domingo 18 de agosto de 2019
Inicio / Actualidad / Gremios aeronáuticos endurecen su postura y piden declarar la emergencia del sector

Gremios aeronáuticos endurecen su postura y piden declarar la emergencia del sector

Los sindicatos alertan que la política de “cielos abiertos” traerá despidos y precarización, e insisten con su rechazo. Por eso, apoyaron un proyecto para declara la “emergencia aerocomercial”, que prohíbe los despidos y el cambio de normas. Además, expresaron su preocupación por la crisis que atraviesa Avianca, que se presentó en concurso preventivo de acreedores.

Diego Lanese / Especial para Gestión Sindical

Desde que el país firmó un acuerdo con Estados Unidos para profundizar la política de “cielos abiertos”, los gremios aeronáuticos están en estado de “alerta u movilización”, ya que afirman que la medida debilitará las aerolíneas nacionales, y podría producir pérdidas de puestos de trabajo, en especial en Aerolíneas Argentinas.

En los últimos días, se realizaron algunas medidas de fuerza, de la mano del plan de lucha aprobado por de sector. Lejos de retroceder, el gobierno nacional sostiene su política aerocomercial, y critica la postura de los sindicatos. Ante esto, se presentó en el congreso una propuesta para declarar la emergencia en el sector, para frenar la liberalización del sector.

Para colmo, la presentación en concurso de acreedores de la empresa que opera la línea Avianca, que de cerrar podría dejar en la calle a casi 200 trabajadores, empeora el clima. La semana hubo una marcha a la secretaria de Trabajo, y este lunes una audiencia donde se establecieron los pasos a seguir que podrían llegar a la quiebra de la firma.

El enfrentamiento de los gremios a la política aerocomercial de Mauricio Macri se profundiza a medida que se avanza en la liberalización del sector. Los integrantes de Sindicatos Aeronáuticos Unidos, junto con la Asociación Argentina de Aeronavegantes (AAA), rechazan el acuerdo firmado con Estados Unidos, un convenio “de cielos abiertos” que según dicen le abre la puerta a los vuelos directos sin escalas entre los países, y quita el límite de vuelos de frecuencias semanales.

Una de las críticas realizadas apunta a que las empresas norteamericanas podrán prestar servicio de rampa handling, y según los sindicatos pondrá en peligro puestos de trabajo. En este contexto, los gremios que integran el espacio se reunieron con la senadora María de los Ángeles Sacnun (Frente para la Victoria-PJ de Santa Fe), para apoyar la presentación de un proyecto de ley para declarar la “emergencia aerocomercial” en nuestro país.

La iniciativa fue motorizada por los gremios APTA, APA, APLA, UPSA, ATCPEA, ATEPSA y UALA. La iniciativa fue la respuesta a una serie de encuentros con legisladores de distintos bloques, para darle respuesta a la política del macrismo en el sector.

“Desde hace tiempo se hizo evidente que el gobierno de Cambiemos pretende implementar un proceso liberalizador en materia de política aerocomercial. De este modo, buscan reconfigurar la matriz del sector, beneficiando a grupos empresarios extranjeros en perjuicio de los intereses nacionales”, señalaron los gremios mediante un comunicado conjunto. Pese a este acuerdo, en el sector dicen que la idea de la emergencia “ayuda” pero no es “una solución de fondo”. “Es una definición política, y está bien que así sea, porque pone de manifiesto la crisis estructural de la industria aerocomercial”, le dijo a Gestión Sindical una fuente del área, que analizó el proyecto legislativo como “un paso adelante, pero que no será la solución final a los reclamos de los gremios”.

La dirigencia sindical recordó que “durante meses, desde lo técnico presentamos innumerables propuestas a las modificaciones a la normativa vigente efectuadas por la Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC). Sin embargo, una y otra vez nuestras observaciones fueron omitidas aludiendo que los cambios impulsados se fundamentaban en ‘razones políticas’”, expresaron en el comunicado difundido luego de reunirse con la legisladora autora del proyecto de emergencia.

El proyecto incluirá “prohibir los despidos en la industria, prohibir la modificación o reinterpretación de la normativa vigente, suspender las medidas pendientes de audiencias públicas y el otorgamiento de permisos a empresas extranjeras y crear una comisión bicameral con participación de los gremios aeronáuticos”.

A esta situación se le sumó que la semana pasada, la empresa Avian Líneas Aéreas, que explota la marca Avianca Argentina, pidió su convocatoria de acreedores ante la Justicia Comercial, lo que generó alarma en el sector, por los posibles despidos si la firma deja de operar.

El pasivo de 8 millones de pesos anunciado por la firma fueron uno de los principales motivos para dar este paso, que si no logra revertirse conduce a la quiera de la firma. Avianca dejó de volar hace un mes, y había pedido ya acogerse al proceso preventivo de crisis ante la Secretaría de Trabajo, y ahora el concurso pedido sería la única forma de intentar un salvataje de la empresa.

La compañía aérea, una sociedad que explota la marca Avianca Argentina, surgió luego de comprar, a mediados del 2016, la compañía Macair Jet, que era propiedad de la familia del presidente Mauricio Macri. La empresa habría alegado ante la Justicia como causa principal de su crisis financiera la “competencia desigual” contra Aerolíneas Argentinas.

Este lunes hubo una audiencia en el juzgado en lo Comercial 26, donde participaron la empresa y los gremios del sector. Los gremios denunciaron en la reunión que la empresa dejo de pagar los salarios, por lo cual se presentó el concurso preventivo.

Según puso saber Gestión Sindical, ahora el juez que será sorteado en la causa puede decidir si acepta o no el pedido de la firma. En total, hay 183 empleados en peligro de perder su trabajo. Avianca recibió el primer golpe cuando la sociedad empresarial decidió retirarle el uso del nombre.

En la audiencia los gremios confirmaron que la empresa intentó ser vendida a Gol, AirEuropa y Azul, pero “ninguna se mostró interesada en operar en la Argentina”. En este momento, con tres meses de salarios adeudados, la firma tiene dos aviones embargados en los hangares por Airbus. “De llegar a la quiebra pagarían con ellos.

Piden al gobierno exención fiscal en el pago del IVA como alternativa al pago de salarios”, informaron fuentes del encuentro. Luego que la justicia realice los informes para acreditar la deuda, incluyendo las salariales, se eleva un informe, y luego de buscará logra acuerdo con los acreedores. “Se cumple el acuerdo pactado se levanta el concurso, si no se declara la quiebra”, destacaron las fuentes consultadas.

A la espera de definiciones, los gremios mantienen la expectativa sobre la situación. Desde la Asociación Argentina de Aeronavegantes (AAA) se ratificó el estado de alerta del gremio, luego de la movilización de protesta realizada la semana pasada frene a la sede laboral de la avenida Callao.

El gremio advirtió que el concurso de acreedores lo “acelera el proceso de crisis y deja en evidencia la gran mentira de la ‘revolución de los aviones’ que nos quisieron vender desde este Gobierno”. “La única realidad hoy es que se pierden puestos de trabajo, se busca precarizar derechos y se firman acuerdos para abrir los cielos bajo la falacia de la competitividad”, dijo luego de la protesta el dirigente Juan Pablo Brey, titular de la entidad.

También podría interesarte

No se fabrica más: Honda ya dispone retiros voluntarios para cerrar su terminal de Campana y peligran 650 puestos de trabajo

La empresa dejará de producir autos en la Argentina y se abocará solo a la …



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *