15 de Abril
de 2024
Actualidad.

Gremio universitario denuncia “discriminación” por su exclusión en programas de capacitación

16. 06. 2021

Desde CONADU Histórica afirman que el Ministerio de Educación no los incluyó en el reparto de recursos para formar docentes en distintos aspectos. Sostienen que la medida es en castigo por no haber firmado la paritaria de este año. Un fallo judicial ordenó incluir a la entidad en estos programas.

Al inicio de la discusión salarial entre el Ministerio de Educación y los gremios de los docentes universitarios, hubo polémica porque la cartera educativa decidió excluir de la mesa de negociación a la CONADU Histórica, sindicato de la CTA Autónoma que en esos días –abril de este año –realizó un paro de actividades para reclamar por un aumento salarial urgente.

Esta decisión fue rechazada por la justicia, que ordenó convocar a la entidad, que finalmente se incorporó a la paritaria, que se cerró a comienzos de mayo, con una suba del 35 por ciento en cuotas. El acuerdo no contó con la firma de la organización, que aseguró que el incremento es “un claro ajuste”.

Por esta actitud, denunció esta semana la dirigencia sindical, la entidad y sus afiliados fueron excluidos de una serie de programas de capacitación. “Es otro acto de discriminación”, afirmaron desde la CONADU Histórica, que se presentaron a la justicia y lograron un fallo que ordena incluirlos en el reparto de estos recursos, que alcanza los 100 millones de pesos.

La dirigencia vinculó con otras que involucra a gremios de la CTA Autónoma, que viene peleando por ser reconocida por el estado en distintos ámbitos como una central con plenos derechos, como en el Consejo del Salario, donde el espacio tienen “voz, pero no voto”. Además, reclamaron por la vacunación, que viene demorada en el sector.

La denuncia de la CONADU Histórica se suma a la que se realizó en abril, cuando el sindicato fue excluido de la mesa de negociación salarial. En este caso, la queja apuntó a la excluidos de dos programas que administra el Ministerio de Educación y la Secretaría de Políticas Universitarias (SPU).

Se trata de los planes denominados “de Capacitación Docente Gratuita” y de “Condiciones y Ambiente de Trabajo”, dirigidos docentes universitarios y preuniversitarios de todo el país, con fondos de unos 100 millones de pesos.

“Es un castigo por no firmar la paritaria”, le dijeron a Gestión Sindical desde el gremio, que aseguran que esta es la segunda discriminación que sufren. La primera se dio “luego de realizar un paro de actividades, por el cual decidieron no llamarnos a la mesa de discusión salarial”.

LEER MÁS: Se firmó la paritaria de los docentes universitarios: aval al incremento del 35% y otras mejoras

La segunda, este desplazamiento de las becas para capacitar a los docentes en temas sensibles como el medio ambiente. Las fuentes consultadas recordaron que las medidas de fuerza y el rechazo del aumento salarial “fueron decididos en asamblea, democráticamente, como siempre”, y ahora la cartera educativa “castiga a los docentes por ejercer ese derecho, es inadmisible”.

El fallo judicial, a favor

Ante esta situación, como ocurrió cuando el sindicato fue excluido de la paritaria, se realizó una presentación judicial, que además tuvo un primer fallo a favor. Se trata de una decisión de la justicia laboral, que hizo lugar a al reclamo de CONADU Histórica e intimó nuevamente al Ministerio de Educación a “cesar en su conducta discriminatoria”, como ya lo había hecho cuando se decidió dejar fuera de la discusión salarial al sector.

“La nuestra es una de las federaciones mayoritarias y representativas del sector, con personería gremial otorgada por el Ministerio de Trabajo, es signataria del Convenio Colectivo de Trabajo y afilia a casi el 40 por ciento de la docencia universitaria y preuniversitaria sindicalizada de la Argentina”, argumentó en su presentación judicial el gremio.

En la misma, se explicó que de mantenerse esta medida esa docencia “quedaría arbitraria e injustamente excluida de estos programas, siendo que la capacitación es un derecho consagrado en el Convenio Colectivo de Trabajo y un requisito indispensable para el desarrollo de las actividades docentes”.

La medida cautelar, informaron las fuentes del gremio, fue contestada en una primera instancia de forma favorable, como sucedió con la presentación realizada antes de la paritaria. Por eso, el Ministerio de Salud fue informado por la justicia de su decisión de dar marcha atrás con esta decisión.

Cabe recordar que la CONADU Histórica fue la única organización que no firmó la paritaria del sector, que se cerró con una suba del 35 por ciento en cuotas. Según explicaron en su momento en el gremio, este incremento “es un ajuste”, ya que el aumento en 6 cuotas dentro del año 2021 suma sólo un 23 por ciento y recién a marzo del 2022 alcanza un 35 por ciento.

“A la fecha solamente se ha cobrado una cuota de 8 por ciento, con una inflación acumulada que a mayo ya superaba el 20 por ciento”, agregaron mediante un documento de análisis reciente.

El reclamo por el plan de vacunación

Por otra parte, desde el sector universitario están reclamando que se incluya a los docentes en la vacunación contra el coronavirus, ante la falta de un programa que los incluya como grupos prioritarios. Este pedido es compartido por todo el arco sindical, que en este punto coincide.

LEER MÁS: Trabajadores y docentes universitarios se quejan de la falta de vacunas contra el Covid-19 en CABA

En este sentido, a comienzos de este mes desde la Asociación de Docentes de la Universidad de Buenos Aires (ADUBA) se denunció que la Ciudad de Buenos Aires no había incluido a los profesores de las universidades públicas en el empadronamiento del plan de vacunación.

“Lo único que tenemos hasta ahora de ese reclamo son las declaraciones del ministro Fernán Quirós, que aseguró que los docentes se van a inscribir y vacunar como el resto de la población”, le dijo a Gestión Sindical una fuente de ADUBA, gremio que pertenece a la Federación de Docentes de las Universidades (FEDUN).

La misma fuente agregó que no hubo “respuesta específica” a la carta enviada a comienzos de mes, y que por el momento “no hay avance en la inmunización de los docentes, profesores y trabajadores de la educación superior” en la Ciudad de Buenos Aires.

En su carta, ADUBA pidió que “se habilite el empadronamiento del personal docente de universidades públicas que operen en este distrito para la vacunación contra el Covid-19”.

La queja es porque cuando se habilitó la inscripción a porteños de entre 55 y 59 años, tanto los trabajadores como los docentes de la Universidad Nacional de Buenos Aires (UBA), la Universidad Nacional de las Artes (UNA) y la Universidad Tecnológica Nacional (UTN) sede CABA” no tienen cómo anotarse” en ese empadronamiento lanzado por el Ministerio de Salud.

“Cada jurisdicción decide si incluye a los docentes universitarios, según sus propias prioridades”, marcaron desde ADUBA, respecto de la vacunación en todo el país. El problema en la Ciudad de Buenos Aires fue “la exclusión de los docentes de universidades pública”.

Suscribite a nuestro newsletter
Te puede interesar

Hacé tu comentario

Por si acaso, tu email no se mostrará ;)

Últimas Noticias en Zonales