañana hasta el próximo miércoles» y garantizó «la normal prestación de los servicios de cargas y pasajeros en todo el paí¬s».

El gremialista formuló el anuncio luego de un encuentro en la cartera de Trabajo con funcionarios de la Secretaría de Transporte; la viceministra de Trabajo, Noemí Rial, y el subdirector nacional de Relaciones Laborales, Adrián Caneto.

«La decisión de suspender el paro hasta la semana próxima obedeció al reinicio de las negociaciones y el compromiso asumido por Trabajo de elaborar una nueva propuesta salarial, que se discutirá en un encuentro el lunes próximo», puntualizó el dirigente, quien señaló que el gremio también preservó «la paz social».

El ministro de Trabajo Carlos Tomada confirmó la suspensión del paro

La cartera laboral elaborará una contrapropuesta a los reclamos de los fraternales, que será debatida el próximo lunes en Trabajo.

Maturano había señalado esta tarde a Télam que el gremio reclamaría en Trabajo un 32 por ciento de aumento salarial y el retroactivo respectivo a marzo último, y también que «un acuerdo de 16 meses debe forzosamente implicar un 35 para evitar el paro».

El sindicalista explicó que «el convenio paritario cayó y venció el 1° de marzo último, por lo que se impone una recomposición salarial del 32 por ciento hasta el 1° de marzo de 2015 y el retroactivo correspondiente hasta el mes de agosto».

Maturano había rechazado la pauta oficial del 27,8 por ciento y un adicional del 10,6 por ciento desde enero próximo y sostuvo que «se pretende que el gremio firme un acuerdo por el pago del retroactivo desde marzo último hasta ahora en cinco cuotas».

El gremialista rechazó esa posibilidad y había puntualizado: «La ecuación es clara. Se aceptaron en su momento sumas fijas a cuenta por el vencimiento del convenio salarial el 1° de marzo; se dictaron conciliaciones obligatorias y el gremio siempre las acató y, ahora, se pretende sellar un acuerdo que contempla el pago del retroactivo pertinente en cinco tramos, lo que es inaceptable».

Maturano subrayó que el gremio «no tiene problemas en firmar una paritaria de 16 meses, siempre y cuando se ofrezca un 35 por ciento mensual», y explicó que, de lo contrario, habrá que convenir «un 32 por ciento y el retroactivo por ese guarismo».

«No se puede rubricar un acuerdo que perjudique a los trabajadores. Ese fue el mandato de las 150 seccionales y delegaciones reunidas la semana anterior en Córdoba. Por lo que Trabajo elaborará para discutir el lunes próximo una contrapropuesta de incremento que contemple las demandas», afirmó.

El gremio también demanda que el porcentaje de aumento que se pacte «no afecte la posibilidad de rediscutir la paritaria en 2016 de forma previa al pago del aguinaldo, que sería muy gravado», al igual que «el salario por la aplicación del tributo a ganancias».

«Con la caída del acuerdo, en marzo, los trabajadores percibieron sumas fijas no remunerativas hasta junio (cuatro meses)», añadió.

No obstante la ratificación de las demandas, Maturano había señalado que siempre es «optimista» y que con «ese espíritu» concurriría al encuentro en Trabajo, porque admitió que «la huelga le hace mal al país, a la gente y a los trabajadores, quienes también son perjudicados porque pierden el día», puntualizó.

La Fraternidad aceptó la propuesta de otra reunión para el lunes próximo para analizar una nueva oferta y suspendió la huelga una semana, por lo que los servicios de trenes de pasajeros y cargas fueron garantizados durante la jornada de mañana.

Suscribite a nuestro newsletter
Te puede interesar
Últimas Noticias en Zonales