viernes 5 de marzo de 2021

Gremio docente porteño anunció paro de 72 horas a partir del próximo miércoles

Luego de una Asamblea abierta de la que participaron más de 500 docentes, Ademys resolvió realizar un paro de tres días, en protesta por el regreso de las clases presenciales «sin condiciones sanitarias ni educativas». La reunión fue por Zoom y hubo infiltrados que insultaron y emitieron contenidos eróticos. «No descartamos que hayan sido trolls del macrismo», dijeron desde el gremio.

El gremio docente Ademys realizó una Asamblea abierta virtual, por medio de Zoom, para definir las acciones a seguir ante “el intento de regreso a clases presenciales sin condiciones sanitarias ni educativas”. También se hizo hincapié en la angustiante situación salarial que viven los docentes y, luego de más de cuatro horas de debate, se decidió hacer un paro de 72 horas para la próxima semana a partir del miércoles 17, que es el día en que está previsto el regreso a las escuelas.

Pero la Asamblea tuvo la particularidad de que en el comienzo fue interrumpida por personas infiltradas que, aprovechando que cualquiera podía sumarse, intentaron sabotear el encuentro, con la exhibición de videos de todo tipo (algunos incluso de contenido erótico), poniendo música y hasta insultando en el chat a los verdaderos participantes.

La coordinadora y principal oradora fue la secretaria general de Ademys, Mariana Scayola, quien se refirió al lamentable hecho ocurrido, diciendo que “no descartamos que el Gobierno esté invadiendo la Asamblea. Es un claro ataque lo que estamos recibiendo. Son trolls que no quieren que podamos debatir y hagamos frente a esta locura que es la decisión de la vuelta a clases presenciales”.

Duras críticas

Scayola remarcó que “somos más de 500 docentes los que estamos acá para discutir que vamos a hacer la próxima semana”, y apuntó que la “la situación económica es tan preocupante como la sanitaria. Todos venimos de una pérdida salarial muy importante y los salarios se están calculando sobre una inflación del 30%, que es la del año pasado. Pero para este año se calcula que la inflación estará por alrededor del 50%”.

También fue muy dura contra el Gobierno nacional respecto a cómo se trató la pandemia, al decir que “sabemos que en algunos lugares del país faltaron camas de terapia intensiva, aunque todo el tiempo dijeron otra cosa. Y la cantidad de contagios por nivel de habitantes está muy cerca del nivel de Brasil. Claramente no hubo una buena gestión de la pandemia. Y hay un anuncio de una vacuna que no llega. Mientras tanto, el Gobierno anuncia la presencialidad en los mismos términos en los que lo pensaba en diciembre, cuando la situación sanitaria era otra”.

La Secretaria General dijo que “el caradura de (Mauricio) Macri difundió una carta queriendo tomar la bandera de la educación, pidiendo que abran las escuelas. Y la respuesta del Gobierno nacional no fue oponerse, sino decir “no, la bandera es nuestra y queremos la presencialidad”. Y aclaro que “no somos los únicos que vamos a salir a patalear. En todos los países donde hubo aperturas, la docencia salió a manifestarse. Y eso va a seguir pasando”. 

Debate y testimonios

En el cierre de su discurso, Scayola anunció las principales acciones que se realizarán la próxima semana, durante los días de paro: “El miércoles haremos una conferencia de prensa, que tal vez sea en la Jefatura de Gabinete, para no regalarle la foto del inicio de clases a (Horacio Rodríguez) Larreta y (Soledad) Acuña. Y el viernes haremos nueva Asamblea para evaluar la situación”. Y remarcó que “sin condiciones sanitarias, edilicias y salariales adecuadas, no se puede empezar”.   

Luego, la Asamblea continuó con los testimonios de varios de los docentes presentes. Todos manifestaron su oposición a las clases presenciales, y se remarcó también la necesidad de contar con las dispensas para los mayores de 60 años, para quienes tienen menores o mayores a cargo, y para los convivientes con personas con factores de riesgo. Finamente se realizó la votación donde se decidió el paro de tres días.                                                             

El comunicado

Luego de terminada la Asamblea, Ademys difundió un comunicado donde expresa que “ante el intento de regreso a la presencialidad en las escuelas, sin condiciones epidemiológicas seguras, sin condiciones de infraestructura ni de higiene necesarias, sin recomposición salarial, Ademys convoca a un PARO DE 72 HS de NO INICIO DEL CICLO LECTIVO los días 17, 18 y 19 de febrero, en la Ciudad de Buenos Aires”. Y describe que “en la CABA, como en todo el país, los gobiernos empujan una vuelta a clases presenciales mientras todos los indicadores muestran que el nivel de contagios está por encima de lo recomendado para dicha apertura, siendo un contexto de muchísimo riesgo, que -como ocurriera en otros países- se prevé generará un incremento de contagios y muertes evitables”.                                                                                                                        

También señala que “en todos estos meses el Gobierno no ha realizado las obras de re-adecuación de los establecimientos educativos, las aulas no ventilan al exterior ni tienen el tamaño adecuado, no están en condiciones los baños, no se ha realizado la limpieza de los edificios -en muchos de los cuales hay hasta excremento de ratas y ratas muertas-, por poner solo algunos ejemplos. Por el contrario, la propia ministra Soledad Acuña admitió que recortó 476 millones de pesos que ya habían sido asignados a obras de infraestructura que no se realizaron”.

Más críticas

El comunicado agrega que “el Gobierno no garantizó elementos de higiene y sanitización, se detectaron muchas irregularidades en la toma de temperatura al ingresar a los establecimientos, termómetros que no fueron enviados o no andan, dispenser de alcohol en gel vacíos, etc. Esto evidencia que es el propio Ministerio de Educación el que no garantiza las condiciones mínimas para llevar adelante el protocolo establecido”.                                    

Además, se sostiene que “tampoco se ha contratado más cantidad de personal auxiliar de limpieza ni más personal docente para garantizar el desdoblamiento de cursos en una eventual bimodalidad si el contexto epidemiológico lo permitiera. No se ha garantizado el transporte escolar para estudiantes ni personal de la educación, estando el transporte público ya saturado, siendo uno de los principales vectores de contagio. Lejos de garantizar equipos y conectividad gratuita para estudiantes y docentes, el Gobierno ha recortado los programas que implicaban la distribución de computadoras, como el Plan Sarmiento”.                           

Y finaliza expresando que “a esto debe sumarse que no se ha realizado una recomposición salarial, largamente reclamada por la docencia que en el 2020 tuvo una grave pérdida adquisitiva de su salario”, y se aclara que “les docentes, las familias y comunidad educativa queremos volver a la presencialidad, pero cuando el contexto epidemiológico sea apto, con las condiciones edilicias, de seguridad, salariales, presupuestarias, de cargos y sanitarias que hoy los gobiernos no garantizan”.                 

También podría interesarte

Sin acuerdo de los gremios mayoritarios, la Ciudad anunció el cierre de la paritaria docente

El gobierno de Horacio Rodríguez Larreta firmó con 15 sindicatos un aumento del 30 por …



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *