28 de Noviembre
de 2022
Actualidad.

Explotación laboral: rescatan a 66 peones rurales esclavizados en dos fincas de Salta

11. 07. 2022

Los trabajadores pertenecen a la comunidad wichi y fueron llevados desde Formosa. Hay un detenido y están identificados los responsables de las empresas.

En la provincia de Salta fueron rescatados 66 peones rurales que eran víctimas de explotación laboral por parte de dos empresas con radicación legal en Tucumán. Por la causa ya hay un detenido y además están identificados los responsables de las firmas delictivas.

Los trabajadores que se encontraban exclavizados pertenecían a la comunidad wichi y habían sido trasladados desde Formosa para trabajar en fincas dedicadas a la producción cítrica, especialmente de limones para exportación.

Este nuevo caso de trata y explotación inhumana fue descubierto tras una denuncia que lograron hacer trascender los propios confinados en las producciones, que reclamaron ante las autoridades pertinentes por demoras en los pagos de los jornales, trabajo a destajo y pésimas condiciones habitacionales.

Así fue que se produjeron los allanamientos en el sur de la provincia de Salta, a partir lo cual fueron rescatados los 66 peones rurales.

Cuáles son las empresas responsables

Las empresas en la mira de la Justicia por el caso de explotación laboral son la contratista Padilla Citrus, propiedad del empresario Pablo Padilla, y Dynamic Agroservices, ambas con sede legal en San Miguel de Tucumán.

La investigación fue realizada por la División de Prevención y Lucha contra la Trata de Personas de la Policía de Salta, que dirigió dos operativos relámpago y simultáneos.

La Policía de Salta dijo que los trabajadores rescatados “vivían en condiciones deplorables”.

Uno fue radicado en una finca denominada Santa Lucía, ubicada en la localidad de El Galpón, y donde había 21 trabajadores pertenecientes a la comunidad Colonia Aborigen Estanislao del Campo, de Formosa.

El otro operativo fue en un edificio en construcción en la localidad de Metán, que estaba proyectado como hotel y es propiedad del concejal Luis Caillou. En ese lugar 45 trabajadores «vivían en condiciones deplorables», según informó la Policía de Salta.

FALLO JUDICIAL TRASCENDENTE PARA EL SAFYB: GANÓ UNA DEMANDA POR MAL ENCUADRAMIENTO DE TRABAJADORES

Y se detalló que «el lugar no contaba con las condiciones mínimas e indispensables para su alojamiento, exponiéndolos a las inclemencias climáticas, a una extrema carencia alimenticia y de servicios básicos».

Además, desde el Ministerio de Seguridad y Justicia de la provincia señalaron que «estas personas habrían sido captadas en su lugar de residencia por el administrador de la finca, quien los condujo hasta el lugar para trabajar en la cosecha de limones».

Durante los operativos -en los que también participó personal de la AFIP– se detuvo a una persona sindicada como responsable de la finca de la localidad de El Galpón, a quien se le abrió una causa en el fuero federal.

Explotación laboral: el testimonio de un trabajador

A partir de lo confirmado por diversos medios salteños se pudo saber que detrás de este caso hay dos empresas cuyas autoridades fueron identificadas y, como fue señalado, ambas están registradas en Tucumán. Una de las firmas es Dynamic Agroservices, y se dedica a «servicios de contratistas de mano de obra agrícola».

La otra es Padilla Citrus, cuyo dueño es Pablo Padilla, quien cuenta con fincas en ambas provincias y también oficinas en Europa y en el sudeste asiático.

En tanto, uno de los trabajadores explotados en la finca Santa Lucía le contó al medio El Tribuno de Salta que los obligaron a volver a su provincia y que no les pagaron.

JUNTO A KICILOFF, LA CORRIENTE FEDERAL ANALIZÓ LA REALIDAD DEL PAÍS Y PROPUSO MARCHAR CONTRA EMPRESARIOS

«Nosotros salimos del hotel en construcción porque ya no podíamos aguantar esas condiciones por el frío, el maltrato y porque prácticamente nos obligaron a regresar sin haber comido nada. Nos dijeron que ya no iba a haber colectivos disponibles después», expresó.

Además, señaló que «el señor Gonzalo López, quien está encargado de la gente, nos mintió y no nos pagó. No nos atiende el teléfono, le mandamos mensajes y no contesta. Nos deben la segunda quincena de junio, más la baja y la liquidación».

Y eso no es todo, ya que agregó que «además, nos quería descontar unos $600.000 de mercadería. Nos deben a todos. Nos dijeron que iban a depositar la plata y no lo hicieron».

Suscribite a nuestro newsletter
Te puede interesar
Últimas Noticias en Zonales