sábado 27 de febrero de 2021

Home office y presencialidad: casi la mitad de los argentinos prefiere combinar ambas modalidades; solo el 6% quisiera trabajar siempre en la oficina

Un sondeo de Randstad indica que el 47% de los argentinos optaría por un esquema híbrido de trabajo. El 19% preferiría seguir trabajando desde su hogar y un 5% de forma remota desde cualquier lugar.

El 47% de los trabajadores argentinos optaría por un esquema híbrido de trabajar algunos días de la semana en su domicilio y otros en la oficina, en el caso de que pudiera elegir dentro de su convenio colectivo cuando pasen los efectos de la pandemia de Covid-19.

El dato surge de una encuesta que desarrolló la empresa de servicios de recursos humanos Randstad.

De dicha encuesta también surgen otros datos interesantes, entre ellos que

  1. El 19% de las personas consultadas aseguró que preferiría seguir trabajando siempre desde su hogar.
  2. Apenas un 6% sostiene que quisiera trabajar siempre desde la oficina cuando se levanten todas las restricciones por la pandemia.
  3. El 17% que elegiría una opción que le diera flexibilidad para cambiar con libertad sus horarios de trabajo.
  4. El 6% que se inclina por un formato que le permita elegir cuándo trabajar desde el hogar.
  5. Un restante 5% de los trabajadores argentinos que si pudiera elegir, optaría por trabajar de forma remota desde cualquier lugar.

Al comparar los resultados locales con los de la muestra global en los 34 países en los que esta firma releva la información para su «workmonitor» (monitor de empleo), surge que si bien la inclinación mayoritaria por un formato mixto de oficina y home office es compartida tanto en el país como globalmente, la preferencia por esta opción es mucho más marcada entre los trabajadores argentinos, con 12 puntos por encima de la media global.

De igual modo, el sondeo destaca la brecha de 8 puntos menos entre los que prefieren trabajar siempre en la oficina en Argentina, versus el 14% que elige esa opción a nivel global.

Andrea Ávila, CEO de la consultora para Argentina y Uruguay dijo que en momentos en que el país acaba de reglamentar parcialmente una ley de teletrabajo que está más orientada a la regulación que al impulso de esta modalidad laboral de gran potencial, los resultados de este estudio dan cuenta de la diversidad de preferencias en relación a los formatos de articulación del trabajo que surge por efecto de una mayor deslocalización del trabajo que la experiencia de la pandemia nos deja.

Antes de la irrupción del coronavirus, la mayoría de los trabajadores manejaba las exigencias del trabajo y de la vida personal de manera predecible.

También podría interesarte

Ricardo Peidro, titular de la CTA Autónoma: “El modelo sindical vigente es cuestionable e insostenible”

El dirigente se refirió al reciente informe de la Organización Internacional del Trabajo que cuestionó …



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *