26 de Septiembre
de 2021
Actualidad.

Gremio CICOP piden reapertura de paritarias: “No se invirtió en personal de salud ni en salarios”

21. 08. 2020

Los médicos bonaerenses piden que se cumpla el acuerdo de principio de año, y se llame a negociar condiciones laborales, algo que debería ocurrir en junio. Según denuncian, el actual salario que perciben “ni es atractivo ni está acorde con la tarea y responsabilidad”. Además, hay alarma por la cantidad de contagios de coronavirus del personal, que supera los 10 mil casos.

Diego Lanese / Especial para Gestión Sindical

En los últimos días, la muerte de al menos tres integrantes del sistema de salud de la provincia de Buenos Aires generó alarma en el sector. Los reclamos de mejoras laborales y salariales para el personal sanitaria siguen aumentando, en el marco de una pandemia que sigue generando contagios y pone al borde del colapso la capacidad de atención. En este sentido, desde que en la primera semana de agosto el gremio médico CICOP realizó una jornada de lucha, insiste con reclamarle respuesta a la gestión bonaerense, para abrir una mesa de diálogo respecto de estas cuestiones y otras vinculadas a las tareas de los trabajadores de la sanidad.

El reclamo es para que se cumpla el compromiso firmado a principio de año y se convoque a la discusión salarial, que además de mejorar los sueldos se traten los temas que preocupan a los médicos y profesionales. “Está bien en que se haya invertido en camas de terapia intensiva, pero no se invirtió en personal de salud ni en salarios”, remarcaron desde la entidad.

Desde hace un tiempo que el gremio médico presiona a la gestión de Axel Kicillof para que abra una mesa de negociación para discutir las condiciones laborales de los profesionales y trabajadores sanitarios. “El personal de salud de la provincia de Buenos Aires estamos en una situación complicada, y preocupados, porque en primer lugar no somos convocaron a paritarias, el acuerdo firmado en abril dice que nos debían llamara a negociar en junio, pero estamos a 20 de agosto y no tenemos novedades”, explicó la presidenta de CICOP, Marta Márquez.

En diálogo con Gestión Sindical, la dirigente remarcó que “nuestros salarios están muy por debajo de lo que deberíamos cobrar, ni hablar en tiempos de pandemia, donde estamos muy sobre exigidos”. En la actualidad, el salario inicial de un ingresante al sistema sanitario es de 46.800 pesos, lo que para “Márquez “es claramente un salario ni atractivo para que alguien ingrese a la carrera pública ni acorde con la tarea y responsabilidad que lleva a cabo”.

Los pedidos para reabrir la discusión salarial y de condiciones laborales fue “reiteradamente ignorado”, por lo cual se vienen analizando nuevas medidas para visibilizar la situación que se vive en el sistema de salud bonaerense. “En el Consejo Directivo de CICOP comenzamos a conversar que si para la primera o segunda semana de septiembre no hay respuestas vamos a volver a tratar de visibilizar, dentro de las limitaciones que nos pone la pandemia, esta situación”, adelantó Márquez. Esta nueva jornada de lucha será coordinada como las anteriores con sectores de la Ciudad de Buenos Aires y gremios de base de todo el país. “Jujuy está colapsado y sus trabajadores están muy mal, en Salta y Córdoba pasa lo mismo, vamos a tratar de construir una jornada de lucha, porque dentro de todo lo mano que tiene el coronavirus es una oportunidad de fortalecer un sistema de salud que sea medianamente parecido a lo que tiene que ser. Se invirtió mucho en camas, pero no se invirtió en personal de salud ni en salarios”, insistió la titular de CICOP.

Además de las cuestiones sindicales, hay preocupación entre los médicos por los efectos de la pandemia en el personal sanitario. “Nuestra enorme preocupación es por los compañeros contagiados, y de todos los trabajadores del sistema de salud”, dijo Márquez. Según el último informe elaborado por CICOP, hasta el momento hay unos 10 mil contagiados en el sistema bonaerense, con 48 fallecidos entre profesionales y trabajadores. El problema, advirtió la dirigente gremial, es que “hace dos semanas que la provincia de Buenos Aires no nos da números oficiales de cuántos integrantes del equipo de salud se contagiaron de coronavirus”.

La alarma por el colapso de las camas de terapia intensiva, que se miden constantemente desde las estadísticas sanitarias, no tiene un equivalente respecto de los contagios del personal médico, que hace que muchos servicios deban suspenderse. A fines de julio, los médicos y empleados del hospital Evita de Lanús denunciaron que se comenzaron a derivar pacientes ante más de 50 casos de coronavirus entre el personal. El “colapso sin salida” que remarcaron se vive en el nosocomio se profundizó cuando a los pocos días el jefe de enfermería Sergio rey falleció producto de un cuadro de Covid-19.

“La situación del Evita no está resuelta, este viernes habrá una asamblea del personal para buscar salidas”, destacó Márquez. En general, agregó, “tenemos registro de que los hospitales están muy al límite, es bastante dinámica la situación. El hospital e Pacheco estuvo en una situación similar en terapia intensiva, casi cerrada, lo mismo que en los grandes hospitales de la zona del AMBA, están casi todos al límite de su capacidad”.

A nivel nacional, este jueves se realizó una nueva jornada de protesta de la Federación Sindical de Profesionales de la Salud de la República Argentina (FESPROSA), que junto a una multisectorial compuesta por 40 organizaciones reclamó mejoras salariales, paritarias y un “bono estimulo”. “Con más de 20 mil infectados y 65 muertos, los trabajadores de la salud están al límite de sus fuerzas.

Como respuesta, el Estado nacional y los Estados provinciales congelaron sus salarios y se niegan a convocar a paritarias para avanzar en la desprecarización. Justamente es el trabajo precario y el pluriempleo que crecieron durante la pandemia los que llevan al agotamiento y la extensión de los contagios entre el personal de salud”, expresaron desde la Federación a través de un comunicado.

El acto central se realizó en el hospital Álvarez de la Ciudad de Buenos Aires, donde la organización sindical pidió “la extensión del bono estímulo hasta fin de año, duplicando su monto y extendiéndolo a los 670 mil agentes sanitarios registrados en el sector público y privado”.

Temas relacionados / /
Suscribite a nuestro newsletter
Te puede interesar
Últimas Noticias en Zonales