viernes 21 de septiembre de 2018
Inicio / Actualidad / Grave persecución: Metrovías inició una demanda para quitarle los fueros gremiales a Néstor Segovia

Grave persecución: Metrovías inició una demanda para quitarle los fueros gremiales a Néstor Segovia

La empresa le pidió a la justicia que le quite la tutela sindical al secretario Adjunto de los metrodelegados, paso previo para su despido. Es por las acciones realizadas en mayo, durante un paro, que terminaron con la detención del propio dirigente y otros 15 trabajadores. Desde el gremio califican la medida como “una provocación”.

Diego Lanese / Especial para Gestión Sindical

A fines de mayo, el secretario Adjunto de la Asociación Gremial de Trabajadores del Subte y Premetro (AGTSyP), Néstor Segovia, fue detenido junto a unos 15 delegados y trabajadores cuando protagonizaban una medida de fuerza en las líneas H y E, en el marco del conflicto por la reapertura de paritarias, que se firmaron entre el gobierno porteño, la empresa y el gremio UTA, sin acuerdo de los conocidos metrdelegados. Entre empujones, el dirigente fue llevado a una comisaría, donde estuvo varias horas, hasta que fue liberado, previo traslado a un hospital por una descompensación. La tensión entre el sindicato y la empresa Metrovías se mantiene, ya que pese a los reclamos la cuestión salarial y laboral no se resolvió.

Esta semana, esta pelea escribió un nuevo capítulo. La firma se presentó en la justicia para pedir que se quiten los fueros gremiales de Segovia, los que evitan que sea despedido. El reclamo Se hizo ante el Juzgado Nacional de primera Instancia del Trabajo, que ya notificó al dirigente de la denuncia y el proceso que se inició luego de los incidentes. La iniciativa es considerada por la asociación como “una provocación” y parte de la “persecución” que sufren los integrantes del gremio.

El expediente 21867 reclama que se quite la tutela sindical a Segovia, y fue iniciada por Metrovías. En la presentación, a la que tuvo acceso Gestión Sindical, la empresa asegura que la conducta del dirigente, “individualmente considerada, configura una injuria grave que habilita el desafuero a efectos de ejercer la facultad disciplinaria”.

En la denuncia, se exponen una docena de casos donde la empresa sancionó a Segovia, la gran mayoría de las veces por acciones sindicales. Sobre lo sucedido en mayo, cuando el dirigente y otros trabajadores fueron detenidos, Metrovías explica en el texto judicial que “Segovia ejecuto una serie de acciones ilegales en la Estación Las Heras, bajo la justificación de una medida de fuerza, no sólo no cumplió con sus tareas habituales, sino que se interpuso ante las autoridades de la empresa y de la Policía de la Ciudad de Buenos Aires, a efectos de obstruir e impedir el funcionamiento del servicio de transporte”.

Aquel día, en medio del paro de dos horas, el dirigente fue sacado de una formación, cuando realizaba junto a otros trabajadores un paro de actividades. La detención generó la interrupción total de las líneas del subte, hasta que fue liberado.

El mandato de Segovia como secretario Adjunto de la AGTSyP vence en marzo del 2019, e ingreso a trabajar en el año 1994 al subterráneo. La demanda judicial incorpora el acta labrada por la Policía de la Ciudad el día de su detención, como prueba, además de varias páginas de jurisprudencia sobre tutela sindical. Además de la denuncia contra Segovia, la empresa despidió a tres trabajadores que participaron de las medidas, además de más de 170 suspensiones. No es la primera vez que la empresa utiliza estos métodos, y lleva a la justicia a trabajadores por sus acciones gremiales. En 2014 denunció a personal del Taller San José que realizaron acciones sindicales contra suspensiones arbitrarias. Por todo eso, los metrodelegados denunciaron a Metrovías y el gobierno porteño ante la Organización Internacional del Trabajo (OIT) por “violación a la libertad sindical”.

En tanto, desde el gremio consideraron que es “una provocación”, en el marco de la “persecución gremial” que sufren desde hace años En Este sentido, fuentes cercanas a la asociación no descartaron que “se puedan tomar medidas de fuerza” para respaldar a Segovia. “Los estamos evaluando”, le dijeron a Gestión Sindical.

Como primera medida, se resolvió marchar el 9 de julio próximo, en la jornada “La Patria no se rinde”, que organizan varias centrales obreras y otros sectores. Además, las fuentes adelantaron que el martes y jueves de la semana que viene se realizarán volanteadas en las líneas de subte, para informar a los usuarios de la situación y denunciar la maniobra de Metrovías. Los metrodelegados tomaron con tranquilidad la demanda, ya que no es la primera vez que la empresa lleva el tema sindical al ámbito judicial. Segovia es uno de los máximos referentes del nuevo gremio del subte, y comenzó trabajando en la Línea C, donde rápidamente se convirtió en delegado. Además, tiene una conocida militancia política, que lo llevó entre otras cosas a ser parte del partido Miles, de Luis D’Elía.

En cuanto al tema paritarias, luego del plan de lucha y los incidentes que derivaron en la denuncia contra Segovia, el Juzgado de Primera Instancia en lo Contencioso y Administrativo y Tributario número 2 de la Ciudad hizo lugar a principio de junio de un recurso de amparo presentado por la AGTSyP y ordenó al Gobierno de la Ciudad reabrir las paritarias del subte, e incorporar a los metrodelegados a la discusión. El fallo insta a convocar a “una mesa de negociación con participación de la AGTSyP, la Unión Tranviarios Automotor (UTA), Subterráneos de Buenos Aires (SBASE) y Metrovías para continuar la discusión salarial de este año, que las autoridades habían dado por cerrada en abril tras acordar un 15,2 por ciento de aumento solamente con la UTA y sin participación de AGTSyP”.

La resolución judicial también determinó que durante los 60 días que opere la mesa de negociación la AGTSyP deberá “abstenerse de realizar medida de fuerza alguna”. A la par, estableció que Metrovías deberá dejar sin efecto las sanciones correspondientes a este conflicto laboral, que alcanzan casi 200 trabajadores.

También podría interesarte

La fábrica de alimentos Canale le debe dos meses a 1.000 trabajadores y hay tensión en sus plantas

La firma posee una planta llenadora de legumbres en Catamarca; tres plantas llenadoras de tomates …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *