30 de Noviembre
de 2022
Fuera de Megáfono.

Gremios estatales enfrentados por los casos de corrupción en el IOMA

06. 04. 2016

Desde el sindicato de técnicos de la obra social acusan a los integrantes gremiales del directorio por no detectar el manejo irregular de fondos. “Es imposible no ver la corrupción”, dijo a Gestión Sindical Idelmar Seillant, titular del SUPTTIOMA. Piden la renuncia de los vocales sindicales.

Desde que asumieron las nuevas autoridades del IOMA, la obra social de la provincia de Buenos Aires, uno de los objetivos es lograr transparentar el manejo de los millonarios fondos, ya que hay al menos unas docena de denuncias que involucran a funcionarios, médicos y auditores. Quien motoriza estas investigaciones son los integrantes del Sindicato Único de Profesionales, Trabajadores y Técnicos del Instituto de Obra Médico Asistencial (SUPTTIOMA), que representa al personal de la entidad, y está enfrentado a los gremios estatales que forman el directorio, por considerar que “es imposible no ver la corrupción”. Las acusaciones apuntan al nombramiento de funcionarios en las 14 regiones, y piden a las nuevas autoridades que se mejoren los controles y transparente el manejo de los fondos. La pelea interna, en su momento más álgido.

La semana pasada, desde el SUPTTIOMA volvieron a apuntar a los gremios estatales que tienen representación en el directorio del IOMA, en especial UPCN y SUTEBA. Junto con los trabajadores municipales, estos sindicatos tienen vocales que deben firmar las resoluciones de la entidad, por lo que no pueden desconocer las maniobras que se hacen con los fondos, argumentan en este sector. “Gran parte de la estructura del IOMA está manejada por UPCN, son los que disponen de los cargos en toda la provincia. Nosotros creemos que mientras exista esto no habrá transparencia y seguirá la misma situación”, denunció Idelmar Seillant, titular del SUPTTIOMA.

En diálogo con Gestión Sindical, el dirigente recordó que su gremio presentó 17 denuncias por manejos irregulares de medicamentos y otras prestaciones, y tienen 10 nuevas presentaciones listas para llevar a la Fiscalía de Delitos Complejos de La Plata. “Es imposible no ver la corrupción, para que esto se haya gestado son partícipes primarios y secundarios. Después la justicia deberá detallar el grado de culpabilidad de cada persona, eso es otra cosa, pero puntualmente se necesita la firma del directorio para avalar estos casos, sino los vocales deben votar en disidencia y decir por qué”, explicó Seillant.

En la actualidad, está al frente del IOMA Sergio Cassinotti nombrado por María Eugenia Vidal para reemplazar a Antonio La Scaleia. Además, Carlos D’Abate asumió como vicepresidente. El directorio lo completan los representantes de los gremios: Gustavo Seva (gremio de municipales), Patricia Nisembaum (de SUTEBA) y Luis Pérez (UPCN). A estos dos últimos le apunta puntualmente el SUPTTIOMA por la falta de controles, que incluye denuncias desde 2013 a la fecha, por manejo irregular de medicamentos, o por prestaciones que se cobraban pero no se realizaban.

Ante esta situación, el gremio del IOMA pide la remoción de los representantes sindicales. “El directorio sigue igual, los mismos vocales denunciados, es potestad del poder ejecutivo vetarlos, no de los gremios. Si la gobernadora ve que los que representan a los sindicatos tienen alguna objeción, imputación o denuncia, ella debe exigirle a los gremios sacar esa gente”, afirmó Seillant.

Ante estas acusaciones, desde los gremios se desvinculan de cualquier hecho de corrupción. En SUTEBA, por ejemplo, dicen que “desde hace años venimos pidiendo transparencia en el IOMA” y recordaron las muchas reuniones que tuvieron con las autoridades para intentar mejorar la atención. En febrero, en una conferencia de prensa, vincularon las denuncias con un intento de atacar a su secretario general Roberto Baradel. Esto incluyo las amenazas a su hija y las versiones de un viaje en primera clase a Miami, Estados Unidos, desmentido por el propio dirigente.

“El cambio que pensábamos para estos 100 días de nuevo gobierno no se ha dado, hay nuevos funcionarios pero la estructura básicamente corrupta del IOMA no se ha modificado, sigue estando la misma gente”, se quejó Seillant, que insisten en un paso al costado de los vocales sindicales. En una reciente reunión con las nuevas autoridades, hubo un compromiso a hacer “rotundos cambios”, pero hasta ahora no hay novedades. “Desconfiamos que vaya a haber grandes cambios si dejaste en la estructura el recurso humano que participó de la corrupción anterior”, concluyó el dirigente sindical.

Suscribite a nuestro newsletter
Te puede interesar
Últimas Noticias en Zonales