17 de Junio
de 2024
Actualidad.

Insólito: un tercio de los argentinos no están dispuestos a trabajar si no es por home office

23. 05. 2024

Un informe realizado por la consultora Randstad en 34 países reveló los puntos de vista de los trabajadores en relación con el home office o trabajo remoto.

Hace algunos años viene sonando el término home office o trabajo remoto porque cada vez más empresas en el mundo se suman a esta modalidad que tiene muchos beneficios. Si bien en la Argentina algunas organizaciones se suman al home office al menos una vez a la semana, lo cierto es que esta forma de trabajo se hizo realmente fuerte en el país a partir del 2020 con el comienzo de la pandemia.

De hecho son muchas las personas que han modificado sus rutinas y sus estilos de vida debido a la posibilidad del trabajo remoto, lo que ya no las hace compatibles con esquemas laborales basados plenamente en la presencialidad.

En los últimos días la empresa Randstad presentó los resultados de la última edición del Workmonitor, un estudio que releva las expectativas, estados de ánimo y comportamiento de los trabajadores en 34 países, en el que se revela que el 33% de los argentinos prefiere trabajar desde casa y considera «innegociable» ese punto.

UNA EMPRESA INGLESA BUSCA EMPLEADOS ARGENTINOS PARA TRABAJO REMOTO

De hecho, el 35% de los encuestados aseguró que no aceptaría un trabajo que no le brindara esta modalidad o al menos flexibilidad, un híbrido entre la presencialidad y el home off

Frente a todos los aspectos positivos que se le destacan a la posibilidad de hacer home office, hay dos que los encuestados consideran negativos: uno es el riesgo de trabajar más tiempo que lo que es habitual, al no tener horario de entrada y salida, y el otro, la pérdida de vínculos con los compañeros de trabajo, algo que podría repercutir en la productividad.

Qué dice del home office el mundo

Esta expectativa de flexibilidad para el trabajo remoto es aún más marcada a nivel global. De los 34 países donde se realiza el estudio, el 39% de los trabajadores a nivel global consideró que trabajar desde casa es innegociable, 6 puntos por encima de Argentina, y el 37% ha confesado haber hecho cambios en su vida suponiendo que desde ahora trabajará siempre en esa modalidad.

home office, trabajo remoto, teletrabajo
Home office sí o sí, la respuesta del 33% de los argentinos a una encuesta internacional.

Y es que trabajar desde la casa tiene ventajas no solo para los empleados sino también para la empresa. Además del ahorro en viáticos, también ayuda a reducir los gastos en las oficinas como por ejemplo alquileres y servicios como luz, gas y agua. Además, si se es organizado es posible optimizar el tiempo y reducir el estrés que implica movilizarse todos los días.

Un beneficio ambiental

Asimismo, también es necesario mencionar el beneficio ambiental de este tipo de modalidad, que tiene que ver con la reducción en emisión de carbono: muchos estudios aseguran que es una de las grandes opciones para enfrentar el cambio climático.

Esto se debe a que si todas las organizaciones sumaran el trabajo remoto al menos una o dos veces a la semana, se reduciría mucho la cantidad de transporte en movimiento y esto disminuiría el ruido callejero y el smog.

PICKER, UN EMPLEO QUE CRECE EN LA ARGENTINA DE LA MANO DEL E-COMMERCE Y LA PRECARIZACIÓN LABORAL

Sin embargo, el estudio de Randstad también revela que el 34% de los argentinos afirmó que en los últimos meses su empleador se ha vuelto más estricto con respecto a la presencialidad y el 33% aseguró que su empleador espera mayor asistencia a la oficina ahora que hace seis meses.

Asimismo, el 38% de los encuestados sostuvo que no cuenta con la posibilidad de trabajar en la casa, o no con la flexibilidad que esperarían.

Una de cal

Y es que trabajar desde el hogar no implica una vida color de rosas: una mala organización de los trabajos y el no poner los límites desde el principio puede provocar desventajas para ambas partes.

Es que estando desde la comodidad de la casa siempre se corre el riesgo de trabajar más de lo habitual o al revés, de manera que es muy fácil disminuir la productividad por las distracciones que se puedan tener en el hogar.

Otro aspecto negativo es que a través del trabajo remoto se pierde el contacto cara a cara con los compañeros de equipo, y para muchas personas los vínculos laborales son un factor clave para rendir en el puesto.

Sin embargo, pese a los puntos en contra los empleados- según este estudio- aseguran que prefieren el trabajo remoto, por lo que será clave que las empresas redefinan las formas para que los equipos perciban el valor que tiene en términos de productividad, creatividad, socialización y bienestar el tiempo que se comparte en la oficina, según han destacado desde la empresa Randstad.

Temas relacionados /
Suscribite a nuestro newsletter
Te puede interesar

Hacé tu comentario

Por si acaso, tu email no se mostrará ;)

Últimas Noticias en Zonales