28 de Noviembre
de 2021
Fuera de Megáfono.

Fallo judicial contra Farmacity deja mal parado al gremio de empleados de farmacias

07. 07. 2021

La Corte Suprema prohibió a la cadena operar en territorio bonaerense, donde los únicos propietarios de esos locales son los farmacéuticos. ADEF, que representa a trabajadores del sector, había apoyado a la empresa.

La semana pasada, la Corte Suprema de Justicia emitió un falló trascendente para el sector farmacias de la provincia de Buenos Aires. Luego de más de tres años, confirmó la vigencia de la ley provincial 10.606, que regula la actividad de esos comercios, y entre otras cosas prohíbe que sociedades anónimas sean dueñas de locales.

El expediente fue abierto por la cadena Farmacity, la más grande del país, que no puede operar en territorio bonaerense por esta norma. Durante el gobierno de Mauricio Macri, pese al rechazo de las leyes locales, logró abrir la consulta nacional, que luego de una serie de audiencias en 2018 debía fallar.

Al ratificar la normativa, no sólo le cerró la puerta a la empresa, sino que además dejó mal parado al gremio de empleados de farmacias, que había apostado por apoyar el pedido de la empresa. “No respetan el espíritu sanitario de la dispensa de medicamentos”, afirmaron desde el Colegio de Farmacéuticos bonaerenses, que acusaron al sindicato de “apostar al poder político” del anterior gobierno.

Las críticas contra la Asociación de Empleados de Farmacias (ADEF) por su apoyo a Farmacity se renovaron luego que el máximo tribunal, en fallo dividido, rechazó el expediente de la empresa. Los farmacéuticos acusan a la entidad de “rendirse al poder económico” de la firma, cuyo fundador y ex CEO es Mario Quintana, hombre fuerte en la primera etapa del gobierno de Mauricio Macri.

ADEF incluso fue “amicus curiae” de la empresa, cuya expansión fue rechazada por las farmacias independientes y de barrios y por muchas entidades sanitarias del país y la región. ADEF es parte de la Corriente Federal de los Trabajadores, espacio combativo de la CGT, que durante el macrismo fue un activo participante de las marchas en contra de las políticas del gobierno.

Marcelo Peretta: «Me gustaría ser ministro de Trabajo, haría una buena gestión»

Pese a esto, la entidad se alineó en este tema con Quintana, que “aprovechó su influencia en el gobierno para ir contra las farmacias y maximizar ganancias”, según afirmaron fuentes del sector ante la consulta de Gestión Sindical.

Incluso, en el sector farmacéuticos sospechan que parte del acuerdo podría estar ligado a la afiliación de empleados, que hoy no tiene representación en la cadena por la política “anti sindical” de Farmacity. “En la empresa no dejan organizarse, persiguen a los delegados, no respetan las leyes laborales. Es inentendible el apoyo que le dio el gremio en este tiempo al pedido de la firma”, recalcaron las fuentes consultadas. En ese punto, aseguran que “más allá del respaldo político que podían lograr en su momento, hoy no hay explicación a su postura”.

Polémico apoyo

En noviembre del 2018, en dos audiencias públicas, la Corte Suprema escuchó los argumentos ambas partes. Mientras que las farmacias bonaerenses argumentaron su rol sanitario y la defensa de las leyes de salud, la empresa habló de “Libre competencia” y otras cuestiones.

En su presentación, el titular de ADEF Víctor Carricarte defendió la situación de la Ciudad de Buenos Aires, donde se permiten que las sociedades anónimas sean dueñas de farmacias, y dijo que “se crearon fuentes de trabajo” desde que se permitió la instalación de este tipo de farmacias.

ACUSAN AL GREMIO DE EMPLEADOS DE FARMACIA DE PROMOVER UNA LICENCIATURA “TRUCHA”

“Afirmamos que la ley 10.606 origina un daño a los farmacéuticos que carecen de medios para ser propietarios, ya que tienen que aceptar socios comanditarios, por lo que asumen una responsabilidad solidaria con el socio”, sostuvo el dirigente en su presentación. Pero las entidades farmacéuticas afirman que la postura estuvo vinculada “a sumar afiliados”, sin otro argumento.

Las relaciones de ADEF con Quintana comenzaron cuando este era vicejefe de Gabinete nacional, y el gremio promovía una “licenciatura en farmacia” que no estaba habilitada por las autoridades universitarias. Quintana figura como “consejero por el sector primado y el mundo emprendedor” del consejo académico de UMET, la universidad que promueve la licenciatura cuestionada.

Fallo judicial

En el fallo de la Corte, al que tuvo acceso Gestión Sindical, se afirmó que “las limitaciones impuestas para la habilitación del ejercicio de la actividad farmacéutica no conculcan los derechos y garantías reconocidos por la Constitución Nacional”.

“Es que la normativa asignó a esa actividad el servicio de utilidad pública para la dispensación de los productos destinados al arte de curar”, por lo que estableció “una serie de condiciones bajo las cuales debe desarrollarse la dispensa de medicamentos, aludiendo a la necesidad de que sea exclusivamente a través de las farmacias, a las que definió como una extensión del sistema de salud”, destacó en el fallo.

El máximo tribunal confirmó las sentencias dictadas en instancias anteriores y entendió que “el legislador local ha ejercido sus facultades en forma razonable, basándose en principios de salud pública, ampliando la protección de los pacientes”, según comunicaron fuentes judiciales.

“El caso Farmacity era más político que jurídico”, dijo al respecto la titular del Colegio de Farmacéuticos bonaerense Isabel Reinoso, una vez conocido el fallo. En declaraciones radiales, la dirigente afirmó que la decisión “es altamente positiva para la profesión farmacéutica y las familias que trabajan en las farmacias bonaerenses”.

Se generalizan los pedidos de apertura de paritarias: metalúrgicos, Comercio y la UOCRA formalizan reclamo

“Este juicio lo inició Mario Quintana patrocinado por el estudio de Carlos Rosenkrantz. Nos tuvo en zozobra todos estos años», contó Reinoso y rememoró que «Farmacity había perdido el juicio en todas las instancias de la provincia y fue a la Corte».

“En provincia de Buenos Aires hay 4.500 farmacias y más de 25 mil personas que trabajan», apuntó y detalló que «estaba en riesgo la potestad de la provincia que tiene de acceso al medicamento que tienen los bonaerenses». En ese sentido, la farmacéutica indicó que “Farmacity es el anti-modelo de farmacia: vende papa fritas, caramelos y golosinas cuando eso no es bueno para la salud». «Farmacity primero te enferma y luego te vende un remedio», concluyó Reinoso.

Temas relacionados / /
Suscribite a nuestro newsletter
Te puede interesar
Últimas Noticias en Zonales